Braulio Medel renuncia de forma temporal a la presidencia emérita de Unicaja Banco

El banquero andaluz da un paso al lado ante la resistencia del BCE a estos cargos honoríficos

Braulio Medel, el 14 de junio en Málaga, tras su renuncia a la presidencia de la Fundación Unicaja.
Braulio Medel, el 14 de junio en Málaga, tras su renuncia a la presidencia de la Fundación Unicaja.Álvaro Cabrera (EFE)

El expresidente de la Fundación Bancaria Unicaja Braulio Medel ha renunciado temporalmente a ser presidente emérito de Unicaja Banco, según aseguran fuentes financieras. Esta renuncia se debe principalmente a los recelos de los supervisores bancarios, que no ven bien ese tipo de puestos honoríficos.

El consejo de administración de Unicaja Banco, reunido este viernes, ha decidido por unanimidad no desarrollar el acuerdo de ese mismo órgano de 2016 para designarle presidente emérito de la entidad, una vez había conocido la comunicación de Medel para desistir del cargo. El acuerdo, además, incluía que ese nombramiento era por tiempo indefinido.

El histórico banquero andaluz no había ocupado hasta ahora dicho cargo porque entonces, en 2016, era presidente de la fundación, que controla un 30% del banco. Esta situación cambió a mediados de junio de este año, cuando Medel dimitió de su cargo en la fundación por las diferencias que existían con el Protectorado de Fundaciones Bancarias que llegó a pedir un informe sobre su idoneidad y honorabilidad. Así, con su salida, le daba vía libre a su vuelta a Unicaja Banco como presidente emérito. Ese cargo es el que ha ocupado hasta ahora, que hace efectiva su renuncia temporal. La presidencia emérita tenía funciones de representación institucional, asesoramiento al consejo sin participar en la gestión y no conllevaba remuneración, pero sí la posibilidad de utilizar un despacho, vehículo y conductor, así como cobertura de gastos de viajes.

De esta forma, Braulio Medel vuelve al centro de la polémica, donde ya estuvo por los problemas de gobierno del banco desde la fusión entre Unicaja Banco y Liberbank. En esta ocasión, todo apunta a que el detonante ha sido el Banco Central Europeo (BCE), que no ve con buenos ojos las presidencias eméritas, según las fuentes consultadas. Por ello, el banquero andaluz ha preferido renunciar antes de que su continuidad en el cargo pudiera penalizar a la entidad en requerimientos de capital.

En un principio, tras su salida de la fundación, fue el propio Medel el que pidió ser presidente emérito de Unicaja Banco. El asunto se ha vuelto a tratar en el consejo de administración del banco, reunido este viernes, en el que se ha acordado la reconfiguración de sus comisiones de apoyo y la designación de una consejera coordinadora, la independiente Carolina Martínez-Caro, en sustitución de María Luisa Arjonilla. Las comisiones las presiden consejeros independientes: María Garaña (las de nombramientos y retribuciones); Jorge Declaux (la de auditoría y cumplimiento normativo); Isidora Unda (riesgos) y María Luisa Arjonilla (tecnología e innovación).

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS