Desigual apuesta por China para fortalecer el mercado asiático

La empresa de moda cierra un acuerdo con E-Shine para aumentar las ventas en línea y prevé abrir hasta 60 tiendas en el país

Una tienda de Desigual en India.
Una tienda de Desigual en India.

La compañía de moda Desigual, con sede en Barcelona, ha cerrado un acuerdo con la empresa china E-Shine para fortalecer su presencia en el mercado asiático, según ha anunciado en un comunicado este martes. El acuerdo, una joint venture o alianza comercial a largo plazo entre los socios, tiene como objetivo conseguir una facturación de 40 millones de euros en cinco años, la mitad de los cuales se lograrían con las ventas en línea, y la otra mitad con las ventas físicas, para lo que Desigual prevé abrir hasta 60 tiendas en China de la mano de este consorcio.

Desigual quiere explotar el tirón que tiene la marca en Asia, ante un contexto de ventas complicado desde hace varios ejercicios. En 2021, según la última comunicación de resultados, la marca de moda logró volver a beneficios al ganar tres millones de euros, y consiguió una facturación total de 371 millones de euros, un 3,4% más que el año anterior –el año de la pandemia, en el que la compañía sufrió pérdidas por primera vez, con un resultado neto negativo de 83 millones–. El volumen de ventas aún quedó, no obstante, lejos de los 589 millones facturados en 2019, año en el que el grupo ya arrastraba cinco ejercicios de retroceso en las ventas.

Con esta alianza, la compañía quiere redoblar su apuesta por Asia: “Esta colaboración está en línea con nuestra estrategia de seguir desarrollando nuestro negocio en el mercado asiático, creciendo en China, en Japón, que es nuestro primer mercado fuera de Europa, y en otros mercados relevantes como Corea del Sur”, señala en el comunicado Alberto Ojinaga, director general de Desigual. Japón es el quinto mercado más importante en ventas para la empresa, y Asia en su conjunto representa el 6,5% del negocio internacional.

La llegada de Desigual a China se remonta a 2014, cuando entró en la plataforma de comercio electrónico Tmall. Ahora, con la alianza con E-Shine (la primera de este tipo en la que se embarca la empresa fundada por Thomas Meyer), el objetivo es tener aún más presencia. Desigual seguirá vendiendo con su marca a través de Tmall, según detalla una portavoz de la compañía, pero la empresa que estará detrás será la que surja de la unión con E-Shine. Ante las dificultades que pone el Gobierno chino para las empresas internacionales a la hora de abrir páginas web en el país, Desigual e E-Shine están preparando la apertura de una nueva plataforma, además de Tmall, mediante la que fortalecerán el canal en línea. El objetivo es aprovechar la capacidad de esta empresa local –accionista, por su parte, de Septwolves Industrial Co, que cotiza en el mercado de valores de Shenzhen– de representar marcas de prestigio internacional. El proyecto, además de fortalecer el canal digital, incluye abrir tiendas insignia en Shanghái y Pequín, y hasta 60 establecimientos más en el país. Desigual no ha comunicado los términos de la colaboración entre las dos empresas, ni la inversión que ha destinado al proyecto.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS