Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El etarra Angulo Iturrate se suicida en su celda de la cárcel de Cuenca

Incidentes por la muerte del terrorista en el juicio contra el entorno de ETA en Madrid

El etarra Igor Miguel Angulo Iturrate, de 32 años y miembro del comando Nafarroa, se ha suicidado en su celda de la cárcel de Cuenca donde cumplía una condena de 34 años por diversos delitos relacionados con el terrorismo, informa Instituciones Penitenciarias.

El cuerpo de Angulo Iturrate, nacido en Bilbao, ha sido encontrado en el recuento de las ocho de la mañana colgado con un cordón de una bota de la reja de la ventana de su celda. El preso, cuya condena había sido acumulada a 20 años de cárcel, estaba en primer grado penitenciario y no compartía celda con ningún otro interno.

Angulo Iturrate estaba condenado por pertenencia a banda armada, falsificación de documentos, tenencia de explosivos y depósito de armas. El etarra ingresó en prisión el 1 de diciembre de 1996 y desde marzo de 2001 se encontraba en la cárcel de Cuenca. Según Instituciones Penitenciarias, el fallecido recibió el pasado sábado la visita de dos amigas.

Enfrentamiento verbal en la Casa de Campo

La muerte de Igor Miguel Angulo Iturrate ha sido el detonante de un enfrentamiento dialéctico entre familiares de víctimas de ETA y supuestos integrantes del entorno de la organización terrorista hoy en Madrid.

El incidente lo ha provocado el presidente de la asociación de víctimas Dignidad y Justicia, Daniel Portero, hijo de Luis Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía asesinado por ETA en el año 2000. Portero ha abierto una botella de sidra para celebrar la muerte de Angulo Iturralde en las inmediaciones del pabellón de la Casa de Campo en el que la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional celebra un juicio contra supuestos integrantes del entorno de ETA.

En ese momento, familiares de las víctimas y acusados en el juicio comenzaron a increparse. Según cuentan testigos del incidente a la agencia de noticias Europa Press, uno de los procesados, Txema Matanzas, forcejeó con Portero para quitarle la botella, que procedió a vaciar en el suelo. Luego, 25 de los 56 acusados desplegaron una ikurriña con un crespón negro, momento en el que Portero y otros seis integrantes de Dignidad y Justicia se colocaron frente a ellos vistiendo sudaderas con la bandera española. Ambos grupos permanecieron enfrentados en silencio durante cinco minutos, para luego dispersarse sin más incidentes.

Más información