_
_
_
_
_

Las pymes españolas apuestan por el comercio digital: el 51% ya opera a través de internet

Las redes sociales ganan peso en las ventas y el 37% de los españoles afirma haberlas utilizado para comprar durante los últimos seis meses

Una mujer realizando compras por internet.
Una mujer realizando compras por internet.Oscar Wong (Getty Images)

El 51% de las pymes españolas operan a través de un canal online y de estas el 21% comenzaron a hacerlo durante la pandemia. Según el estudio encargado por la empresa PayPal y presentado este miércoles por Beatriz Giménez, directora de la compañía en España y Portugal, el modelo de negocio digital ha ganado protagonismo. El número de transacciones que pasaron por la multinacional estadounidense aumentó un 13% en el segundo trimestre de 2022 con respecto al mismo periodo de 2021, un crecimiento que Giménez asocia con la necesidad de adaptarse durante la crisis de la covid: “Tras la pandemia, la gente no quería tocar el dinero y eso hizo que tuviesen que esforzarse por entender, casi de manera obligatoria, el pago digital”.

La nueva tendencia que se está consolidando es la compra a través de redes sociales como Instagram, Facebook o TikTok. Este modelo, denominado comercio social, no requiere de la instalación previa de una aplicación: se accede al producto o al enlace de la página web directamente desde la red social. Según los datos aportados, el 37% de los españoles han utilizado las redes sociales para comprar durante los últimos seis meses. De estos, un 11% reconocen utilizar este servicio semanalmente.

En España los productos más vendidos en redes sociales son ropa y accesorios (35%), artículos de belleza y salud (28%) y juegos online (25%). Cuando se les pregunta a los encuestados por las motivaciones para usar este medio, el 30% afirma que solo lo hace a través de la propia red social si puede usar una pasarela de pago segura. Un dato que PayPal, cuyo negocio principal consiste en esto, destaca en el informe. Otro 37% utiliza los enlaces para acceder a la página web del producto y efectúa el pago desde allí. Para los consumidores, la flexibilidad en el método de pago y la inmediatez, es decir, poder comprar de manera rápida cuando se ve el producto, son las dos principales ventajas del comercio por internet. En el caso de las empresas, el 88% de las consultadas respondió que este modelo digital les permitió llegar a nuevos clientes.

Las principales barreras que encuentran los consumidores a la hora de adquirir un artículo por internet son dos: que el método de pago habitual que usan no esté disponible —ya sea tarjeta de crédito, contrarreembolso, pasarelas de pago, etc.— o que el proceso de compra no les genere sensación de seguridad. Los datos del estudio afirman que casi dos de cada tres españoles han abandonado una compra antes de completarla por uno de estos motivos.

La simplicidad de los procesos de pago es otro elemento que condiciona el volumen de ventas. Un 47% de los encuestados afirma que un proceso de compra largo y confuso les hace abandonar antes de concluir el trámite. Según la directora de PayPal Iberia, “ya no es tan habitual que la gente entre en una web y compre, sino que se los usuarios comparan entre distintos sitios”. Esto hace, ha completado, que tener un sistema de compra eficiente y simplificado resulte “decisivo”.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_