Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados los explosivos colocados por ETA cerca del aeropuerto de Santander

Dos lanzagranadas estaban escondidos en una zona de eucaliptos a 700 metros de la pista de aterrizaje de Parayas

Efectivos de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía han encontrado esta mañana dos lanzagranadas con los que ETA amenazó el martes al aeropuerto de Parayas de Santander, en un punto de la ribera de la bahía de esta ciudad conocido como la finca de la familia Cuervas Mons, ha confirmado el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez.

Los dos lanzagranadas han sido encontrados alrededor de las 8.45 horas, después de que agentes de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía siguieran las indicaciones sobre su lugar de colocación que recibió ayer el diario Gara de un comunicante, que dijo hablar en nombre de ETA. Fuentes policiales han informado de que los dos tubos cargados con proyectiles habían sido emplazados en la isla de Pedrosa, en una zona de eucaliptos situada a unos 700 metros de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Parayas.

ETA advirtió de su colocación el martes pasado, cuando se celebraba el XXVII aniversario de la Constitución, lo que obligó a evacuar el aeropuerto durante más de tres horas y a cancelar varios vuelos. La Guardia Civil y la policía han buscaron los artefactos durante dos días, para lo que rastrearon, sin éxito, un perímetro de tres kilómetros alrededor del aeródromo cántabro.

Crear alarma

Hasta el lugar donde han sido localizados los lanzagranadas se han desplazado a primera hora de la mañana el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el delegado del Gobierno en esa comunidad, Agustín Ibáñez. El delegado del Gobierno ha resaltado las coincidencias que existen entre la amenaza que ha sufrido estos días el aeropuerto de Santander y la que padeció hace unos meses el aeródromo de Zaragoza. "Estamos barajando la tesis de que, como ya pasó en Zaragoza, están utilizando este tipo de artefactos para mantener entretenidas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y crear alarma entre los ciudadanos", ha dicho Agustín Ibáñez. Según el delegado del Gobierno, esta estrategia permite a ETA mantener la alarma "durante mucho tiempo", hasta que se localizan los artefactos que asegura haber colocado.

Miguel Ángel Revilla ha destacado, por su parte, que el lugar donde se han hallado los explosivos es un "sitio muy escondido, muy difícil de localizar cuando dieron el aviso", pero emplazado a una distancia que queda fuera del radio de alcance al que estos artefactos pueden apuntar de una forma eficaz, según le han explicado los artificieros. El presidente de Cantabria se ha felicitado por el hecho de que finalmente hayan sido localizados y neutralizados porque la alarma creada "siempre deja a la gente un poco en vilo, intranquila". "Esperemos, aunque sea difícil, que no vuelvan a cometer una tropelía de estas características, que ese día nos alteró la vida a los ciudadanos de Cantabria y que creó muchísimos problemas a cantidad de gente que tenía que utilizar el aeropuerto", ha manifestado.

Tanto el presidente de Cantabria como el delegado del Gobierno han felicitado a la Guardia Civil y al Cuerpo Nacional de Policía por su actuación.