Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mohamed VI pide a los Reyes ayuda financiera y técnica para luchar contra el tráfico de personas

Don Juan Carlos y doña Sofía viajan a Marraquech en su segunda visita de Estado a Marruecos

Los Reyes de España han llegado este mediodía a Marraquech en su primer viaje de Estado a Marruecos desde 1979 y el segundo de su reinado. La visita coincide con un momento de cambios y democratización en el país vecino y pretende impulsar las relaciones con Rabat y acercar al país magrebí a la Unión Europea. El Rey de Marruecos, Mohamed VI, acompañado de la Famila Real del país, ha recibido a los Reyes a pie de escalinata. El monarca alauí estaba acompañado por su esposa, la Princesa Lala Salma, así como por el Príncipe Mulay Rachid y las Princesas Lala Meryem, Lala Hasna y Lala Asma.

Mohamed VI ha destacado que se ha producido una mejora "sustancial" en el control de la inmigración en la costa norteña, y ha manifestado su voluntad de hacer todo lo posible para que el tráfico de personas "no vaya a más". Moratinos ha explicado que el Gobierno español reforzará la cooperación con el país vecino, al que viajarán en breve el ministro de Interior, José Antonio Alonso, el de Trabajo, Jesús Caldera, y la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí.

El Rey de Marruecos ha recibido a don Juan Carlos y doña Sofía acompañado por su esposa, la Princesa Lala Salma, por el Príncipe Mulay Rachid y las Princesas Lala Meryem, Lala Hasna y Lala Asma. Tras pasar revista a las tropas, la comitiva real ha sido escoltada por un escuadrón a caballo de la Guardia Real Marroquí. La Reina Sofía ha sido agasajada con un ramo de flores, mientras que Mohamed VI ha brindado una calurosa bienvenida, con un beso, a Don Juan Carlos. Ambos monarcas han departido amigablemente en la alfombra roja mientras se dirigían al pabellón de autoridades. Allí los Reyes han participado en una ofrenda tradicional de leche y dátiles.

Veinticinco minutos después, los monarcas han partido hacia el Palacio Real en una comitiva que les ha llevado por diferentes calles de Marraquech, engalanada para la ocasión con banderas y miles de personas que portaban fotos de don Juan Carlos y Mohamed VI. En el paseo hasta el Palacio Real, donde ha tenido lugar la ceremonia de bienvenida oficial, los Reyes han podido escuchar música tradicional, así como ver bailes, además de unas haimas a la salida del aeropuerto montadas para la ocasión y en las que esperaban unos hombres con fusiles a caballo que representan "la fantasía", un espectáculo en el que se imita una carga de caballería.

La visita se produce en un momento de cambios en el país vecino por el proceso de democratización puesto en marcha por Mohamed VI y por la política de acercamiento a la Unión Europea, proceso que ha traído la perspectiva de la negociación de un nuevo acuerdo pesquero con la UE. El Rey tiene previsto referirse a este nuevo escenario en un discurso que pronunciará el martes ante el Parlamento marroquí, reunido en Rabat, donde también abogará por la reconciliación entre Marruecos y Argelia. La intervención girará en torno a la idea de que los intereses hispano marroquíes deben prevalecer sobre cualquier diferencia. Don Juan Carlos hará una breve referencia al conflicto del Sáhara y propugnará que una solución aceptable para todos en el marco de la ONU; lamentará el drama de las pateras; recordará el desafío conjunto del terrorismo; y alabará a los 400.000 marroquíes que ya viven y trabajan en España.