El euríbor toca máximos diarios de más de una década y sigue encareciendo las hipotecas

El índice rebasó este lunes el 1,3%, su mayor nivel diario desde abril de 2012

Un cartel anuncia una hipoteca en una sucursal bancaria en Madrid.
Un cartel anuncia una hipoteca en una sucursal bancaria en Madrid.Jaime Villanueva Sánchez

La inflación avanza a dobles dígitos, y son minoría los productos y servicios que no se han encarecido en el último año, pero el sumidero por el que se escapan recursos de los hogares españoles tiene otra rendija abierta. El euríbor, el índice al que están referenciadas la mayoría de hipotecas a tipo variable en España, se ha disparado este lunes al 1,344%, su mayor nivel desde abril de 2012, anticipando próximas subidas de tipos por parte del Banco Central Europeo.

El indicador lleva siete meses consecutivos al alza, y la tendencia está lejos de cambiar en agosto. El mercado descuenta un nuevo aumento de tipos de 50 puntos básicos por parte del BCE en su reunión de septiembre para combatir la inflación, que en julio fue del 8,9% en la zona euro, su máximo histórico. Encarecer el precio del dinero es la fórmula con la que tradicionalmente lidian con la inflación los bancos centrales, aun a costa de dañar el consumo y el crecimiento, y eso tiene su reflejo en el mercado hipotecario: con esta subida diaria, el euríbor alcanza una media mensual del 1,125% a falta de seis sesiones para cerrar agosto. De terminar así, superaría el 0,992% de julio, y sería su mayor nivel desde junio de 2012, cuando se situó en el 1,219%.

No todos los hogares se verán afectados. En los últimos años el segmento de hipotecas fijas ha ganado terreno a las variables porque otorgan la seguridad de no exponerse a su volatilidad, pero estas últimas aún se cuentan por millones. Según el último informe de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), a finales de 2021 España contaba 5,5 millones de hipotecas vivas y tres cuartas partes (4,1 millones) tenían un interés variable. Se estima que la mayoría de préstamos variables (alrededor del 90%) están vinculados al euríbor a 12 meses. Esto significa que periódicamente (normalmente, una vez al año) se recalculan las cuotas en función de cómo haya cambiado el índice desde la última revisión.

Las malas noticias no son solo para quienes pagan hipoteca, también para quienes se lo plantean, dado que han aumentado los intereses que deben pagar tanto quienes eligen una hipoteca fija como los que optan por la variable. El tipo medio al que las entidades concedieron créditos en julio se situó en el 1,986%, el porcentaje más alto desde junio de 2019. Hace un año, el tipo medio era del 1,485%.

La marcha atrás del euríbor todavía parece lejana. El departamento de análisis de Bankinter calcula que el euríbor a 12 meses seguirá subiendo en 2022. En concreto y según sus estimaciones, podría rondar el 1,90% en diciembre de este año y el 2,20% en 2023, antes de retroceder al 2% en 2024.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS