_
_
_
_
_

Terremoto bursátil en el ladrillo chino tras el impago de una de sus mayores promotoras

Country Garden anuncia que no ha pagado los intereses de dos emisiones de bonos y el sector se tiñe de rojo

Gruas frente al distrito financiero de Lujiazui, en Shanghai.
Gruas frente al distrito financiero de Lujiazui, en Shanghai.ALY SONG (Reuters)

Nuevo terremoto para el ya maltrecho mercado inmobiliario chino, que apenas se ha recuperado del golpe de la crisis del gigante Evergrande, hace ya casi dos años. Country Garden, la mayor promotora del país asiático por número de ventas, ha reconocido este martes que no ha podido pagar los intereses de dos emisiones de deuda y que está experimentado “presiones de liquidez” por un “deterioro de las ventas y por el entorno de refinanciación”. El anuncio ha disparado las alarmas en el sector, que se ha hundido en Bolsa.

El índice de referencia de Hong Kong, el Hang Seng, ha cerrado este martes con un retroceso del 1,8%, afectado por los números rojos de Country Garden, que se ha hundido un 14,39%. Su filial de servicios lo ha hecho casi un 10%. La jornada negra en Bolsa ha resultado en un bocado de 5.000 millones de dólares en el valor de la empresa. Todas las grandes promotoras han cerrado la jornada en rojo, lastradas por el miedo de los inversores a una nueva crisis de liquidez en el ladrillo chino. Valores inmobiliarios, como Kaisa Group (11,15%), Mingfa Group (-10,38%) o Times China (-9,52%) han sido varios de los más afectados.

De acuerdo con Bloomberg, la compañía debía pagar, como tarde el pasado domingo, 10,5 millones de dólares en intereses en un bono emitido en dólares y que madura en 2026, así como 12 millones en otra emisión de deuda que vence en 2030. Ambos tienen un plazo de gracia de 30 días. De producirse el pago en ese tiempo, evitaría que la compañía fuese declarada en default o suspensión de pagos. IFR adelantó a principios de mes que la empresa había cancelado la colocación de 300 millones de dólares en acciones, alimentando aún más las dudas sobre su liquidez.

Evergrande

La quiebra de Country Garden supondría un duro golpe para un ladrillo chino, que no levanta cabeza desde el hundimiento de Evergrande: en septiembre de 2021, la promotora más endeudada del mundo tampoco pudo pagar sus propios bonos internacionales, desatando una crisis bursátil y de confianza en el sector, y haciendo sonar las alarmas de una burbuja inmobiliaria. El grupo, que ya no cotiza en Bolsa, está inmerso en un opaco proceso de reestructuración y anunció el mes pasado las cuentas atrasadas de sus dos últimos ejercicios, con pérdidas de más de 72.000 millones.

Country Garden fue uno de los supervivientes de aquella crisis, que dejó maltrecho al sector inmobiliario chino, responsable de aproximadamente un cuarto de la actividad económica del país. A Evergrande le siguieron otras compañías del sector, dejando en la estacada a un buen número de compradores de vivienda chinos, y agravando aún más la crisis de liquidez del ladrillo chino. De hecho, el año pasado se llegaron a producir protestas —raras en el país asiático— porque las constructoras no llegaban a acabar y entregar viviendas a sus compradores.

Las ventas de la compañía, que a finales de 2022 tenía un pasivo de 194.000 millones, están siendo consideradas decepcionantes por los analistas: en julio, fueron menos de la mitad que en el mismo mes del año pasado, y apenas un cuarto de las que realizó en julio de 2021. Sus acciones se han hundido más de un 25% este mes y casi un 60% en lo que va de año. Según informa Reuters, las ventas contratadas en el primer semestre han caído un 30%. De acuerdo con datos recopilados por Bloomberg, la promotora tendrá que afrontar pagos de deuda por más 2.000 millones de dólares en lo que queda de año.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Sobre la firma

Pierre Lomba

Redactor de la sección de Economía. Graduado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y la Sorbona de París. Después de ejercer la abogacía, realizó el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_