_
_
_
_
_

El turismo supuso el 61% del crecimiento de la economía española en 2022, según Exceltur

La aportación al PIB nacional llega al 12,2%, a cuatro décimas de 2019, según la patronal

Turistas en la playa de Benidorm (Alicante)

La robusta recuperación del turismo el año pasado fue uno de los principales motores de la economía española. Su aportación al producto interior bruto (PIB) fue de 159.490 millones de euros en términos nominales, un 1,4% más que en 2019, y supuso un 61% del crecimiento del PIB español, según los cálculos de Exceltur, que agrupa a las grandes empresas del sector. El tirón de la demanda nacional y el repunte de los viajeros internacionales, con ganas de viajar y un ahorro acumulado tras dos años de pandemia, están detrás de la mejora de la actividad, que se consolidará en 2023 a pesar de los “negativos augurios” sobre un parón económico global que reiteran algunos analistas e instituciones financieras.

“Esto supone una sustancial mejora respecto a los años dramáticos de los que venimos”, ha dicho José Luis Zoreda, secretario general de Exceltur, en una conferencia de prensa este martes para presentar su informe sobre la evolución del sector, que en 2022 supuso el 12,2% del PIB según sus estimaciones, por debajo todavía del 12,6% alcanzado en 2019. Los cálculos de la patronal se realizan tomando como base las previsiones del Banco de España, que pronostica un crecimiento de la economía de un 4,6% en 2022 y un 1,3% en 2023.

Pero el sector no se ha recuperado desde el punto de vista empresarial, ha advertido. “Mejoran las ventas, pero no hay una correlación con resultados empresariales”, ha asegurado. Los márgenes se han visto mermados por el aumento medio del 28% de los costes energéticos, un 17% los suministros y un 8,9% los costes laborales, que se combinan con una subida promedio de precios del 6,6%, según el Instituto Nacional de Estadística.

“Ha habido un incremento de la calidad de los servicios, porque han mejorado muchos hoteles, y un reposicionamiento hacia el negocio más premium, que son más caros, y es difícil determinar el impacto de la inflación”, ha añadido Zoreda, que ha pedido al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que revise su estrategia de reparto de los fondos de recuperación de la UE que, según Exceltur, no ha sido consensuada con el sector. El informe se presenta en vísperas de Fitur, la feria del turismo, que se celebra en Madrid desde este miércoles y hasta el domingo.

Las ganas de viajar y el ahorro acumulado durante la pandemia marcaron el turismo en 2022. A pesar de que la confianza del consumidor ha ido a la baja, la demanda se ha mantenido fuerte debido a que los ciudadanos han priorizado el gasto en ocio y, si han tenido que recortar, lo han hecho en otros bienes. Así, la demanda nacional “vuelve a ser un bastión” que ha soportado la actividad, tanto en viajes a destinos españoles como al exterior, que estuvieron estancados durante 2020 y 2021 y el año pasado empezaron a reactivarse.

La demanda extranjera también registró una fuerte recuperación, con mayor intensidad de ingresos que de afluencia. En 2022 se calcula que llegaron 72 millones de viajeros, frente a los 31 millones de 2021, los 19 millones de 2020 y los 83 millones de 2019. Mientras, los ingresos alcanzaron los 69.000 millones, frente a los 71.000 millones de 2019, según los datos del Banco de España mencionados por Exceltur.

“Se ha potenciado mucho la demanda americana, tanto del norte como del sur, lo que ha producido cierto olvido de la falta de llegadas de ciudadanos rusos y chinos”, ha destacado Zoreda. Estos dos mercados han estado paralizados en 2022 por la invasión de Ucrania y la pandemia, respectivamente. “Nuevos mercados de origen han permitido compensar estas caídas”, ha dicho. Destaca el crecimiento de turistas desde México: las pernoctaciones hoteleras de los viajeros procedentes de ese país han crecido un 17,6%. Aunque los principales mercados para España son europeos: el Reino Unido, Alemania, Francia, los países nórdicos e Italia.

Hoteles de lujo

Los hoteles de cinco estrellas son los que mejor comportamiento registraron el año pasado, con un crecimiento de las pernoctaciones que se sitúan un 2,6% por debajo de los niveles de 2019, mientras la media hotelera es de un 10,3% por debajo.

Los destinos más favorecidos han sido los relacionados con el ocio, tanto en la costa mediterránea, Baleares, Canarias, Extremadura, Aragón y Castilla-La Mancha. Sin embargo, se ve menor fortaleza en el caso del turismo cultural, urbano y de empresas. “Hemos visto esas ganas de disfrutar, mientras que en ciudades el sector va algo más retrasado porque los viajes por motivos de trabajo se han reducido”, según Zoreda.

Como destinos rivales ahora, Exceltur ha señalado Turquía principalmente y Egipto, donde las devaluaciones de las divisas hacen muy atractivos los precios en estos países. “Llevamos años diciendo que España no puede hacer nada para competir con otros países en precio, porque sus estructuras económicas son más baratas, sino que debemos mejorar la calidad de la oferta”, ha añadido.

En cuanto al nivel de temporalidad del sector, se ha reducido del 30,4% en febrero de 2022 al 8,8% en diciembre de 2022 por “la fuerte adopción de la figura del contrato fijo discontinuo”, señala el informe.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Cristina Galindo
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_