Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón procesa a Bin Laden y a otros 34 presuntos miembros de Al Qaeda

El juez decreta prisión provisional para el líder terrorista en la causa contra la célula española

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha decidido incluir al líder de Al Qaeda Osama Bin Laden y al periodista de Al Jazira Taysir Alony en la lista de procesados en el caso de la célula terrorista desarticulada en España en noviembre de 2001. En su auto, al que ha tenido acceso ELPAIS.es, Garzón repasa la historia del grupo terrorista y las actividades de los detenidos en Madrid y en Granada.

La lista de procesados por el juez español asciende a 35 y, entre ellos, además de los 11 detenidos en España, se encuentran otros 24 miembros de la red terrorista entre los que destacan el propio Bin Laden, para quien Garzón ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza. Los delitos que se imputan a los procesados son, entre otros, los de pertenencia o colaboración con la red terrorista islámica, tantos asesinatos como los que se produjeron en el 11-S, estafa, fraude fiscal, falsificación de documentos y tenencia ilícita de armas.

Según el auto, para Al Qaeda, España ha servido a los terroristas "como lugar o base de descanso, preparación, adoctrinamiento, apoyo y financiación y de estructuración de múltiples personas integradas en la misma".

El juez explica que Imaz Edin Barakat Yarbas, alias Abu Dahdah, era el líder de la célula terrorista en España y se dedicaba junto al resto de detenidos a buscar financiación para Al Qaeda y a reclutar a jóvenes activistas que luego recibían entrenamiento en Afganistán, Indonesia o Malaisia. El propio Abu Dahdah está acusado además de cooperar en la preparación de los atentados del 11-S en Estados Unidos. El encargado directo de recaudar fondos para los terroristas en nuestro país era, según el juez, Mohamed Galeb Kalaje Zouyadi, alias Abu Talha.

A los detenidos en España se les acusa, entre otras cosas, de integración en la banda terrorista. Según Garzón, este grupo de procesados formaba parte de Los Soldados de Alá, una célula creada en nuestro país entre los años 1994 y 1995 para conseguir fondos y captar nuevos miembros para Al Qaeda. El juez asegura que esta célula tenía relaciones con grupos similares en todo el mundo.

La preparación del 11-S

En cuanto a los atentados del 11-S, el juez asegura que ya en 1997 Ghasoub al Abrash Ghalyoun, uno de los miembros de Los Soldados de Alá, viajó a Estados Unidos para grabar una serie de objetivos que posteriormente hizo llegar ya en 1998 al también procesado Mohamed Bahaiah, alias Abu Khaleb, que llegó a residir en casa del periodista Taysir Alony en Granada. Fue el propio Abu Khaleb quien envió la información a los líderes de Al Qaeda en Afganistán.

Bahaiah es, según el juez, uno de los principales "correos" de Al Qaeda en Europa, y mantuvo contactos directos con Bin Laden, a quien presentó a algunos de los detenidos en España. Abu Khaleb se movía principalmente entre el Reino Unido y España, donde visitaba periódicamente a muchos de los procesados.

Garzón explica en su auto que los detalles sobre los atentados del 11-S se ultimaron desde España. En concreto, según el juez "durante el verano (julio, agosto y septiembre) de 2001 las reuniones se suceden y se concretan en la 'cumbre' de Mohamed Atta y Ramzi Binalshibh; la de Mohamed Belfatmi y Drisss Chebli previsiblemente con aquellos; la de éste con Abu Dhadah; y los contactos de Barakat Yarkas con Shakkur y Abu Abdulrhaman".

El juez descata que el sistema organizativo de Al Qaeda, basado en un sistema de compartimentos estancos, impide que sus miembros estén al tanto de lo que hacen los demás, aunque desarrollan otro tipo de actividades delictivas que apoyan las del resto.

En cuanto al periodista de Al Jazira Taysir Alony, Garzón explica que se dedicaba a llevar personalmente parte de los fondos recaudados a Abu Khaleb, que se encontraba en Afganistán o Pakistán. El propio Abu Khaleb viajó a España en una ocasión para "renovar y conseguir la tarjeta de residencia permanente española", que le estaba a punto de caducar. El domicilio que utilizó para conseguir la documentación fue el de Taysir Alony en Granada.