McDonald’s ultima la reapertura gradual de sus restaurantes en Ucrania

La compañía espera reabrir algunos locales en Kiev y el oeste del país

Un trabajador retira un letrero de McDonald's de un restaurante de la compañía en San Pertersburgo.
Un trabajador retira un letrero de McDonald's de un restaurante de la compañía en San Pertersburgo.ANTON VAGANOV (REUTERS)

McDonald’s quiere recuperar la normalidad en Ucrania, aunque sea solo en una parte del país. La cadena estadounidense de restaurantes de comida rápida ha anunciado su intención de proceder “por etapas” a un plan para la reapertura de algunos restaurantes en Kiev y el oeste de Ucrania, después de que la multinacional decidiese a finales de febrero interrumpir sus operaciones en el país como consecuencia de la invasión rusa.

“Hemos decidido instituir un plan por etapas para reabrir algunos restaurantes en Kiev y el oeste de Ucrania, donde otras empresas han reabierto de manera segura”, ha asegurado este jueves la multinacional.

De este modo, durante los próximos meses, la cadena comenzará a trabajar con los proveedores para llevar el producto a los restaurantes, preparar los establecimientos para atender a los clientes, así como el retorno de los equipos de los restaurantes y la implementación de procedimientos y protocolos para respaldar la seguridad de empleados y clientes.

La decisión de McDonald’s se produce tras los contactos con los empleados de la empresa, que han expresado el deseo de volver a trabajar y llevar a cabo la reapertura de restaurantes en el país en las zonas del territorio que sea seguro y responsable hacerlo.

“En los últimos meses, se ha fortalecido la creencia de que esto apoyaría una pequeña pero importante sensación de normalidad”, indicó en el vicepresidente corporativo, responsable de mercados operados internacionales, Paul Pomroy. Y añadió que las autoridades ucranianas han insistido en que las empresas que reanuden sus operaciones apoyarán la economía local y al pueblo de Ucrania. La multinacional ha recordado asimismo que, desde que a finales de febrero anunciase su intención de suspender sus actividades en el país, ha seguido pagando los salarios de los más de 10.000 empleados.

Además, McDonald’s abandonó el pasado mes de mayo el mercado ruso tras más de 30 años de actividad en el país, donde contaba con 850 locales y alrededor de 62.000 trabajadores, que acabó traspasando a un empresario local, Alexánder Góvor, que renombró la cadena como Vkusno & tochka. La exitosa apertura del primer McDonald’s ruso en la plaza Pushkin de Moscú a finales de enero de 1990 fue todo un símbolo de la perestroika. Pero ahora, más de 32 años después, la compañía estadounidense dejó el país, lo que supuso nuevamente la imagen del fin de una era.

Antes, la cadena de restaurantes ya había cerrado sus restaurantes en Rusia de forma temporal en marzo. Una decisión que no tuvo marcha atrás por la situación insostenible generada por la guerra. La salida del país le costará entre unos 1.200 millones y 1.400 millones de dólares, según explicó entonces la empresa en un comunicado, lo que, traducido a euros, podría superar los 1.300 millones. El cese de su actividad se justificó por las dificultades para mantener la actividad por problemas logísticos, así como por el coste reputacional de seguir en el país.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS