_
_
_
_
_

La limitación de bonificaciones a los contratos de sustitución por bajas de maternidad y paternidad genera quejas sindicales

USO pide a la ministra Montero que corrija el diseño que ha hecho el ministerio de Trabajo de estas ayudas a la contratación

embarazada

El pasado 1 de septiembre entró en vigor el nuevo esquema de bonificaciones a la contratación aprobado en enero pasado y entre las novedades de esta nueva normativa está una importante limitación de las ayudas para las empresas por contratar a los sustitutos de las personas trabajadoras que estén de baja por haber sido madres o padres. En concreto, el real decreto de enero pasado derogó la normativa vigente desde 1998 conocida como coste cero, que suponía una exención del 100% de las cotizaciones del trabajador contratado para sustituir a los empleados de baja por maternidad o riesgo durante el embarazo o la lactancia natural.

A cambio, la nueva normativa, que ya se está aplicando desde el 1 de septiembre, limita esta bonificación en las cotizaciones sociales de los contratos de interinidad por este tipo de bajas a 366 euros al mes. Además, a diferencia de la anterior normativa, que no exigía la contratación de ningún colectivo para poder recibir esta ayuda, ahora el empresario solo recibirá la bonificación si el contrato de sustitución se hace a “personas jóvenes desempleadas, menores de 30 años”; o para sustituir a trabajadores o trabajadoras autónomas o socias de trabajo de sociedades cooperativas. De esta forma, la nueva norma acota también los colectivos a los que el empresario puede contratar para poder recibir esta bonificación.

Ante esta circunstancia, el sindicato Unión Sindical Obrera (USO) ha enviado una carta a la ministra de Igualdad, Irene Montero, para pedirle que corrija el diseño de estas bonificaciones concretas para los contratos de sustitución de trabajadores de baja por maternidad y paternidad y riesgo por embarazo o lactancia, cuyo diseño corrió a cargo del Ministerio de Trabajo que dirige la vicepresidenta del Gobierno y titular del departamento, Yolanda Díaz.

Desde USO argumentan que el recorte de este tipo de bonificaciones “traerá efectos negativos en la estabilidad en el empleo de las mujeres y pondrá más barreras en su proyecto de vida, además de retroceder en corresponsabilidad y cuidado por parte de los hombres”, indica la misiva dirigida a Montero. En opinión del sindicato, la mayoría de las empresas en España aún no cuenta con la sensibilidad ni el compromiso necesario con los derechos de las mujeres trabajadoras, por lo que desde USO creen que es imprescindible mantener la bonificación del 100% de las cotizaciones en los contratos de personas que las sustituyan cuando están de baja de maternidad, para que el hecho de ser mujer y poder quedar embarazada no juegue en su contra a la hora de ser elegida para un puesto de trabajo.

Si bien fuentes del sector de los recursos humanos explican que la limitación de esta bonificación cobra sentido en términos de coste empresarial, desde que las bajas por paternidad de los hombres son de la misma duración que las de las mujeres y los contratos de sustitución de estos trabajadores de baja paternal eran también bonificados el 100% hasta el pasado 1 de septiembre. Así, desde enero de 2021, cuando las condiciones contractuales de las mujeres y los hombres se equipararon por completo, las primeras ya no tendrían que tener más garantías ante un embarazo, añaden estas fuentes.

No obstante, desde USO creen que al haber reducido esta bonificación, tanto para los hombres como para las mujeres, habrá más padres que decidan no cogerse de forma completa toda la baja si no van a ser sustituidos por su empresa debido a la menor bonificación, lo que dejaría nuevamente a las mujeres en desigualdad de condiciones frente a los empleados varones.

El pasado año, la Seguridad Social tramitó 473.720 prestaciones por nacimiento y cuidado de menor en 2022, lo que supuso un leve incremento del 0,4% respecto al año anterior. De este total, 224.359 han correspondido al primer progenitor, habitualmente la madre, y 249.361, al segundo progenitor, normalmente el padre. El gasto de esta prestación entre enero y diciembre de 2022 fue de 3.260,2 millones de euros, un 8,3% más que el año anterior.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

R. P. C.

Es periodista de la sección de Economía, especializada en información sobre empleo, Seguridad Social, pensiones y relaciones laborales. Licenciada en C.C. de la Información por la U. Complutense, empezó a trabajar en Cinco Días en 2000 y antes pasó por las secciones de política y economía de la agencia Europa Press y por el diario Soria 7 Días.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_