_
_
_
_

Las cinco grandes tecnológicas resisten con holgura la desaceleración del consumo en EE UU

Meta registra datos ambivalentes en el segundo semestre, mientras las acciones de Apple se encaminan a su mayor ganancia mensual en dos años y Amazon gana casi un 8% más

María Antonia Sánchez-Vallejo
Big tech companies
Un hombre se comunica por remoto con su familia, que aparece en la pantalla de la tableta.Amazon

Los resultados del segundo trimestre de las principales tecnológicas han resultado ser mejores de lo esperado, con matices. Las Big Tech surfearon la pandemia sin merma para sus beneficios, y el hecho de que el balance de resultados de algunas de ellas dé ahora muestras de flaqueza no es óbice para constatar su resistencia en una coyuntura tan movediza como la actual. Con la excepción de Twitter, que la semana pasada presentó unas cuentas lastradas por la incertidumbre derivada de la operación de compra de Elon Musk, y un ligero frenazo de Meta, las Big Five (Microsoft, Meta, Amazon, Google y Apple) han salido airosas en un momento en que la apetencia del consumidor se orienta de la compra de bienes a la de servicios. El peor parado en el sector tecnológico fue el fabricante de procesadores Intel.

Alphabet, empresa matriz de Google, y Microsoft registraron un aumento de sus ingresos en el segundo trimestre de dos dígitos y lograron un balón de oxígeno para los próximos meses, tranquilizando a los inversores temerosos de que las tecnológicas fueran arrastradas por la ralentización económica. Las acciones de Alphabet subieron un 4% y las de Microsoft, un 3,8% en la jornada del miércoles, horas después de conocerse sus balances.

Meta, la empresa matriz de las redes sociales Facebook e Instagram, ha reportado su primera caída trimestral, citando como causa la reducción presupuestaria de los anunciantes. Los ingresos cayeron a 28.800 millones en el segundo trimestre, ligeramente por debajo de la estimación promedio de los analistas, de 28.900 millones. El pronóstico de la compañía también se quedó corto. Las acciones cayeron el miércoles hasta un 8,7%, la mayor bajada en dos meses.

Mejor pintaban las cosas para Apple. A pesar de enfrentarse al aumento de la inflación, la retracción de los consumidores, el fortalecimiento del dólar y el bloqueo logístico causado por periódicos confinamientos en China, el precio de sus acciones ha subido en las últimas semanas y se encamina a su mayor ganancia mensual en casi dos años, un 15% más en julio. Sus títulos han superado a los de Microsoft, Alphabet y Amazon este mes, y también están acaparando las ganancias en los índices S&P 500 y Nasdaq.

Apple reportó resultados en el segundo trimestre que superaron por poco las estimaciones de Wall Street, lo que alivió las preocupaciones de que los problemas en las cadenas de suministro y una economía inestable lastrarían las ventas del gigante tecnológico. A las ventas de aparatos iPhone y iPad les fue mejor de lo esperado, aunque otros productos, incluidos Mac y dispositivos portátiles, no alcanzaron las proyecciones.

Amazon también superó las previsiones de ingresos, pese a la preocupación de los inversores sobre un posible ajuste del cinturón por parte de los consumidores afectados por la inflación.

Amazon facturó el pasado semestre un 7,26% más que hace un año (237.60 millones frente a 221.500 millones en el mismo periodo de 2021). Las perspectivas a corto plazo son buenas, con un incremento previsto de los beneficios en el tercer trimestre por el aumento de la tarifa de suscripción -una subida de casi un 40%- de su plataforma Prime Video. Las acciones subieron un 11% este jueves tras el toque de la campana. El gigante del comercio electrónico contempla una previsión de ventas en los tres meses de verano de entre 125.000 y 130.000 millones de dólares, con beneficios en torno a 3.800 millones de dólares.

La bonanza, no obstante, también pasa por reajustar necesidades para eliminar gastos y, tras la fase expansiva de la pandemia, la empresa fundada por Jeff Bezos y dirigida por Andy Jassy busca ahora deshacerse del exceso de espacio de almacenamiento, con el subarriendo de al menos 92 hectáreas de hangares. También de un número indeterminado de empleados, una tónica general en el sector en los últimos meses.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_