_
_
_
_
_

Meta anuncia 10.000 nuevos despidos y la cancelación de proyectos no prioritarios

Tras prescindir de 11.000 empleados en noviembre, la matriz de Facebook recortará aún más su plantilla y, además, dejará sin cubrir 5.000 vacantes

Un hombre pasa ante el cuartel general de Meta en Menlo Park (California) en octubre de 2021. Foto: NOAH BERGER (AFP) | Vídeo: EPV

Marck Zuckerberg, máximo responsable de Meta, la matriz de las redes sociales Facebook e Instagram y del servicio de mensajería WhatsApp, ha compartido este martes con los trabajadores su hoja de ruta para reestructurar la compañía. En ella se incluye una nueva tanda de despidos, de 10.000 puestos de trabajo, en diversas divisiones de la empresa hasta finales de año. Más 5.000 vacantes que quedarán sin cubrir y se cancelará un número indeterminado de proyectos “no prioritarios”. Se trata de la segunda oleada masiva de despidos en Meta, después de los 11.000 anunciados a principios de noviembre (el 13% de su plantilla), y se produce en plena crisis bancaria, con un potencial de arrastre en el sector tecnológico. El anuncio tuvo una acogida positiva en Wall Street, donde las acciones de Meta se apuntaban el 4,77% en la apertura de la sesión.

Los objetivos del ajuste masivo son, en palabras de Zuckerberg, convertir a la compañía en “una empresa tecnológica mejor y mejorar los resultados financieros en un entorno difícil”. El fundador y consejero delegado de Meta sostiene: “Esperamos poder ejecutar nuestra visión a largo plazo. Va a ser difícil, pero no hay forma de evitarlo”.

“El calendario es el siguiente”, escribe Zuckerberg en un mensaje a la plantilla publicado este martes. “En los próximos meses, los responsables anunciarán planes de reestructuración centrados en la reducción de nuestras organizaciones [divisiones], la cancelación de los proyectos menos prioritarios y la reducción de las tasas de contratación”. Los recortes pasan por “reducir aún más el tamaño del equipo de contratación”. Los afectados recibirán información el miércoles.

Sobre las divisiones tecnológicas, dice: “Esperamos anunciar reestructuraciones y despidos a finales de abril, y después en nuestros grupos empresariales a finales de mayo. En un número reducido de casos, es posible que estos cambios se prolonguen hasta finales de año. Nuestros plazos para los equipos internacionales también serán diferentes”. La compañía se plantea, a su vez, revisar durante el verano su análisis sobre el modo de trabajo híbrido para ajustar aún más los costes y la eficiencia.

En la comunicación a la empresa, Zuckerberg reconoce que la idea de los próximos cambios organizativos crea incertidumbre y estrés, en una coyuntura económica de por sí inquietante. “Mi esperanza es llevar a cabo estos cambios orgánicos lo antes posible en el año para que podamos superar este periodo de incertidumbre y centrarnos en el trabajo crítico que tenemos por delante”, escribe.

A principios de febrero, Meta informó de un beneficio neto de 23.200 millones de dólares (21.725 millones de euros) en 2022, lo que supuso una brusca caída del 41% respecto del resultado registrado un año antes. Mientras tanto, sus ingresos anuales sumaron un total de 116.609 millones de dólares (109.197 millones de euros), un 1,1% menos que en 2021, la primera caída anual de la facturación de la empresa.

De cara a este año, la directora financiera de Meta, Susan Li, expresó su confianza en que los ingresos totales del primer trimestre oscilen entre 26.000 y 28.500 millones de dólares. Los gastos totales para todo el año, en tanto, estarán en el rango de entre 89.000 y 95.000 millones de dólares (81.609 y 87.110 millones de euros), frente a la anterior valoración, previa al anuncio de nuevos despidos, de 94.000 a 100.000 millones de dólares.

La tecnológica de Menlo Park (California) no es la única del sector que se aprieta el cinturón, después de dos años de bonanza impulsados por el teletrabajo y una gran demanda de entretenimiento doméstico durante la pandemia. Las grandes empresas tecnológicas, conocidas como las Big Five, y los titanes de Wall Street han acometido una serie de despidos para intentar capear una coyuntura de alta inflación y de encarecimiento del precio del dinero por parte de la Reserva Federal (Fed). La suma de rápidas subidas de los tipos de interés (ocho consecutivas) y una demanda de los consumidores cada vez más débil han forzado a empresas como Amazon, Disney, Meta y a los grandes bancos a recortar sus plantillas. También la red social Twitter ha anunciado despidos en masa. En total, las tecnológicas prescindieron de más de 150.000 trabajadores en 2022, según el portal de seguimiento Layoffs.fyi, mientras se esperan más ajustes a medida que el crecimiento económico se ralentiza.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_