Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M | La comisión parlamentaria

Acebes supo el mismo día de los atentados que el dato de la Titadyne era un error

El ex jefe de la policía científica afirma que el 12 por la mañana ya se privilegiaba la pista islámica

El ex subdirector general operativo de la policía, Pedro Díaz-Pintado, ha asegurado en la comisión del 11-M que el mismo día de los atentados supo del error en la identificación de la dinamita y advirtió al Gobierno hacia las 18.00 horas. Pese a ello, Acebes insistió en una comparecencia a las 20.20 en que el explosivo era el habitual de ETA. Según su relato, fue el comisario general de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro, el que le informó de que la dinamita era Titadyne. Además, el jefe superior de Policía de Madrid, Miguel Ángel Fernández Rancaño, ha certificado que el día 12 por la mañana se priorizaba ya la línea de investigación del terrorismo islamista, pese a lo cual el ex ministro del Interior daba "prioridad" a la pista etarra.

Díaz-Pintado ha confirmado que, en un primer momento, Acebes fue informado de que el explosivo era Titadyne. Según su testimonio, la identificación errónea de la dinamita como "Titadyne con cordón detonante" fue un error del comisario general de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro, que le llamó por teléfono mientras él se encontraba reunido con otros responsables policiales y con el entonces secretario de Estado de Seguridad Ignacio Astarloa, a los que trasladó el dato que Cuadro le había facilitado. Sin embargo, Díaz-Pintado supo de ese error a las cinco de la tarde del mismo día 11 y, una hora más tarde, hacia las seis y media, informó sobre ello al Gobierno. A pesar de ello, Acebes compareció en conferencia de prensa a las 20.20 e indicó que en los atentados se había utilizado "más 100 kilos de explosivos con un componente de dinamita que es de los habituales de ETA".

La tarjeta

La tercera jornada de comparecencias ante la comisión parlamentaria del 11-M ha arrancado con el interrogatorio al comisario general de Policía Científica, Miguel Ángel Santano, que en el momento del atentado ocupaba el cargo de jefe de la Policía Científica de Madrid. Santano ha revelado que la tarjeta del único móvil que no llegó a estallar fue entregada a la Unidad Central de Información Exterior (UCIE), encargada del terrorismo islámico, el día 12 por la mañana. Sin embargo, el jefe de la UCE señaló ayer que no supo que la tarjeta había sido vendida en un locutorio de Lavapiés hasta el día 13.

En un sentido semejante, el jefe superior de Policía de Madrid, Miguel Ángel Fernández Rancaño, ha señalado que el día 12 por la mañana se abrió "la certera línea de investigación", a raíz de la tarjeta del móvil hallada en la mochila que no llegó a explotar. "Empezamos por ETA porque estábamos completamente desorientados", ha relatado, para aclarar que, una vez que la policía tuvo en su poder la tarjeta del móvil, "el nudo gordiano" de la investigación, se llegó definitivamente a la pista islámica el viernes 12 por la mañana. Es el mismo viernes por la mañana cuando la tarjeta pasa a manos de la Unidad de Información Exterior, la encargada del terrorismo islamista. Durante el día 12 se analiza la tarjeta y a primera hora de la tarde del 13 se practican las primeras detenciones: "Es el punto crucial en el que cambia la investigación. Cuando se comprueba quiénes compraron las tarjetas ya no había nada que discutir".

A las 16.30, después del descanso para comer, estaba prevista la comparecencia del actual comisario general de Información, Telesforo Rubio, aunque esta declaración ha quedado frustrada por una serie de desavenencias entre los comisionados de los distintos partidos. Aún así, Rubio ha tenido tiempo para declarar que no hay abierta ninguna línea de investigación sobre una supuesta conexión entre ETA y el comando islámico responsable de los atentados de Madrid, porque este extremo se ha "descartado" totalmente. Además, ha dicho que en la Comisaría General de Información no ha visto ningún informe de sus antecesores en el que se atribuyera la autoría de los atentados de Madrid a ETA, pero sí, y en gran número, respecto a la otra línea de investigación que se barajaba.

Luego, su comparecencia se ha visto eclipsada por una bronca entre los grupos parlamentarios después de que el PP preguntara al mando policial por su militancia política y sugiriera que se reunió con dirigentes del PSOE para preparar su intervención. "¿Es usted militante del Partido Socialista?", ha preguntado el diputado popular Jaime Ignacio del Burgo a Rubio, dando comienzo a una serie de preguntas que el compareciente no ha respondido diciendo que eran de carácter personal. Además, otras pregunas de Del Burgo sobre la capacidad del interrogado han sido calificadas por el resto de grupos como "menosprecio" o "humillación". Los representantes del PSOE, CiU, ERC, IU y Chunta Aragonesista han pedido disculpas por el "espectáculo" al comisario, que ha asistido en silencio al cruce de reproches entre los parlamentarios.