Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA EN MADRID | La investigación

Interior desconoce la identidad de la persona que atribuye a Al Qaeda la autoría del 11-M

Tres de los cinco detenidos tienen antecedentes policiales y uno de ellos podría estar implicado en un homicidio en España

El ministro del Interior, Ángel Acebes, ha comparecido a primera hora de la tarde para informar sobre los últimos avances de la investigación de los atentados del pasado jueves en Madrid, que causaron la muerte a 200 personas. Los cinco detenidos ayer, tres marroquíes y dos indios, han sido identificados; tres de ellos tienen antecedentes policiales, y uno puede estar implicado en un homicidio cometido en España. Queda por esclarecer la fiabilidad de la cinta de vídeo hallada ayer.

Su detención ha sido prorrogada en aplicación de la Ley Antiterrorista, según ha explicado Acebes, que además ha informado de que la policía se ha incautado de diverso material en los cinco registros realizados ayer por orden judicial. Los tres marroquíes detenidos son Jamal Zougam, nacido en Tánger el 5 de octubre de 1973; Mohamed Bekkali, nacido el 5 de junio de 1972 en Tetuán, mecánico de profesión; y Mohamed Cahoui, nacido el 26 de junio de 1969 en Táger y obrero. Los tres marroquíes, que tenían regularizada si situación en España, regentaban una tienda de telefonía en Lavapiés, y supuestamente están vinculados a una célula de Al Qaeda, según fuentes oficiales de Marruecos. Además, la policía buscaba ayer al también marroquí Mohamed Bena, nacido en 1975. Los dos indios son Vinay Kohly y Suresh Kumar.

Mohamed Cahoui aparece citado en las escuchas realizadas a una célula de Al Qaeda en España que pudo participar según la policía en los preparativos del 11-S. Así lo ha señalado a medios de comunicación franceses el investigador a sueldo de los abogados de los familiares de las víctimas, que ha tenido acceso a la instrucción que realiza el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón sobre la presencia de la red terrorista en España. En concreto, en la conversación interceptada en agosto de 2001, Abdulak al Magrebi decía a Barakat Yarkas, considerado responsable de la célula en España: "Hay que ponerse en relación con Jamal y con su hermano Mohamed Chaoui de Tánger".

Reservas sobre la cinta

Respecto a la cinta de vídeo hallada anoche en una papelera de Madrid, el ministro de Interior ha puntualizado que por el momento los servicios de inteligencia de españoles (que colaboran con los de Francia, Portugal, Reino Unido y Marruecos) no han podido identificar al supuesto portavoz militar de Al Qaeda en Europa, Abu Dujan al Afgani, que reivindica en la grabación los atentados de Madrid. Por tanto, Acebes "mantiene sus reservas sobre su fiabilidad". Un equipo español se trasladará a Marruecos en las próximas horas para avanzar en la investigación, que será "compleja y larga".

La policía recogió ayer de una papelera situada entre el tanatorio y la mezquita de la M-30 de Madrid una cinta en la que el supuesto portavoz militar de Al Qaeda reivindica los atentados de Madrid por el apoyo de España a las guerras de Irak y Afganistán. La existencia de la grabación fue comunicada por un hombre de acento árabe a Telemadrid.

La sangre irá a más

En la cinta, un hombre con el rostro descubierto, indumentaria árabe y en dicha lengua con marcado acento marroquí, según Ángel Acebes, comunica lo siguiente: "Declaramos nuestra responsabilidad de lo que ha ocurrido en Madrid, justos dos años y medio después de los atentados de Nueva York y Washington. Es una respuesta a vuestra colaboración con los criminales Bush y sus aliados. Esto es como respuesta a los crímenes que habéis causado en el mundo y en concreto en Irak y en Afganistán y habrá más si Dios quiere. Vosotros queréis la vida y nosotros queremos la muerte, lo que da un ejemplo de lo que dijo el Profeta Mahoma, si no paráis vuestras injusticias la sangre irá más a más y estos atentados son muy poco con lo que podrá ocurrir con lo que llamáis el terrorismo. Esto es un aviso del portavoz militar de Al Qaeda en Europa. [Firmado] Abu Dujan Al Afgani".

La existencia de este vídeo y una trascripción escrita de su contenido fue revelada a las 0.40 por el ministro del Interior, quien, no obstante, pidió prudencia sobre la veracidad de esta reivindicación en nombre de la organización de Osama Bin Laden. "Hemos consultado con nuestros servicios de información y con servicios de otros países y no reconocen el nombre de esta persona que dice hablar en nombre de Al Qaeda. Tenemos que comprobar la fiabilidad y además no conocemos ninguna otra reivindicación anterior en otros casos de este supuesto portavoz".

Arrestos en Lavapies

Horas antes, la policía detuvo en Madrid a cinco personas, siguiendo la pista de la tarjeta prepago del teléfono móvil que fue encontrado en una mochila bomba que pudo ser desactivada tras fallar el mecanismo de ignición. Según fuentes de la investigación, algunos de los detenidos pudieron colaborar en la logística del atentado, y podrían tener vínculos con grupos radicales marroquíes, presumiblemente relacionados con los atentados de Casablanca, que causaron 45 muertos el 16 de mayo de 2003.

La mayoría de los arrestos se produjeron en el barrio de Lavapiés, el más multicultural de Madrid, donde anoche se desarrolló una amplia operación policial. Las detenciones apuntan claramente a grupos vinculados con Al Qaeda y no hacia ETA, como sostuvo Acebes hasta las 15.00 de ayer. Las fuerzas de seguridad esperaban practicar más detenciones entre la noche de ayer y hoy e incluso llegar hasta alguno de los autores materiales de la masacre antes de que huyan.

Los investigadores piden cautela y advierten de que las detenciones no suponen que el caso esté resuelto. Ángel Acebes insistió anoche en que las demás líneas de investigación siguen abiertas. Por la mañana, el ministro había negado que los responsables antiterroristas le hubieran comunicado que la pista prioritaria de la investigación era el terrorismo islámico y que había que descartar a ETA.