_
_
_
_
TRABAJO

España suma 220.000 empleados en mayo y alcanza un récord con 21,3 millones de trabajadores gracias al turismo

El desempleo baja en 59.000 personas, hasta los 2,61 millones de parados, el menor nivel desde 2008. Por primera vez hay más de 10 millones de mujeres afiliadas a la Seguridad Social

Una terraza en el centro de Valencia, en septiembre de 2023.Foto: MÒNICA TORRES | Vídeo: EPV
Emilio Sánchez Hidalgo

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

En España cada día trabajan más personas. La afiliación media del mes de mayo escaló hasta 21,32 millones, el máximo notificado desde que hay registros. Y 10 millones son mujeres, una frontera que nunca habían cruzado. Son datos extraordinarios, impulsados por 220.000 nuevos ocupados respecto al mes de abril. Es un incremento que supera al promedio de los últimos años.

Más de un tercio del impulso se explica por el acelerón de la hostelería, el sector que más trabajadores gana, como es habitual en una economía tan estacional como la española. No es casualidad que el territorio en el que más crece la ocupación, con muchas diferencia respecto al resto, sea Islas Baleares.

El número de desempleados registrados en las oficinas de empleo retrocede en 59.000 personas, hasta un total de 2,61 millones de parados. Es un buen dato, pero en los últimos años la caída venía siendo más profunda.

La cifra total de trabajadores creció en mayo, concretamente, en 220.289 personas. Es un incremento mayor que el del año pasado (200.411), que ya fue positivo para el mercado laboral. Para encontrar un impulso mayor en el quinto mes hay que retroceder hasta 2018, cuando la afiliación media creció en 237.207 personas. La subida de 2024 mejora el promedio de los 10 años anteriores (sin tomar en cuenta el anómalo 2020 de la pandemia), lo que dibuja un incremento medio en mayo de 199.000 trabajadores, 20.000 menos que ahora. Así, en España trabajan 21.321.794 personas, medio millón más que hace un año.

El número dos del Ministerio de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, ha destacado este martes que este volumen de trabajadores se alcanza con menos contratos que antes. Es decir, la caída de la temporalidad y de la rotación desde la reforma laboral consiguen que con menos relaciones laborales suscritas haya más empleados. De los 1,34 millones firmados en mayo, el 43% son indefinidos, “en un mes tan condicionado por la temporalidad por el inicio de la temporada turística”. El secretario de Estado de Trabajo considera que “cada vez necesitamos menos contratos para sostener el empleo; se han firmado más de un millón de contratos temporales menos que en 2019″. Los contratos indefinidos del mes de mayo se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 227.091 a tiempo completo, 131.127 a tiempo parcial y 217.862 fijos discontinuos

A la vez, el país registra la menor cifra de parados en mayo de los últimos 16 años, 2,61 millones. Este registro se consolida tras un retroceso mensual de 59.000 desempleados. Es una caída mayor a la de 2023 (49.260), pero el dato es menos positivo si se compara con el promedio de los últimos años. En la década previa, el paro venía cayendo una media de 101.000 personas, el doble que ahora. Cabe destacar que en la salida de la Gran Recesión había mucho margen de mejora, dado que había el doble de parados que ahora, lo que arrojaba caídas más pronunciadas. Pero también es cierto que España sigue notificando una tasa de paro altísima (11,7%), el doble que la media de la UE. Para empatar con Europa en este registro, el mercado laboral debería ser capaz de transformar más parados en trabajadores.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Borja Suárez, ha dado su opinión sobre este fenómeno este martes: “La razón fundamental es el comportamiento de la población activa. Y no es una mera explicación, es algo positivo”. Suárez considera que el desempleo cae menos de lo que crece la ocupación porque muchos inactivos (personas en edad de trabajar que no buscaban trabajo) se están incorporando al mercado laboral. Es decir, personas que no esperaban encontrar un empleo ahora cuenta como desempleados porque están en busca de él, lo que atenúa la destrucción del paro. “Esta ampliación de la población activa es clave en nuestro contexto demográfico, ante la jubilación de la poblada generación del baby boom. Es una señal más del dinamismo de nuestro mercado laboral”, ha añadido Suárez. Otros expertos también apuntan a la escasez de mano de obra en algunos sectores.

La mayor parte del incremento mensual en la afiliación se explica por el buen desempeño de los sectores asociados al turismo. De los 207.000 nuevos empleos del régimen general, el 38% se concentra en hostelería. Este sector acelera un 5,1% respecto a abril, un ritmo muy superior al del promedio de los asalariados (1,2%).

Esta tendencia también se aprecia en el incremento por territorios. Baleares, que basa la mayor parte de su economía en el turismo, es la autonomía que más trabajadores gana respecto a abril. Acelera un 9,3% en solo un mes, muy por encima del promedio nacional (1%), y del resto de regiones que más empleados ganan: Aragón (2,3%), La Rioja (1,9%) y Castilla-La Mancha (1,5%).

Un operario trabaja un taller de raquetas de una tienda de material deportivo en Toledo.
Un operario trabaja un taller de raquetas de una tienda de material deportivo en Toledo. Ismael Herrero (EFE)

Educación y sanidad, las mayores subidas anuales

La comparación respecto a abril ofrece una foto interesante, pero es limitada. Para abrir el foco es más útil la comparación anual. Con ese diagnóstico, la educación lidera como el sector que más nuevos empleos ha generado en los últimos 12 meses (155.000), seguida de otro pilar de los servicios públicos. Hay 78.000 ocupados más en actividades sanitarias y de servicios sociales. Van seguidas de hostelería (69.000), comercio (53.000) y actividades administrativas (39.000).

En términos porcentuales también destaca el acelerón en actividades científicas y técnicas (+3,9%) y en información y comunicaciones (3,8%), muy por encima del promedio global (2,7%). En el otro lado de la balanza está la administración pública, que pierde 79.000 afiliados respecto a mayo de 2023, una caída del 6,3%.

Por territorios, la autonomía que más trabajadores gana respecto al año pasado es la Comunidad de Madrid. Crece un 3,77%, un incremento superior al de Canarias (3,57%), Baleares (3,44%), la Comunidad Valenciana (2,69%) y la Región de Murcia (2,49%). Los peores datos son los de Cantabria (1,25%), Castilla-La Mancha (1,07%) y Extremadura (0,15%).

Por primera vez hay 10 millones de trabajadoras

El buceo en los datos profundiza en tendencias que se vienen asentando en los últimos meses y años. Entre ellas está el cada vez mayor peso de las mujeres en la fuerza laboral. Ya son el 47,39%, dos décimas más que hace un año. Pero el dato más llamativo se da en términos absolutos: por primera vez las estadísticas de la Seguridad Social superan la marca de 10 millones de trabajadoras. Respecto a 2023, la ocupación crece un 2,04% entre ellos y un 2,87% entre ellas.

Asimismo, los trabajadores extranjeros aportan 77.912 ocupados más respecto a abril, lo que implica más de un tercio del incremento total. Con estas cifras, la ocupación de los empleados foráneos crece un 2,8% en solo un mes, un salto muy superior al de los nacionales (0,8% más). Así, los extranjeros ya son el 13,5% de los afiliados a la Seguridad Social.

Los datos de mayo también arrojan un nuevo máximo en la cifra de autónomos desde 2008. Ya son 3,38 millones, 12.285 más que el mes pasado y 32.506 que un año antes. Con todo, son incrementos inferiores a los que experimenta el volumen de asalariados, lo que sigue profundizando en la caída del peso de estos ocupados respecto al total de afiliados. Hoy son el 15,84% del total, mientras que en mayo de 2023 eran el 16,07% y en el mismo mes de 2022, el 16,52%.

Los agentes sociales celebran los datos

Tanto los sindicatos como lAs patronales han hecho un análisis positivo de los datos de afiliación y paro registrado de mayo, con matices. "No hay duda del buen momento que está viviendo el mercado de trabajo, con unos niveles de empleo récords asentados en la contratación estable y de calidad", ha indicado UGT en un comunicado, en el que también ha puesto el foco en la alta proporción de parados: "No hay que olvidar a las personas desempleadas que continúan sin encontrar trabajo: cuatro de cada diez llevan más de un año en desempleo y uno de cada cuatro buscan trabajo desde hace más de dos años". "Sin caer en triunfalismos, hemos de poner en valor el avance cualitativo de la situación socioeconómica en nuestro país, ya que lo que está aconteciendo responde en buena parte a los planteamientos sindicales”, añaden en CC OO, dado el parón del crecimiento económico en Alemania y otros países del norte de Europa.

La patronal CEOE destaca que la cifra de desempleados es la más baja en mayo desde 2008, "con clara tendencia descendente en el paro juvenil y femenino". Pero a la vez subraya que España sigue encabezando la lista de los países de la OCDE con más desempleo, "lo que contrasta con la dificultad de algunos sectores para encontrar trabajadores". "Estos buenos datos son un claro reflejo del inicio de la campaña veraniega y el dinamismo del sector servicios, así como del esfuerzo de las empresas españolas en la creación de empleo pese a las altas cargas laborales, tributarias y regulatorias a las que se enfrentan", añade la patronal de las pequeñas y medianas empresas, CEPYME.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Emilio Sánchez Hidalgo
Redactor de Economía. Empezó su trayectoria en EL PAÍS en 2016 en Verne y se incorporó a Sociedad con el estallido del coronavirus, en 2020. Ha cubierto la erupción en La Palma y ha participado en la investigación de la pederastia en la Iglesia. Antes trabajó en la Cadena SER, en el diario AS y en medios locales de su ciudad, Alcalá de Henares.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_