_
_
_
_

Isidro Fainé: “Nos gustaría extender la obra social por todo el mundo”

Los bancos asociados en la patronal de las antiguas cajas destinaron 800 millones en ayudas sociales en 2022, un 2,8% más que el año anterior

Isidro Fainé, presidente de CECA y de la Fundación "la Caixa", en una imagen de archivo.
Isidro Fainé, presidente de CECA y de la Fundación "la Caixa", en una imagen de archivo.
El País

La patronal de las antiguas cajas de ahorros y de los bancos creadas por ellas, la CECA, ha resaltado en su asamblea anual celebrada este martes el esfuerzo realizado por sus entidades en la obra social. En total, han destinado 800 millones durante 2022, un 2,8% más respecto al ejercicio anterior. Con este montante han realizado en el ejercicio 72.000 actividades que han beneficiado a más de 32 millones de personas. “Es justo en los momentos de mayores dificultades e incertidumbres, como el actual, cuando CECA y sus entidades asociadas tienen una misión importante que continuar desarrollando para el bien de sus clientes y de toda la sociedad: hacer una buena banca para los clientes y una banca buena para la sociedad. Este es nuestro doble desafío”, ha asegurado durante el encuentro Isidro Fainé, presidente de la patronal y de la Fundación La Caixa.

La asociación, además, es ambiciosa y quiere más: “La obra social constituye el alma de nuestra asociación y estamos obligados a protegerla. Nos gustaría extenderla por todo el mundo y lo vamos a promover al WSBI [Instituto Mundial de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas, presidido también por Fainé]”, ha avanzado el presidente de CECA.

Desde 2014, tras la aprobación de la ley de cajas de ahorros y fundaciones bancarias el año anterior, las entidades que están en CECA (CaixaBank, Unicaja, Abanca, Kutxabank e Ibercaja, entre otros) han invertido cerca de 7.000 millones de euros. El acumulado entre 2014 y 2022 resulta en casi 850.000 actividades y 286 millones de personas beneficiarias. Esta reunión se produce justo un día después de la organizada por la Asociación Española de Banca, donde se encuentran grupos como el Santander, el BBVA y el Sabadell, entre otros. En ella, su presidenta, Alejandra Kindelán, valoró la salud de hierro de los bancos en un año que ha sido de récord para el sector financiero.

Sobre la posición de la banca, el director general de CECA, José María Méndez, ha destacado en la asamblea su capacidad de resiliencia. “Las turbulencias bancarias a ambos lados del Atlántico han demostrado tres cosas: primero, la conveniencia de extender los estándares del Comité de Basilea a un sector financiero altamente globalizado; segundo, el incremento de la crisis de credibilidad del marco de resolución y, por último, la urgencia de finalizar la Unión Bancaria”, ha relatado.

La obra social de las entidades de CECA se ha preocupado en los últimos años en potenciar la inversión en lo que denomina colectivos específicos. Entre estos se encuentran menores y jóvenes, personas en riesgo de exclusión social, personas con necesidades especiales y mayores. “Del total de la inversión en 2022, el 57,09% se ha dedicado a colectivos específicos, lo que equivale a 456 millones de euros y más de 17 millones de beneficiarios, un 22,96% más de personas que el año anterior”, recoge la Memoria de Obra Social 2022.

De esta forma, se dedicaron 226 millones a niños y jóvenes (hubo 13,6 millones de beneficiarios en este segmento), 121 millones a personas en riesgo de exclusión (1,7 millones de beneficiarios), 52 millones para asistir a 670.000 personas con necesidades especiales, 51 millones dedicados al colectivo de mayores (un millón de beneficiarios) y 6 millones para ayudar a casi 135.000 emprendedores. “Dentro de colectivos específicos, más del 87% de la inversión se dedica a: infancia y juventud, personas en riesgo de exclusión y mayores en el ejercicio de 2022, lo que representa un 1,39% más que en 2021″, añade el informe de la CECA.

Inversión por áreas

Si se desagregan los 800 millones de euros destinados en 2022 por áreas específicas, Acción Social ha sido la que ha recibido una mayor dotación (313 millones de euros, 39% del total), que se ha destinado a más de 20.500 actividades en programas asistenciales, de salud y bienestar, inclusión, comedores sociales y voluntariado. Por otro lado, dentro de esta área también se han realizado actividades dirigidas a grupos vulnerables.

Educación e Investigación han copado, por su parte, 219 millones (27% del total) para beneficiar a 12,4 millones de personas. “A través de esta área, las entidades fomentan el progreso y la innovación con programas de formación, educación, investigación y divulgación científica e I+D. Además, apoya la inclusión financiera dando un servicio global y favoreciendo el acceso a los servicios financieros de todos los colectivos, especialmente de los más desfavorecidos”, ha explicado la CECA en su nota.

El área de Cultura y Patrimonio ha contado con una inversión de 153 millones de euros (19% del total). Y el área de Desarrollo Local y Creación de Empleo ha invertido cerca de 81 millones de euros (10% del total), destinados a programas de desarrollo local, apoyo al tejido empresarial, fomento del empleo y emprendimiento, entre otros. Mientras que en Deporte, Ocio y Medioambiente se destinaron más de 34 millones (4% del total). “Nuestra obra social es cada vez más un puntal de ayuda para muchas personas vulnerables y un motor de progreso educativo, científico y cultural”, ha incidido Fainé.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_