_
_
_
_

El Gobierno de Estados Unidos multa a McDonald’s por emplear a menores, entre ellos dos niños de 10 años

El fenómeno del trabajo infantil, que es legal si cumple ciertas restricciones, ha aumentado exponencialmente en la última década en el país

María Antonia Sánchez-Vallejo
McDonald's
Un reclamo de un local de McDonald's en San Diego (California), en marzo de 2015.Mike Blake (REUTERS)

“Trabajar en una cocina a altas horas de la noche cerca de equipamientos peligrosos es una realidad para muchos adultos del sector de la restauración. Pero encontrar a niños de 10 años en ese entorno laboral es motivo de preocupación y de actuación por parte del Departamento de Trabajo de EE UU”. Es el primer párrafo de un comunicado del Gobierno con los resultados de una inspección en locales de la cadena de comida rápida McDonald’s en varios Estados. Más de 300 menores, entre ellos dos niños de 10 años, fueron hallados trabajando en locales de la firma en Kentucky y otros Estados de la región, “en clara violación de las leyes laborales federales”, según el comunicado emitido este martes por Trabajo.

Los inspectores encontraron a los dos pequeños en las cocinas de un restaurante McDonald’s de Louisville, una más de las muchas violaciones de la legislación federal cometidas por tres franquicias de esa cadena en el Estado de Kentucky. En febrero, el diario The New York Times ya alertó del fenómeno del trabajo infantil, especialmente notorio entre menores migrantes, que son contratados en cadenas de montaje de fábricas de productos muy populares, como caramelos, aperitivos o textiles para grandes cadenas, y en puestos a menudo peligrosos. El portal de investigación ProPublica denunció los primeros casos en 2020.

Pero la presencia de los dos pequeños de 10 años constituye el récord más sangrante de explotación infantil. Las tres franquicias de McDonald’s en Kentucky han acordado pagar un total de 212.000 dólares en concepto de sanción por violar la legislación federal, explica el comunicado de Trabajo. Una de las franquicias, que gestionaba 10 locales, empleaba a “24 menores de menos de 16 años más de las horas permitidas legalmente”. Dos de ellos, los citados de 10 años, trabajaban sin cobrar y en ocasiones alargaban su jornada hasta las dos de la madrugada. Entre sus cometidos figuraban tareas como preparar y distribuir pedidos de comida, limpiar el local, atender la ventanilla de autoservicio y manejar la caja registradora. La investigación también constató que a uno de los dos niños se le permitió manipular una freidora, una tarea prohibida para los trabajadores menores de 16 años. Por todo ello, esta franquicia fue multada con 39.711 dólares, especifica el comunicado de Trabajo.

Una segunda franquicia, de la que dependen 27 establecimientos, “permitió a 242 menores de entre 14 y 15 años trabajar más horas de las permitidas. La mayoría trabajaba más temprano o más tarde de lo que establece la ley y más de tres horas en días lectivos”. Por estas infracciones, ha debido desembolsar 143.566 dólares en concepto de sanción. La tercera franquicia, con 24 locales en Maryland, Indiana y Kentucky, empleó a 39 trabajadores —de 14 y 15 años— también en jornadas más prolongadas de lo debido. La empresa dejó incluso que dos de ellos trabajaran en horario escolar. Por violar las limitaciones que regulan el trabajo de menores, se le impuso una sanción de 29.267 dólares, a la que se sumó otra, por valor de casi 15.000, al comprobarse que no pagaba sistemáticamente las horas extras a 58 trabajadores.

El comunicado no especifica la nacionalidad o el origen de los menores explotados, pero a juzgar por la información del New York Times, bien puede tratarse de migrantes solos o acompañados que contribuyen al mantenimiento de sus familias. Las leyes federales autorizan el trabajo de menores siempre que no se realice en horario escolar, no supere las tres horas en un día lectivo y ni las ocho en festivos o fines de semana. También pone límites a los horarios: los menores no pueden empezar a trabajar antes de las siete de la mañana. Esa es la sorprendente letra grande del sistema: en EE UU que los menores trabajen es legal.

Si bien la mayoría de los casos de trabajo infantil detectados implican a menores que trabajaban más horas y más tarde de lo permitido, el Departamento encontró a 688 menores empleados ilegalmente en ocupaciones peligrosas en el año fiscal 2022, el recuento anual más alto desde el ejercicio de 2011. Entre ellos, un chico de 15 años que resultó herido mientras manipulaba una freidora en un McDonald’s de Morristown (Tennessee), en junio de 2022.

“Un niño lesionado en el trabajo es demasiado. Las leyes sobre trabajo infantil existen para garantizar que cuando los jóvenes trabajan, el trabajo no ponga en peligro su salud, bienestar o educación”, explicó Karen Garnett-Civils, responsable del negociado que lleva a cabo las inspecciones, en el comunicado.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_