_
_
_
_

Bruselas incluye el H2Med y la red española de hidrógeno en la lista de proyectos de interés común

La decisión, que se presentará al Consejo y a la Eurocámara para su aprobación en 2024, supone un importante avance para su financiación con fondos europeos

Manuel V. Gómez
Comisión Europea
Imagen de archivo de la sede de la Comisión Europea.Vincent Isore (Europa Press/Contacto)

La Comisión Europea ha incluido este martes el corredor para transportar hidrógeno verde desde Portugal hasta Alemania, pasando por España y Francia en la lista de proyectos de interés común (PCI) que abren la puerta a optar a la financiación de europea en la construcción de infraestructuras consideradas significativas para poder alcanzar la neutralidad climática en 2050. Entre las conexiones que se incluyen en este proyecto está el hidroducto planeado para llevar hidrógeno verde Barcelona a Marsella, el llamado H2Med, a través del mar Mediterráneo. Junto a esta infraestructura, el Ejecutivo comunitario incluye otros 165 proyectos transfronterizos en su propuesta que ahora tiene que contar con la aprobación del Consejo de la UE y el Parlamento Europeo en 2024.

El proyecto H2Med, antes llamado BarMar, empezó a ver la luz en 2022, después de que fracasara el intento de construir un gaseoducto a través de los Pirineos y de que España se llegara a plantear construir una infraestructura marítima entre Barcelona y Génova. Finalmente, se optó por la alternativa que va de la capital catalana a la ciudad francesa de Marsella. Los cálculos son que la instalación del tubo submarino cuesta unos 2.500 millones y se aspira a que la mitad lo financie la UE, de ahí que el paso dado por el Ejecutivo comunitario sea capital para la viabilidad del proyecto.

El plan inicial contaba con la participación de España, Portugal y Francia, al que poco más tarde se sumó Alemania. La participación de Berlín aumentó mucho las opciones de que este proyecto se considerara estratégico porque atravesaba prácticamente medio continente con una infraestructura con muchos elementos para ser considerada proyecto de interés común: complementario en el mercado energético interior, respaldo para lograr los objetivos energéticos en 2050, impulso para el abandono de los combustibles fósiles, transfronterizo.

El corredor completo está formado por un proyecto de construcción de unas infraestructuras internas en Portugal, España, Francia y Alemania. Y, además, cuenta con dos interconexiones transfronterizas: entre Portugal y España, la prevista de Celorico da Beira a Zamora, y entre España y Francia, la ya famosa de Barcelona a Marsella, que tendrá 455 kilómetros. La primera tendrá una capacidad máxima de 0,75 millones de toneladas de hidrógeno renovable y una longitud de 248 kilómetros. La segunda dispondrá de una capacidad máxima de dos millones de toneladas y una longitud de 455 kilómetros.

Además del corredor de Portugal a Alemania, la lista aprobada este martes por Bruselas incluye otros 165 proyectos. De ellos, 85 son de electricidad, incluyendo 12 para almacenamiento, otros 12 en alta mar y cinco de redes inteligentes. También hay planes para el hidrógeno, como el H2Med, y electrolizadores, en total 65. Otros proyectos son las 14 redes de CO2 para impulsar la captura y almacenamiento de carbono.

A la posibilidad de acceder a la financiación comunitaria, la calificación como proyecto de interés común suma otras ventajas porque agiliza los procedimientos para que se concedan los permisos de construcción, si bien conlleva un plazo vinculante de 3,5 años. También permite una tramitación más rápida de las preceptivas evaluaciones ambientales y que sea una autoridad nacional quien se haga cargo de los trámites administrativos.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel V. Gómez
Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_