Los supermercados más baratos y más caros, según la OCU: Dia y Mercadona a la cabeza de las subidas

Las cadenas aumentan los precios de la cesta de la compra un 15% de media, el mayor nivel en 34 años, según la asociación, que publica su informe anual de establecimientos

Cesta de la compra llena de productos básicos, en una foto de archivo.
Cesta de la compra llena de productos básicos, en una foto de archivo.Víctor Sainz

La escalada de los precios de los alimentos se aprecia con fuerza en los supermercados. La cesta de la compra ha subido un 15,2% en un año, el mayor nivel desde 1988, pero el aumento ha sido más potente entre los productos más baratos y las marcas blancas, con un alza media récord del 16,4%, “lo que perjudica más a quienes están en peor situación económica”, según un estudio presentado este martes por la OCU. Todas las grandes cadenas suben precios, con el grupo Dia y Mercadona a la cabeza de los aumentos, aunque no están entre los establecimientos más caros. La brecha de precio entre las tiendas más caras y más asequibles se acorta: el ahorro que puede conseguir una familia, según el lugar en el que compre, se reduce un 7,3%, hasta una media de 994 euros al año. La organización de usuarios prevé más subidas de precios mientras continúe la crisis energética y de materias primas.

El estudio, que la OCU realiza anualmente, concluye que las cadenas más baratas son Tifer, Dani, Family Cash, Alcampo y Supeco, mientras Sánchez Romero, Ulabox, Novavenda y Amazon son las más caras. En la lista de empresas que operan a nivel nacional, Alcampo es la opción más barata para hacer la compra en 27 ciudades, seguida por Mercadona (10) y Supeco (7). Las ciudades más baratas son Ciudad Real y Vigo, ciudad esta última donde está el supermercado más económico de España según la OCU: un Alcampo situado en Coia. En la lista de ciudades más caras están Palma de Mallorca, Barcelona, Alcobendas, Girona y Madrid, donde está el establecimiento más caro del país, un Sánchez Romero de la calle de Arturo Soria.

La subida histórica de la cesta de la compra fue adelantada por la OCU en julio pasado: un 15,2% entre mayo pasado e idéntico mes de 2021. La asociación de consumidores ha desgranado los detalles del estudio este martes. El incremento es aún mayor en el caso de los productos baratos y las marcas blancas, con un incremento “exorbitante” del 16,4% en esa cesta, bautizada por la asociación como “cesta económica”. Se trata de una subida récord en al menos dos décadas, que es cuando la asociación ha empezado a medir esta cesa en concreto. Estos bienes se encarecen más que las marcas tradicionales de los fabricantes, que suben un 11,3%, y de los frescos (un 11,65). Este elemento ayuda a explicar, según los autores del estudio, por qué Dia y Mercadona son las empresas que más han subido los precios: su oferta tiene un porcentaje importante de marcas propias, que están siendo mucho más demandadas con la escalada inflacionista y sus precios están subiendo proporcionalmente más.

Cesta económica más cara

Esta cesta económica ha subido entre un 15% y un 20% en la mitad de las grandes cadenas, lo que supone un varapalo para los presupuestos de los consumidores. “Ante fenómenos externos que hacen subir los costes, como ocurre con la crisis energética y de las materias primas, la subida de precios en términos de dinero será en buena medida lineal, pero esto se traduce en un porcentaje de subida mayor en los productos baratos que en los otros”, aclara la OCU.

Todas las cadenas encarecen sus productos y los aumentos son “bastante homogéneos”, según la OCU: una media del 13% entre las 24 principales analizadas. Las mayores corresponden al grupo Dia y Mercadona (alrededor del 16%). Las que menos han subido precios han sido BM Urban (8,8%), Carrefour Express (8,5%, que aparece en la lista como el séptimo supermercado de ámbito nacional más caro) y Alimerka (8,4%). “Las diferencias entre cadenas se han acortado levemente”, explica la OCU. “Las grandes cadenas a nivel nacional han subido más los precios que las regionales de menor tamaño”, añade.

La OCU ha instado al Gobierno a suspender “temporalmente” los impuestos vinculados a la energía y los relacionados con los productos básicos de alimentación saludable, además de proponer a la distribución llegar a acuerdos para realizar “compras colectivas” para contener los precios de los alimentos básicos. “Sabemos que los impuestos son necesarios y que cubren necesidades básicas, pero también creemos que temporalmente es la única medida eficaz y rápida para insuflar un poco de aire a los hogares que están muy maltrechos”, ha reclamado Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU, en la conferencia de prensa para presentar el informe.

A pesar “de la subida generalizada de los precios”, el ahorro que supone comprar en las tiendas más asequibles sigue siendo considerable: representa casi la quinta parte del presupuesto de alimentación de un hogar tipo (un 17,9%). Madrid y Alcobendas son las ciudades en las que más se nota ese ahorro: en la capital la diferencia entre comprar en un lugar u otro puede llegar a ser de 3.529 euros al año y en Alcobendas se sitúa en 2.977 euros. También se nota bastante al hacer un pedido online, con un ahorro de hasta 2.309 euros, según la web en la que se haga la compra. Donde hay una menor diferencia de ahorro es en Cuenca (485 euros). El gasto medio por hogar se sitúa en 5.568 euros, según el estudio, que incluye datos de 239 productos de alimentación y droguería, en 1.180 establecimientos de 80 cadenas en 65 ciudades e internet.

Subidas en verano

La OCU señala que se han mantenido “fuertes subidas de precios durante el verano”, como ha mostrado el IPC de agosto, cuando la inflación se situó en el 10,5%, con los alimentos en el nivel más elevado desde 1994 (subida del 13,8%), impulsados por el incremento de los costes de la energía y las materias primas. Según el estudio de la OCU, un 64% de los productos ha subido, sobre todo el aceite de girasol, los plátanos, los macarrones, el aceite de oliva y los huevos.

Los hipermercados regionales y nacionales son el formato comercial donde más barato resulta hacer la compra, seguidos por los formatos de descuento, que por primera vez no son la mejor opción en la cesta. En general, las cadenas nacionales más baratas son Family Cash, Alcampo, Supeco, Consum, Lidl, Mercadona, Carrefour, Aldi, Dia y Lupa, y las más caras son Amazon, Coaliment, Supercor, El Corte Inglés, Suma, Hipercor, Carrefour Express, Unide y Eroski.

En el caso de las regionales, las más baratas con Tifer, Familia y Cash Fresh; las más caras, Ulabox, Condis y Caprabo. En las locales, las más baratas son Dani, Deza y Sangüi, mientras las más caras son Sánchez Romero, Novavenda y Super-Mor.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS