Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL AYUNTAMIENTO DE MARBELLA

Anticorrupción denuncia a Muñoz por abonar más de 5,4 millones por obras inexistentes

La Fiscalía sostiene que el presidente del Sevilla está detrás de la empresa que recibió el dinero

Mientras se resuelve la crisis política en Marbella, y en espera de conocer el futuro de la moción de censura presentada contra él, el alcalde, Julián Muñoz, sigue recibiendo imputaciones en los tribunales. La Fiscalía Anticorrupción presentó el pasado 23 de julio una denuncia contra él y el asesor jurídico del consistorio y presidente del Sevilla, José María del Nido, por el presunto pago irregular de cinco millones de euros a una sociedad vinculada a éste. Ambos están imputados de presuntos delitos de prevaricación, falsedad en documento mercantil, tráfico de influencias e información privilegiada.

La actuación de la Fiscalía Anticorrupción partió de una denuncia presentada el pasado mes de febrero por el concejal del Partido Andalucista (PA) Carlos Fernández, uno de los firmantes de la moción de censura contra Muñoz, en la que alertaba de que el Ayuntamiento de Marbella había realizado pagos irregulares al abogado José María del Nido bajo la tapadera de una sociedad, Fergocon, de la que eran apoderados solidarios dos hermanos de éste, que había facturado una serie de obras supuestamente realizadas para el consistorio. En total, 5.242.890 euros, de los que una parte se abonó con la entrega de dos parcelas valoradas a precio inferior al de mercado.

En su escrito de denuncia, el fiscal David Martínez Madero sostiene que de las investigaciones realizadas "cabe colegir que Fergocon se constituye ad hoc"y que "bajo la la cobertura de una eventual actividad empresarial podrían de hecho enmascarar retribuciones a José María del Nido por prestaciones de servicios jurídicos de naturaleza personal o pública".

Según la denuncia de Anticorrupción, entre el 12 de junio de 2001 y el 22 de noviembre de 2002, la "única actividad económica relevante" de Fergocon consistió en la "supuesta realización de obras para el Ayuntamiento de Marbella". Durante ese período emitió 528 facturas "prácticamente correlativas" por un importe total de 5.242.890 euros. Pese a los requerimientos de la Fiscalía, el Ayuntamiento simplemente ha presentado estas facturas, y no ha acompañado justificación de los modos ni medios de pago de los precios facturados, ni expediente administrativo de las obras contratadas.

Un informe de la Agencia Tributaria citado en la denuncia certifica que en ese periodo los pagos del consistorio marbellí representaron el 100% de la facturación de la empresa Fergocon.

Esa compañía realizó los supuestos contratos con la empresa municipal Gerencia de Compras y Contratación Marbella, cuyo gerente es Antonio Calleja, aunque según la denuncia el "ordenante último" de los pagos fue Julián Muñoz, alcalde de Marbella desde el 2 de mayo de 2002.

Uno de los pagos equivalente a 1.980.423 euros consistió en la entrega a Fergocon de dos fincas de propiedad municipal, pese a que la ley determina que los bienes patrimoniales de las corporaciones locales únicamente pueden enajenarse mediante subasta o permuta por otros bienes inmobiliarios. Según la Fiscalía Anticorrupción, Julián Muñoz "autorizó con manifiesto y consciente desprecio del derecho la enajenación de dos fincas urbanas a las que atribuyó precio que, según lo denunciado, no se correspondía con el valor real que a las mismas atribuye el mercado inmobiliario de Marbella". Esta operación se registró ante notario el 24 de abril de 2002, ocho días antes de que Julián Muñoz tomara posesión de su cargo, aunque entonces ejercía ya de alcalde accidental.

"El hombre de atrás"

Aunque el nombre de José María del Nido no aparece en los datos registrales de la sociedad Fergocon, la Fiscalía entiende que el presidente del Sevilla es "el hombre de atrás, quien ejercía el dominio social y la efectiva gestión del negocio". Formalmente, el administrador de la compañía es Antonio Jesús González Fernández, mientras que los hermanos Juan José y Óscar del Nido figuran como apoderados solidarios.

Del Nido, que se encontraba ayer en el Ayuntamiento de Marbella, declaró a EL PAÍS: "Yo no tengo nada que ver con el asunto, ésa es una empresa en la que trabajaban mis hermanos". En un comunicado hecho público más tarde, Del Nido acusó al concejal del PA Carlos Fernández de "distraer sistemáticamente la atención de la opinión pública" y de difundir de nuevo "la misma noticia que viene haciendo pública desde hace un año".

La diferencia es que ahora la denuncia parte de la Fiscalía Anticorrupción, que el pasado 23 de julio la remitió al juzgado de Instrucción número 4 de Marbella para que abra las oportunas diligencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de agosto de 2003