Avangrid, filial de Iberdrola en EE UU, planea invertir 14.600 millones hasta 2025

La cifra incluye la compra de PNM Resources, bloqueada por el regulador de Nuevo México

Instalación de energía eólica marina de Avangrid en una imagen facilitada por la empresa.
Instalación de energía eólica marina de Avangrid en una imagen facilitada por la empresa.

Día grande para Avangrid en Wall Street. La filial estadounidense de Iberdrola cotizada en Bolsa presenta este jueves sus planes de futuro a analistas e inversores. La compañía tiene un ambicioso plan de crecimiento en energías renovables en un momento en que Estados Unidos ha apostado por incentivar su despliegue. La compañía con sede en Orange (Connecticut) prevé invertir unos 14.600 millones de dólares hasta 2025, según ha comunicado al mercado.

Esos planes de inversión incluyen la compra de PNM Resources, la compañía de Nuevo México cuya adquisición está por ahora bloqueada por el regulador. Sin ella, las inversiones hasta 2025 ascenderían a unos 8.100 millones de dólares (una cifra parecida en euros, al cambio actual). En caso de cerrarse esa operación, Avangrid contempla una ampliación de capital de 1.900 millones de dólares. La cifra de inversiones también incluye la línea de transmisión eléctrica desde Canadá que ha tenido algunas trabas y en la que el grupo ha logrado recientemente un triunfo judicial.

El consejero delegado de la compañía, Pedro Azagra, ha presentado ante el mercado Avangrid como una historia de “crecimiento y evolución”. “Estamos muy orgullosos de formar parte de la transición energética de Estados Unidos y creemos que es un camino que no tiene marcha atrás”, ha señalado ante analistas e inversores.

La empresa ha reafirmado su previsión de 2,20 a 2,38 dólares de beneficio por acción para este año y prevé que esa cifra tenga un crecimiento medio anual del 6%-7% hasta 2025, contando con la adquisición de PNM Resources.

“Avangrid está guiada por nuestro compromiso con la ejecución, el crecimiento y la creación de valor”, ha dicho previamente en un comunicado. “Nuestra combinación de negocios regulados con renovables es uno de nuestros principales factores diferenciales, ya que nos permite capitalizar plenamente todos los beneficios que traerá la transición energética”, ha añadido.

El grueso de las inversiones se concentrarán en el área de redes, con 12.800 millones de dólares, de los que 6.500 millones corresponderían a PNM. Los restantes 1.800 millones serán inversiones en renovables, principalmente en eólica marina (1.200 millones), según la presentación a analistas. La compañía contempla ventas por rotación de activos de unos 2.000 millones de dólares.

Pedro Azagra, consejero delegado de Avangrid, en una imagen facilitada por la empresa.
Pedro Azagra, consejero delegado de Avangrid, en una imagen facilitada por la empresa.


Avangrid es una filial de Iberdrola con un valor en Bolsa de unos 19.000 millones de dólares y unos activos de unos 40.000 millones, con operaciones en 24 de los 50 Estados de Estados Unidos y unos 7.350 empleados. La compañía, que logró un beneficio neto de 707 millones de dólares en 2021, tiene dos líneas de negocio principales: Avangrid Networks (redes) y Avangrid Renewables (renovables). Avangrid Networks tiene ocho empresas de electricidad y gas natural que dan servicio a más de 3,3 millones de clientes en Nueva York y Nueva Inglaterra. Avangrid Renewables posee y explota una cartera de instalaciones de generación de energía renovable en todo Estados Unidos. Dentro del área de renovables, la compañía ha decidido recientemente fusionar sus negocios en tierra y de eólica marina, onshore y offshore, que antes se gestionaban por separado y poner al frente de los mismos a José Antonio Miranda.

Dividendos de 2.000 millones

La compañía promete a los inversores un objetivo de dividendo de unos 2.000 millones de dólares en los próximos tres años, de los que aproximadamente el 80% corresponden a Iberdrola como principal accionista. El objetivo de dividendo es de 1,78 dólares por acción, con una política que supone repartir entre el 65% y el 75% del beneficio.

“A través de nuestro negocio de redes, estamos trabajando para modernizar la red y seguir integrando la energía limpia en el sistema. También somos una de las principales empresas de energías renovables por capacidad instalada y estamos liderando el desarrollo de la energía eólica marina, que es un paso fundamental en la transición energética”, explica Azagra al mercado. “Estas inversiones, tanto en las renovables reguladas como en las contratadas, generarán unos beneficios y un flujo de caja predecibles durante y más allá de nuestras perspectivas a largo plazo de 2022 a 2025″, añade.

La presentación de Avangrid es un anticipo del plan estratégico de Iberdrola, que el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán prevé presentar el próximo 9 de noviembre, también con previsiones hasta 2025. La presentación del plan, inicialmente prevista para marzo, fue pospuesta por la guerra de Ucrania.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS