Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAIS VASCO

Arzalluz cuestiona la legitimidad de Knörr para expresar la opinión de la empresa vasca

El presidente del PNV considera que el presidente de Confebask no es un buen ejemplo de empresario vasco

Xabier Arzalluz considera que el presidente de la patronal vasca Confebask no es quien para expresar la posición de los empresarios sobre la propuesta soberanista presentada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe. El líder del PNV rechaza de esta manera las críticas expresadas la semana pasada por los empresarios vascos, que opinan que el plan puede "ahondar la división de la sociedad vasca".

"¿Quién es Knorr (el presidente de la patronal) para tomar esa iniciativa?". Según Arzalluz, Knorr no es un "buen ejemplo" de empresario porque "vendió la empresa familiar a los americanos" y es consejero del BBVA, una "gran empresa", cuando Confebask está mayoritariamente integrada por pymes.

No obstante, el dirigente nacionalista, estima que habrá "que ver cómo termina" la posición empresarial sobre el plan de Ibarretxe, ya que, según ha dicho, las patronales vizcaína y guipuzcoana no acompañaron a Knorr en la lectura del comunicado de Confebask tras reunirse con Ibarretxe porque estaban en "contra" de que se leyera sin haber analizado durante unas horas ese encuentro.

El lehendakari Juan José Ibarretxe ha reanudado hoy su ronda de contactos para explicar su propuesta de libre asociación en el Estado, reuniéndose con asociaciones de formación profesional, de pescadores vascos y con el consejo vasco de la juventud, cita esta última a la que han acudido integrantes del consejo pertenecientes a todos los partidos, menos de Nuevas Generaciones del PP, ya que éstos se han concentrado para protestar contra la propuesta.

Críticas a Arzalluz

Las palabras del presidente nacionalista han sido contestadas de forma inmediata. El presidente del Grupo Popular en el Parlamento vasco, Jaime Mayor Oreja, considera que las críticas realizadas al presidente de Confebask son el "mejor retrato del carácter totalitario" de Arzalluz. "En este régimen los adversarios son enemigos, los discrepantes son siempre peligrosos antivascos y los críticos tienen que ser laminados y fulminados; por eso Arzalluz vuelve a responder con la amenaza y la descalificación personal", ha dicho Mayor.

También desde el PP, su secretario general, Javier Arenas, ha considerado que Arzalluz debería "oír a la sociedad y aprender la lección de sensatez" dada por Confesbask sobre la propuesta del lehendakari.

Mientras, desde el PSOE, su secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que "yo le diría a Arzalluz que insistir en el error no conduce más que a la melancolía". Zapatero ha vuelto a reiterar que el Partido Socialista "va a acudir a decirle a Ibarretxe no a su propuesta, a decirle que es una propuesta que rompe y que divide lo que es el escenario de convivencia logrado con el Estatuto de Gernika".