Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desalojado el aeropuerto de Santander tras una amenaza de ETA

Una llamada al diario 'Gara' ha avisado esta mañana de la colocación de varias granadas que estallarían entre las 12 y las 14 horas

El aeropuerto de Parayas en Santander ha sido desalojado esta mañana tras una llamada telefónica al diario Gara en la que una voz de mujer informaba, en nombre de ETA y hablando en euskera, de la colocación de un lanzagranadas en las instalaciones aeroportuarias. Según la comunicante, los artefactos se activarían entre las 12 y las 14 horas de hoy.

Sobre las once y cuarto de esta mañana, responsables de Gara informaban de la llamada a la Ertzaintza. A continuación, el Departamento de Interior del Gobierno vasco ponía los hechos en conocimiento de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que han puesto en marcha un dispositivo de seguridad y ha acordonado las carreteras de acceso al aeropuerto.

Los trabajadores y viajeros han sido desalojados y, según la Delegación del Gobiero en Cantabria, no se permite tampoco retirar los vehículos aparcados en el aeródromo de Parayas. Siete vuelos, cuatro de ellos aterrizajes y tres despegues, han resultado afectados por la evacuación, han informado fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Los desalojados han sido trasladados a un centro comercial próximo, según Iberia, compañía que tiene varios vuelos con Santander a través de su filial regional Air Nostrum. El aeropuerto de Santander fue objeto de un atentado de ETA el 27 de julio de 2003, cuando un coche bomba estalló en sus aparcamientos.

Estalla un artefacto en una oficina de correos de Navarra

Un artefacto ha estallado esta madrugada en la oficina de correos de la localidad navarra de Alsasua. La bomba contenía entre 500 y 750 gramos de un explosivo que, según las primeras investigaciones, es cloratita. Así lo ha manifestado el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa, quien, tras visitar los daños materiales causados por la explosión, ha dicho que "todas las características del artefacto", que además tenía un temporizador, apuntan a "la autoría de ETA".

La explosión ha ocasionado desperfectos de escasa consideración en el interior de la oficina, situada en la calle Zubeldía de dicha localidad. La onda expansiva también ha afectado a la fachada del edificio y al pavimento de una calle anexa.