Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUSKADI

Ibarretxe apuesta por una reedición del tripartito con acuerdos puntuales

El 'lehendakari' en funciones asegura que su prioridad es "abrir una negociación para un proceso de normalización con todos los partidos sin exclusiones"

El lehendakari en funciones, Juan José Ibarretxe, ha dicho hoy que se inclina por gobernar "sobre la base del acuerdo del tripartito (PNV-EA-EB), con relaciones específicas con Aralar", y con acuerdos puntuales con PP, PSE-EE y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK-PCTV).

En un desayuno con periodistas en Vitoria, Ibarretxe ha señalado que la coalición PNV-EA y él en persona han sido los que "han recibido el encargo de la sociedad para liderar el país" y ha agregado que "así lo vamos a hacer".

Respecto a las posibles coaliciones de Gobierno, Ibarretxe ha dicho que existen dos posibilidades que les dan mayoría absoluta, que son llegar a acuerdos con el PSE o con EHAK, pero ha condicionado el establecimiento de estos pactos a que haya un acuerdo previo para la normalización política. "Si ese pacto no existe, no veo posibilidades", ha manifestado Ibarretxe.

Por ello, apuesta más por gobernar sobre la base del actual tripartito, con relaciones específicas con Aralar y acuerdos puntuales con cualquiera de los otros tres partidos (PP, PSE y EHAK). PNV, EA y EB suman juntos 32 escaños, y con el añadido de Aralar, la escisión de Batasuna que condena a ETA, que ha obtenido un parlamentario, Ibarretxe lograría tantos votos (33) como el candidato socialista, si el PSE decide presentar a Patxi López y el PP lo apoya. Así, precisaría de, al menos, un voto de EHAK, la candidatura para la que Batasuna pidió el voto.

Respecto a EHAK, el lehendakari ha asegurado que no le va a exigir una condena explícita de la violencia de ETA. "EHAK es un partido legalizado por Zapatero, con el que se puede pactar igual que con los demás", ha indicado.

Negociaciones para la normalización política

Ibarretxe ha precisado que su plan soberanista sigue siendo un "activo político" y una base para las negociaciones. El lehendakari en funciones ha subrayado que su prioridad va a ser "abrir una negociación para un proceso de normalización política con todos los partidos sin exclusiones". Para ello, ha planteado un doble esquema negociador "entre las instituciones vascas y las españolas, y entre todos los partidos vascos. Me da igual que se llame mesa, conferencia o grupos de trabajo", ha manifestado.

El objetivo de esta negociación debe ser, a su juicio, "establecer una 'hoja de ruta' que nos permita conseguir la normalización", meta que se ha mostrado seguro de lograr en esta legislatura. Esta normalización se debe basar, ha agregado, en el derecho de los vascos a decidir, en concretar un pacto entre España y Euskadi y en la desaparición de la violencia de ETA.

La negociación comenzará con este esquema la próxima semana, con la anunciada ronda con los partidos vascos con representación parlamentaria, y con el encuentro con el presidente Rodríguez Zapatero el día 5 de mayo. Además, Ibarretxe se reunirá también con Arnaldo Otegi, con el que ha hablado "antes y después" de los comicios del domingo y seguirá hablando.

El lehendakari ha asegurado que para su generación política es la "última oportunidad" de conseguir la paz, y se ha negado a plantearse qué pasará si no se logra. "Estoy convencido de que vamos a llegar a un acuerdo y a refrendarlo en esta legislatura", a través de una consulta democrática, ha aseverado.