Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

¿Y si las politécnicas se aliaran con las pymes para liderar la I+D?

Los rectores de las cuatro universidades tecnológicas públicas explican cómo aumentar en gran medida las colaboraciones con pequeñas y medianas empresas

Francesc Torres Francisco José Mora Guillermo Cisneros Beatriz Miguel
Laboratorio de Vida Asistida en el Instituto de Robótica e Informática Industrial de la UPC)
Laboratorio de Vida Asistida en el Instituto de Robótica e Informática Industrial de la UPC)UPC

No corren buenos tiempos para las pymes españolas. La pandemia ha paralizado las ventas y, ante un escenario con pronósticos inciertos, modernizarse aparece como la única alternativa al cierre definitivo. Bercofred, una pequeña empresa de climatización afincada en Terrassa, lo ha conseguido gracias a la colaboración con un equipo de investigadores de la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC · BarcelonaTech). Albert Sánchez, project engineer de Bercofred, da testimonio de ello y comparte las claves para digitalizar una pyme en el contexto actual.

La colaboración con la universidad comenzó hace tiempo, cuando Albert aún era estudiante de Bachillerato. Entonces se aventuró a realizar su trabajo final bajo la supervisión y consejo de un profesor de la UPC, el doctor Álvaro Luna. Experto en ingeniería eléctrica, el doctor Luna consiguió estimular el talento del joven, que siguió estudiando hasta convertirse en ingeniero mecánico, realizó un Erasmus en Alemania y trabajó allí durante unos años.

En 2017, y tras haber trabajado también en Inglaterra, Albert regresó de nuevo para incorporarse en Bercofred. Se encontró con una pequeña empresa que ya había creado un plan de digitalización. Entre otras cosas, se había conseguido eliminar el papel pasando los albaranes y la agenda al formato electrónico. Sin embargo, aún quedaba mucho por hacer en este campo. Y como el día a día frenético de una pyme no les permitía ese margen tan necesario para la innovación, la universidad apareció de nuevo como el aliado perfecto.

No lo dudó. Retomó el contacto con el doctor Luna y su grupo de investigación, el SEER, especializado en energías renovables. La primera acción que realizaron fue una formación de toda la plantilla en aspectos relacionados con la electricidad. Pudieron entender los fundamentos de las intervenciones que realizaban en su trabajo diario, accediendo a las demostraciones que el doctor Luna les ofreció en los laboratorios.

Recientemente, la colaboración ha dado un paso más allá. Después de aceptar la propuesta del doctor Luna para preparar un proyecto de digitalización de la empresa, la Generalitat les acaba de adjudicar una subvención de 20.000 euros para investigación y desarrollo. Con ella, Bercofred planea introducir todo tipo de tecnologías punteras. Entre otras ventajas, podrán conocer al instante el estado de todas las instalaciones que controlan, e incluso hacer recomendaciones a sus clientes para la mejora y la eficiencia energética de las mismas. Todo ello, con el asesoramiento de investigadores expertos en el campo de las energías renovables, la Inteligencia Artificial y la monitorización.

Para Albert la universidad es un claro impulsor del éxito de las pymes. Democratiza el acceso a la innovación tecnológica ya que les brinda la oportunidad de modernizarse sin disponer de los costosos departamentos de investigación y desarrollo que solamente las grandes corporaciones se pueden permitir. Cree que hay que atreverse a dirigirse a ellas para abrirse a un mundo que, pese a estar en plena evolución, es la única alternativa al estancamiento actual.

Las universidades politécnicas cuentan con una larga tradición de colaboración con las empresas. Alquiler de infraestructuras, espacios de incubación de ideas, cesión de tecnologías, incorporación de talento… Pero hoy, más que nunca, las pequeñas y medianas empresas necesitan un revulsivo en innovación para poder dar el gran salto hacia la digitalización. Un salto en el que, hasta ahora, son las grandes corporaciones quienes marcan la altura del listón.

Se trata de garantizar que el dinero que España recibirá de la Unión Europea tenga un impacto real en los actores más infrarrepresentados

Por este motivo, las cuatro universidades politécnicas españolas, también conocidas como UP4 e integradas por las politécnicas de Catalunya, Valencia, Madrid y Cartagena, han lanzado recientemente una firme propuesta. Plantean aumentar en gran medida las colaboraciones con pequeñas y medianas empresas. A través del proyecto FUTURPYME, las politécnicas españolas se ofrecen para capiralizar los fondos NextGenerationEU hacia las pymes.

El proyecto, ya presentado al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, pretende crear una red de laboratorios, equipos, profesionales, estudiantes y departamentos de I+D+i que conecten la universidad con las pymes. De este modo, prevé ayudar directamente hasta a 2.000 pymes. Ya sea a través de desarrollo e implementación de nuevas tecnologías, financiación, infraestructura, capital humano o asesoramiento.

Se trata de garantizar que el dinero que España recibirá de la Unión Europea tenga un impacto real en los actores más infrarrepresentados pero, al mismo tiempo, más importantes de la economía. Y es que las pymes representan el 99,83% de las empresas del país. FUTURPYME persigue que la innovación y el desarrollo lleguen a todas ellas en un escenario más delicado que nunca. Las pymes con asalariados perdieron, de media, hasta 10 trabajadores a causa de la pandemia. De los cuales, a día de hoy, solamente se han podido reincorporar la mitad.

En un futuro cercano, Bercofred espera recibir estudiantes que realizarán su trabajo de final de grado y máster en su empresa. Colocando así jóvenes talentos al servicio de sus necesidades y aumentando la bolsa de posibles incorporaciones. Además, también tienen sobre la mesa proyectos que permitirán diversificar el negocio actual a través de la instalación de placas fotovoltaicas.

Francesc Torres, Francisco José Mora, Guillermo Cisneros y Beatriz Miguel, son por este orden los rectores de las politécnicas de Cataluña, Valencia, Madrid y Cartagena.

Puedes seguir EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS