Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dirigente de Batasuna Eusebio Lasa afirma que las víctimas deberán ser "consideradas"

El PP asegura que el único anuncio que espera de los terroristas de ETA es "que desaparezcan"

Oslo / Zaragoza / León

El dirigente de Batasuna Eusebio Lasa ha afirmado hoy que las víctimas "de ambas partes no tienen que tomar parte en la solución del conflicto" vasco, aunque "deben ser consideradas y reparadas". Lasa, quien se encuentra en Oslo para mantener contactos con partidos políticos de este país, ha avanzado que la banda terrorista ETA reafirmará su apuesta por la paz en la entrevista que publicará mañana el diario Gara.

"La clave para la solución al conflicto vasco es el derecho de autodeterminación y la consecuencia es la amnistía de presos, la desmilitarización y la reparación de las víctimas de ambas partes", ha declarado, Eusebio Lasa, responsable del área social y económica de la mesa nacional de Batasuna.

Según Lasa, el proceso de paz será "largo y duro, porque se trata de algo histórico, no de una simple reforma estatutaria". Asimismo, ha segurado que no hay riesgo de escisión en ETA tras el alto el fuego porque la decisión fue tomada por la banda de manera unánime. Y ha avanzado que la banda reafirmará en la entrevista que el diario vasco Gara publicará mañana su apuesta por la paz, con "una sola dirección y un planteamiento de cara a la solución del conflicto".

Tanto Lasa y Gorka Elejabarrieta, responsable de asuntos internacionales de Batasuna, han reafirmado que ETA respetará el resultado de un plebiscitopopular sobre la autodeterminación, ya sea la elección de una forma autonómica, federación o la independencia. Sin embargo, han insistido en que la inclusión de Batasuna en el listado de organizaciones terroristas de la UE y EEUU es una irresponsabilidad política.

"No es normal que después del alto el fuego de ETA, Batasuna siga siendo ilegal", ha declarado Lasa, quien ha confirmado que la "Izquierda Abertzale" estará presente en las elecciones municipales del próximo mes de mayo 2007, en las que la formación espera obtener un amplio respaldo popular. La visita de dos dirigentes de Batasuna a Noruega es parte de una gira que también incluye a Dinamarca, para explicar la situación en el país vasco tras el alto el fuego.

El PP espera que ETA "desaparezca"

Por su parte, el secretario general del PP, Ángel Acebes, ha declarado hoy que el único anuncio que espera de los terroristas de ETA es "que desaparezcan de una vez y por todas y para siempre, que se disuelvan, que entreguen las armas y que jamás vuelva a haber terrorismo".

Durante la clausura de la Jornada Municipal Ciudades en la vanguardia, organizada por el PP en Zaragoza, Acebes ha criticado el hecho de que un periódico publique y anuncie "con gran efecto propagandístico" una entrevista con "los criminales y los asesinos como si fuesen unos protagonistas normales de la vida política ó pública".

Desde el PP, Acebes ha destacado "con toda firmeza" que todo lo que tienen que hacer los terroristas es disolverse y desaparecer y "todo lo demás no importa nada porque no hay nada que debatir, no hay precio que pagar y no hay nada que decidir". Además, ha señalado que los terroristas vienen a decir lo de siempre, no han cambiado su discurso, y tampoco Arnaldo Otegi, Batasuna y ETA, que quieren la integración de Navarra en el País Vasco, la autodeterminación, la independencia y "la crisis del Estado".

Política de "pataleo"

A su vez, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha censurado hoy la política de "chillidos y pataleo" que, a su juicio, caracteriza las acciones del PP, a cuyos responsables ha advertido de que "no encontrarán en la crispación" ni al PSOE ni al actual Gobierno socialista.

Rubalcaba, quien participó en un mitin socialista celebrado en León para repasar los dos primeros años de gestión del Ejecutivo, ha asegurado durante su intervención que este tipo de estrategias, "con un PP que derrapa en todas las curvas", no hará que el Gobierno deje de centrar sus esfuerzos en la mejora del bienestar de los españoles.

Con respecto al proceso de paz en el País Vasco, Rubalcaba ha llamado a la unidad de todos los colectivos de la sociedad democrática en un contexto en el que, según él, "adivinamos la luz al final del túnel", a pesar de que el recorrido del camino dibujado por el ministro "será largo, duro y difícil".