Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BODA DE LA HIJA DEL PRESIDENTE

Ana Aznar se casa con Alejandro Agag en El Escorial

1.100 personas asisten al enlace de la hija del presidente

La hija mayor del presidente del Gobierno, José María Aznar, es ya la esposa de Alejandro Agag, con quien se ha casado esta tarde en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial en una ceremonia a la que han asistido, además de los Reyes, un millar de invitados.

Con la llegada de la novia, acompañada de su padre, José María Aznar, daba comienzo la ceremonia de enlace pasadas las 7 de la tarde. Como manda la tradición, la novia ha hecho esperar unos minutos a los invitados y ha entrado al templo del brazo de su padre, muy sonriente.

Antes, los invitados (unos 1.100) han alcanzado el templo para asistir a un enlace que, en palabras del abad del Real Monasterio, se ha convertido en "una cuestión de Estado".

En el interior del monasterio esperaban, además del novio y su familia, Ana Botella, los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía y los primeros ministros del Reino Unido e Italia, Tony Blair y Silvio Berlusconi, así como varios ministros del actual gabinete. Al enlace están invitados, además, los ex presidentes Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo Sotelo y los jefes de Gobierno de El Salvador y Portugal.

La ceremonia, oficiada por el presidente de la Conferencia Episcopal y cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha tenido lugar en la histórica basílica de la sierra madrileña, en la que nunca se celebran bodas en jueves, sino sólo en viernes y sábado. Sin embargo, esta vez el Monasterio ha hecho una excepción ya que el acontecimiento es "casi una cuestión de Estado", según el abad agustino.

Cena en Los Arcos

Después de la ceremonia ha comenzado el banquete de la boda. Contratado a la empresa del prestigioso restaurador José Luis, será servido por 200 camareros, en la finca Los Arcos del Real, situada en la misma localidad madrileña. José Luis no ha querido desvelar el menú ni el precio del mismo.

Ayer multitud de curiosos y turistas se acercaron a El Escorial para observar los preparativos del enlace, aunque al altar de la Basílica sólo pudieron acercarse los técnicos de TVE y un fotógrafo de la agencia Efe. La televisión estatal emitirá la señal de los diez primeros minutos de la ceremonia al resto de televisiones.

Aunque no se ha informado del coste de la celebración, puede estimarse en unos 120.000 euros, a juzgar por los precios medios fijados por la empresa que explota la finca. El pago será costeado a medias entre ambas familias y según La Moncloa el coste de los desplazamientos y alojamiento de los dirigentes extranjeros invitados a la boda no serán costeados con cargo al presupuesto público sino de su propio bolsillo.