Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTADO DE LA NACIÓN

Aznar anuncia una nueva rebaja del IRPF que se aplicará a partir de 2003

Anticipa la próxima aprobación de un Plan Nacional de Regadíos.- Asegura que con la reforma del sistema de financiación, las autonomías "moverán más recursos que el Estado"

Al anunciar la próxima rebaja del IRPF, un compromiso incluido en el programa electoral del Partido Popular, Aznar ha aludido a las propuestas fiscales del PSOE asegurando: "me alegro de que ya no estemos tan solos en la lucha por bajar impuestos". Esta frase ha suscitado la única ovación que ha podido oírse en el hemiciclo.

También en clave económica, el jefe del Ejecutivo ha anunciado la próxima supresión del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para pequeñas empresas y autónomos.

El apartado del Medio Ambiente ha merecido también una mención especial en el repaso de la situación política de Aznar. En relación al recién aprobado Plan Hidrológico, Aznar ha anunciado la próxima aprobación de un Plan Nacional de Regadíos. Además, ha prometido que antes de fin de año se aprobará una ley de responsabilidad civil de daños al medio ambiente.

Reforma del Cesid

Las primeras palabras del discurso de Aznar (de una hora exacta de duración) se han dedicado a glosar los pactos suscritos con el PSOE sobre Justicia y Terrorismo. Aznar se ha detenido especialmente en la violencia terrorista y ha tenido una mano al Gobierno vasco, ofreciendo su cooperación institucional "plena" contra ETA. Según sus palabras, el único déficit democrático que padece la sociedad vasca es el que representa el terrorismo.

A este respecto, el presidente ha anunciado que los próximos presupuestos del Estado incluirán una "fórmula que permita armonizar, en los casos que proceda, las pensiones extraordinarias de las víctimas del terrorismo o de sus familias".

Aznar ha destacado que "la lucha contra la violencia terrorista no depende ni puede depender de coyunturas electorales".

En lo que respecta al pacto por la Justicia, ha calificado el acuerdo como el punto de partida de una reforma "global y ambiciosa", dado que afecta a más de 10 leyes, e implicará un importante "esfuerzo presupuetario".

Financiación autonómica y concierto vasco

Aznar ha abordado también la reforma del sistema de financiación autonómica y ha asegurado que el Gobierno está preparando un importante traspaso de competencias para que las "comunidades muevan más recursos que el Estado".

En este sentido ha subrayado la intención del Ejecutivo de dotar a las comunidades de un sistema de financiación más estable, "con principios de solidaridad en mente".

En lo que respecta a la renovación del Concierto económico vasco, que este año expira, el presidente del Gobierno ha mostrado su disposición a emprender la negociación con el Ejecutivo de Vitoria en cuanto éste se constituya. Asimismo ha expresado su confianza en que la negociación sea "corta y satisfactoria", dado que éste "no es un terrreno de confrontación partidista o territorial, sino un acuerdo estable que debe eliminar la inestabilidad, garantice la continuidad y estabilidad al amparo del Estatuto.

"Tono constructivo"

Por la tarde (a partir de las 16.00) será el turno de Rodríguez Zapatero, que se muestra dispuesto a rehuir la confrontación con Aznar y pretende centrar su intervención en presentar a su partido como alternativa de Gobierno. Los socialistas han anunciado que renunciarán a utilizar en el debate la situación de los ministros de Asuntos Exteriores y Medio Ambiente, Josep Piqué y Jaume Matas, respectivamente, que en los últimos meses han sido relacionados con asuntos que investiga la justicia.

Eentre los asuntos que previsiblemente tratará Rodríguez Zapatero se encuentran las listas de espera, la educación y disminución de becas, la caída del poder adquisitivo frente a las ganancias de las grandes empresas, el aumento de las desigualdades, la parálisis en el proceso de modernización de España y, en especial, según Blanco, "la asfixia democrática a la que nos tiene sometidos el señor Aznar".

Tras la contestación del presidente del Gobierno, se sucederán en la tribuna el resto de los portavoces en el Congreso, por orden de mayor a menor, hasta el de Coalición Canaria, que será el encargado de cerrar la primera jornada del debate.

Tanto CiU como Coalición Canaria ofrecerán al Gobierno colaboración, mientras que el PNV exigirá de Aznar un cambio de actitud hacia los nacionalistas vascos en función de los resultados de las elecciones en Euskadi.

Intervención del Grupo Mixto

El miércoles intervendrán los distintos representantes del grupo mixto y el portavoz del grupo popular. El BNG criticará un intento de recentralizar el Estado por parte del Gobierno, argumento con el que coincidirán ERC, IC-Verds, EA, PA y CHA, cuyos portavoces piensan plantear también sus respectivas reclamaciones territoriales.

Este debate, primero que moderará Luisa Fernanda Rudi como presidenta del Congreso, tendrá también como novedad la traducción de las intervenciones al lenguaje de sordos en el canal parlamentario, así como su transmisión por Internet. La Cámara baja pretende que, a la vuelta del verano, todas sus sesiones plenarias sean accesibles en la dirección http://www.congreso.es".