Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA TERRORISTA

ETA ataca con granadas el cuartel de la Guardia Civil en la localidad navarra de Urdax

Ninguno de los agentes que vive en su interior resulta herido.-Los terroristas lanzaron cinco artefactos de los que sólo dos lograron impactar contra el edificio

ETA ha vuelto a atentar esta mañana contra el cuartel de la Guardia Civil de la localidad navarra de Urdax. Hace seis años los terroristas lanzaron varias granadas contra la fachada del edificio y esta mañana, hacia las siete, han vuelto a lanzar varios explosivos contra las mismas instalaciones. Los artefactos sólo han ocasionado la rotura de varios cristales y desperfectos en algunas paredes. Las decenas de agentes que viven con sus familias en su interior no han resultado heridos.

El atentado se ha llevado a cabo, según han explicado fuentes oficiales, con cinco tubos lanzagranadas dispuestos con un temporizador que se activó a las siete de la mañana. Dos de las granadas impactaron en los dos pabellones que componen el cuartel de Urdax, otra cayó en el río, una cuarta estalló en el mismo tubo lanzagranadas y la quinta quedó en la lanzadera, por lo que especialistas de los TEDAX se trasladaron al lugar para desactivarla después de comprobar que en la zona no existía ninguna trampa instalada por los terroristas.

Las mismas fuentes han precisado que los artefactos, que fueron disparados desde un monte situado a menos de cien metros de la fachada del cuartel sólo han ocasionado alguna pequeña herida por cortes a alguno de los agentes.

Segundo atentado en seis años

El atentado repite casi de idéntica forma el ocurrido el 27 de enero de 1996 cuando tres granadas fueron lanzadas desde el mismo monte contra este cuartel de la Benemérita. En aquella fecha una de las explosiones se registró sobre las 07.15 horas y las dos siguientes a las 07.45, y las granadas impactaron en el edificio y en unos vehículos estacionados en el exterior, sin que tampoco entonces hubiera que lamentar daños personales.

Esta mañana tras la acción terrorista, que coincide precisamente con la festividad de la Guardia Civil, se desplazaron al lugar mandos del instituto armado y se desplegó en la zona un amplio dispositivo de seguridad.

Efectivos de la Guardia Civil de la policía judicial se han hecho cargo de las investigaciones, mientras que especialistas en desactivación de explosivos han trabajado para confirmar que no había más artefactos ni trampas antes de proceder a desactivar la granada que quedó en el tubo lanzadera.

La presencia de ETA en Navarra

Una vez informado del atentado, el delegado del Gobierno en Navarra, José Carlos Iribas, ha dicho que "no hay ninguna constancia de que exista en Navarra un comando de ETA".

En este sentido Iribas ha recordado que Urdax, al norte de la comunidad foral, "tiene Francia justo en frente", a menos de un kilómetro, y por eso apuntó que los autores de la acción terrorista pudieron pasar desde ese país para perpetrar el atentado y luego regresar al mismo.

El delegado, que se ha felicitado porque no haya que lamentar desgracias personales, han indicado que "una vez más estos criminales han atentado contra la sociedad navarra pero deben tener la completa seguridad de que no les va a valer de nada".

También han condenado la acción terrorista UPN, PSN e IU, y el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, quien ha destacado que "en el sentido contrario a esta línea de muerte que han emprendido ETA y Batasuna debemos estar todos los demócratas, nacionalistas y no nacionalistas".

Mientras, en la localidad de Urdax, hasta donde se ha desplazado el delegado del Gobierno tras participar en los actos de la Guardia Civil, una parte de los vecinos no fue consciente de lo sucedido hasta pasado un tiempo dado que en función de la distancia con respecto a la casa cuartel el atentado se sintió de diferente manera. Fue en el Hotel Beotxea, muy próximo al inmueble atacado, donde sus ocupantes no tuvieron duda de lo que pasaba ya que, según explicaron a Efe, oyeron "como si fueran tres bombas, que han hecho temblar el edificio".