Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE MARBELLA

Los ediles del PA de Marbella aceptan escuchar a su partido antes de decidir sobre la moción

El PSOE convoca a PP y PA para desbloquear la situación y plantear la posible disolución de la Corporación

El portavoz del grupo municipal del Partido Andalucista en Marbella, Carlos Fernández, ha afirmado hoy que en la votación de la moción de censura los tres ediles de la formación tomarán la decisión "más beneficiosa" para la localidad, pero siempre contando con la opinión de su partido y tras hablar con el resto de fuerzas.

Ayer la dirección del partido desautorizó la iniciativa, presentada entre otros por los tres ediles que el partido tiene en la localidad, y que amenaza con desbancar de su cargo al alcalde de la localidad, Julián Muñoz.

Pese a que en la dirección del PA decidió anoche no apoyar la moción, Fernández ha abogado hoy por abrir negociaciones con el resto de formaciones para conseguir "lo mejor" para Marbella y esperar acontecimientos. "No tenemos miedo a nada; no sé lo que va a ocurrir el día 13 y puede ocurrir de todo en esta ciudad", aunque hasta que se vote la moción de censura "agotaremos las vías de diálogo", ha declarado Fernández a los periodistas.

La moción fue presentada en principio por 16 de los 27 ediles del Ayuntamiento, ocho de los 15 del GIL, los cinco del PSOE y los tres del PA. Sin embargo, dos de los concejales socialistas se desmarcaron de la medida después de que la dirección del partido les amenazara con la expulsión. Si finalmente los representantes del PA se retiran también, la moción no podrá prosperar.

Posible disolución

También esta mañana el secretario de organización del PSOE, José Blanco, ha anunciado en una rueda de prensa que la dirección provincial del partido en Málaga ha convocado al PP y al Partido Andalucista para esta misma tarde para tratar de buscar soluciones para desbloquear la situación en la que pueda derivar la ingobernabilidad que hay en el Ayuntamiento de Marbella.

El dirigente socialista ha afirmado que la Ley de Bases de Régimen Local tiene mecanismos para solventar la situación y que no es "descartable" que todo derive en aplicar la disolución de la Corporación municipal, que tendría que ser llevada a cabo por el Gobierno de la Nación.