Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ratifica su compromiso con África en la cumbre sobre inmigración y desarrollo de Rabat

Moratinos anuncia una aportación económica de 30 millones de euros en el continente africano

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha ratificado hoy el compromiso español con el desarrollo de África y ha anunciado una aportación económica de 30 millones de euros, 10 de ellos dirigidos a un fondo regional de microcréditos que España se ofrece a encabezar. Ha sido en Rabat, durante su intervención en la Conferencia de Inmigración y Desarrollo en la que participan 57 países de África y Europa.

Moratinos ha sido el encargado de exponer la política española en la Conferencia euro-africana, un encuentro en el que se están buscando fórmulas contra la inmigración ilegal y que es fruto de una iniciativa de los Gobierno español y marroquí, adoptada tras las avalanchas registradas en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla entre agosto y octubre del año pasado. Acompañado del titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, y de Cooperación, Leire Pajín, Moratinos ha hablado el encuentro de Rabat como un nuevo modelo de abordar el fenómeno migratorio "más pragmático y eficaz", a partir de la corresponsabilidad de los países de origen, de tránsito y de destino.

Todas las delegaciones participantes -27 países africanos y 30 europeos- suscribirán mañana, asl término de la Conferencia, un compromiso político para asumir las readmisiones de inmigrantes, aunque el calendario de esos acuerdos se fijará de manera bilateral con cada país.

El ministro de Exteriores español ha anunciado una contribución inicial de 10 millones de europs dentro del proyecto de creación de microcréditos que permitan el desarrollo de proyectos económicos en los países de origen de la inmigración africana. A esta cantidad se une otra aportación extraordinaria de 20 millones a la Asociación para Infraestructuras Unión Europea-Africa, a través de un fondo para proyectos regionales centrados en los transportes, las comunicaciones, la energía y el agua.

Además de la ayuda económica, España seguirá potenciando la ayuda humanitaria en África, tanto con la conversión de la deuda, como con programas de vacunación e inmunización.

Colaboración

Por su parte, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Ruvbalcaba, ha aprovechado la reunión de hoy para mantener encuentros bilaterales con sus colegas de Marruecos, Senegal, Mauritania, Bulgaria, Suecia y Finlandia (país que ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea), y ha pedido la colaboración de los países de origen y de tránsito para luchar la inmigración clandestina.

Según ha reconocido en su intervención, Europa no tiene posibilidad de hacer frente a la llegada "masiva y desordenada" de inmigrantes. Por esta razón, ha destacado la necesidad de reforzar los controles fronterizos y de establecer mecanismos "estrictamente respetuosos con los derechos humanos" para las víctimas de las redes que trafican con personas.

Como ejemplo, ha destacado el "intenso" trabajo desarrollado en los últimos meses con Marruecos, Mauritania y Senegal y ha reconocido los esfuerzos de esos países para activar los acuerdos de readmisión de inmigrantes, "enormemente impopulares" en los países de origen.

Rubalcaba también se ha referido a la asistencia a esta Cumbre del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, como prueba de la visión "integral" con la que España está abordando el problema migratorio.