_
_
_
_
_

Desconvocada la huelga de Renfe, que recuperará su programación normal

Transportes y los sindicatos acuerdan suspender los cinco días de paros en protesta por el traspaso de Cercanías a Cataluña

Usuarios de Rodalies Renfe en la estación de Sants, en octubre de 2023.
Usuarios de Rodalies Renfe en la estación de Sants, en octubre de 2023.Albert Garcia

Los sindicatos de Renfe y Adif, tras llegar a un acuerdo con el Ministerio de Transportes, han desconvocado los cinco días de huelga previstos para el 24 y 30 de noviembre y el 1, 4 y 5 de diciembre, contra el traspaso de Cercanías (Rodalies) a la Generalitat de Cataluña. La desconvocatoria se produce tras aceptar los sindicatos las garantías ofrecidas por el nuevo ministro de Transportes, Óscar Puente, sobre el mantenimiento de las condiciones laborales de los trabajadores de ambas compañías públicas. El acuerdo debe ser ahora ratificado por parte de los trabajadores de Renfe y Adif. En cualquier caso, las fuerzas sindicales advierten de que se mantendrán vigilantes para garantizar que se cumple todo lo acordado y aseguran que, de no ser así, volverán a convocar nuevas jornadas de huelga.

Los sindicatos convocantes CC OO, UGT, Semaf, SCF, CGT y SF han llegado a un acuerdo para la suspensión de los paros este viernes con Óscar Puente, el nuevo titular de la cartera de la que tomó posesión de su cargo este martes, y que consideraba “injustificada la medida” al no haber comenzado aún la negociación con la Generalitat para el traspaso. Además, el ministro ha llamado la atención, según han relatado los sindicatos, de que el primer día de paros, previsto para mañana, viernes, tenía el peligro añadido de que la movilización se confundiera con la huelga general convocada por Solidaridad, un sindicato de escasa implantación vinculado a Vox, contra la amnistía.

Tras el anuncio de la desconvocatoria, Renfe y Adif se han puesto a trabajar para recuperar la mayor parte de la oferta habitual prevista para este viernes, primer día en el que debían comenzar los paros. En conjunto, se habían cancelado 1.548 trenes de Media, Larga Distancia y AVE, a los que se sumaban otros 990 de mercancías. La programación normal se retomará siempre que sea posible aunque la compañía admite que se mantendrán algunas cancelaciones y habrá algunas incidencias a primera hora del día que se irán normalizando a lo largo de la jornada, informaron fuentes de Renfe.

Los más beneficiados con la desconvocatoria serán los 1,1 millones de viajeros que usan los 12 núcleos de Cercanías en días laborables, que verán recuperadas todas las frecuencias de los cerca de 3.500 trenes que circulan habitualmente a diario. El Ministerio había impuesto en este caso unos servicios mínimos del 75% en horas punta y del 50% en el resto, que hubiera dado lugar a aglomeraciones y largas esperas como ha ocurrido en otras ocasiones. A la huelga estaban llamados 15.000 trabajadores de Renfe y Adif, y aunque el número de afectados por el traspaso a la Generalitat, se estima que pueden alcanzar hasta 2.500 trabajadores de ambas compañías públicas.

Acuerdo con Transportes

La desconvocatoria se produce una vez que el Ministerio ha garantizado a los sindicatos que mantendrá la integridad de Adif y Renfe ante posibles reclamaciones de traspaso de otras comunidades autónomas, el mantenimiento de las plantillas y que las gestiones para el traspaso a Cataluña de Rodalies y la entrada de una compañía privada en Renfe Mercancías se llevarán a cabo por personal de las empresas públicas, según fuentes sindicales.

Por su parte, el Ministerio ha informado que “el acuerdo alcanzado responde al compromiso expresado por el ministro Óscar Puente de garantizar que los representantes de los trabajadores de Renfe y Adif formen parte de las negociaciones y de respetar y salvaguardar en todo momento los derechos sociolaborales y de permeabilidad de todos los empleados de ambas empresas públicas”, según un comunicado emitido este jueves por el Ministerio.

Las mesas de negociación para la transferencia de la gestión de Rodalies en Cataluña, que incluye la creación de un nuevo operador, y para la identificación de un socio para Renfe Mercancías, “se llevarán a cabo con la participación de la representación legal de los trabajadores a los que se les facilitará la información disponible y con los que abordarán las soluciones que permitan superar cualquier conflictividad”. En este sentido, se crea “una mesa de diálogo permanente” entre las partes que mantendrá su primera reunión el próximo 15 de diciembre.

El traspaso de Rodalies fue pactado entre PSOE y ERC en el marco de las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y supondrá que Cataluña adquiera el control sobre la gestión de las R1, R2 y R3 y, posteriormente, se valorarán otras líneas. Otra causa de la huelga, aunque en mucha menor medida, es la intención de Renfe de crear una empresa conjunta con la naviera MSC para explotar el servicio de Mercancías. En virtud del acuerdo político, la plantilla, así como las vías, estaciones y trenes pasarán a pertenecer a una tercera empresa con la Generalitat como socio mayoritario, con la finalidad de segregar la operación y la infraestructura de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Sobre la firma

Ramón Muñoz
Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_