Educación

La justicia anula Skolae, el programa navarro de coeducación, por un defecto de forma

El Gobierno de María Chivite estudia un recurso y mantiene su compromiso con el polémico proyecto frente a las críticas

Concentración en Pamplona en apoyo al programa Skolae, en septiembre pasado.
Concentración en Pamplona en apoyo al programa Skolae, en septiembre pasado.EUROPA PRESS

La tramitación del programa de coeducación Skolae como un acto administrativo y no como un reglamento es el error de tramitación que ha llevado a la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra a anular este programa que se imparte desde 2017 en colegios públicos y concertados de la comunidad. El tribunal considera que la resolución dictada por el director general de Educación para ponerlo en marcha supuso “prescindir total y absolutamente del procedimiento legal establecido”, ya que, según la resolución, un programa de carácter transversal necesita una disposición reglamentaria con anteproyecto, memoria económica y consulta a los departamentos afectados.

La sentencia, ante la que solo cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, da la razón a dos familias que recurrieron ese defecto de forma, pero no entra en el contenido del programa. De hecho, rechaza los otros dos recursos interpuestos por la Confederación Católica de Padres y la asociación 18 M, liderada por Juan José Cortés, que consideraba que Skolae vulneraba derechos fundamentales de las familias y hablaba de “adoctrinamiento explícito en la llamada ideología de género”. El programa lleva a las aulas la coeducación, es decir, enseñanzas de igualdad entre hombres y mujeres, diversidad sexual, roles de género, erradicación de las violencias, discriminaciones y exclusión. Desde la oposición, UPN y PP han criticado que contenga un apartado sobre la “curiosidad sexual y juegos eróticos infantiles”.

Skolae fue puesto en marcha por el Gobierno que presidía Uxue Barkos (Geroa Bai) y su extensión forma parte del programa acordado para la formación del actual Ejecutivo foral que preside María Chivite (PSN-PSOE) y que firmaron hace un año los socialistas con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Cuenta también con el respaldo de EH Bildu, con lo que suma 30 de los 50 escaños del Parlamento navarro. Se implantó de manera experimental en una decena de centros públicos en el curso 2017-18 y este curso ha sumado casi 200 colegios, públicos y concertados. En total, 3.600 docentes han pasado por las formaciones que realiza el Departamento de Educación para llevar el programa a las aulas y 26 centros más se sumarán a él el curso que viene. Skolae no consiste en una asignatura como tal, sino que es un programa transversal en distintas materias y edades.

Más información

El portavoz del Gobierno navarro, Javier Remírez, apunta a que el Ejecutivo estudia la presentación de un recurso ante el Supremo y añade que seguirán adelante con el programa. Un recurso ante el supremo paralizaría la ejecución de la sentencia hasta su resolución. Además, el portavoz recalca que el fallo es “una cuestión meramente de forma que no entra en el fondo”, como pretendían las asociaciones recurrentes. “El compromiso del Gobierno con Skolae es claro y rotundo”, remarca Remírez que añade que “se ha demostrado útil y activo en la profundización de la igualdad”. Desde el principal grupo de la oposición, la coalición Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos), su portavoz, Javier Esparza, considera la sentencia “una muy buena noticia” porque “avala a unas familias que no se dejaron pisotear” por el Gobierno de Uxue Barkos la pasada legislatura. Pese a que la sentencia no cuestiona el objetivo del programa, Esparza señala que demuestra que “valía todo con tal de imponer su ideología”.

Durante el proceso judicial fueron llamados a declarar tanto el equipo redactor del programa como varios docentes que habían colaborado en su puesta en marcha. La amplia mayoría de la representación sindical ha rechazado la sentencia y ha respaldado el programa anulado por el TSJN. Manejan incluso la convocatoria de una movilización para rechazar el fallo. El sindicato de funcionarios AFAPNA apunta, sin embargo, a la responsabilidad del anterior equipo del departamento de Educación dirigido por María Solana (Geroa Bai). “Se implantó inadecuadamente y sin consultar con nadie”, afirma su presidente, Juan Carlos Laboreo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50