Ezentis pide el rescate urgente a la SEPI por 70 millones para evitar la quiebra

La cotización de la empresa de telecomunicaciones, ahogada por una deuda de más de 150 millones, se desploma un 20%

José Elías Navarro, accionista principal de Ezentis y Audax Renovables.
José Elías Navarro, accionista principal de Ezentis y Audax Renovables.

El grupo Ezentis ha solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ayuda temporal por 70 millones de euros para garantizar su viabilidad financiera y evitar la quiebra, según informó el grupo de telecomunicaciones este jueves en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El regulador bursátil suspendió la cotización durante casi dos horas, y el valor de los títulos se desplomó a final de la sesión un 20,5% hasta los 0,115 euros por acción.

Ezentis presentó el pasado 19 de mayo a la SEPI una solicitud de apoyo público temporal con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas por el citado importe, una solicitud que se encuentra aún en proceso de análisis, según ha indicado la compañía. Este mecanismo de rescate caduca el 30 de junio, después de haber sido prorrogado en dos ocasiones. Así, el plazo para cerrar este expediente será reducido, de menos de un mes y medio, por debajo de lo que ha sido necesario para la aprobación de otras inyecciones públicas del fondo. Por tanto, exigirá una tramitación de urgencia para concluir el análisis antes de que expire el mecanismo. Desde la Administración explican que el expediente está en estudio, aunque prefieren no posicionarse sobre si dará tiempo —la experiencia previa genera poco optimismo—.

La empresa atraviesa una grave crisis y acumula una deuda financiera de 157,6 millones de euros al cierre del primer trimestre, y no ha podido hacer frente a los últimos vencimientos por valor de 6 millones. De hecho, a cierre de 2021 entró en patrimonio neto negativo, de 163 millones de euros, lo que la hubiera abocado al preconcurso de acreedores de no ser por la moratoria concursal, una medida especial en vigor desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 que expira el próximo 30 de junio.

Ezentis registró el año pasado unas pérdidas netas de 139,6 millones de euros, más que triplicando el resultado negativo de 43,1 millones de euros de 2020, debido principalmente a las provisiones realizadas por el deterioro de sus activos en países de Latinoamérica, a resultados no recurrentes y al deterioro de activos por impuestos diferidos. El grupo, especializado en el despliegue, operación y mantenimiento de infraestructuras de telecomunicaciones y energía de grandes multinacionales, tomó la decisión de cesar su actividad en Chile, Perú y México tras haberse frustrado la venta de los activos que tenía en estos países. Ahora quiere centrar su actividad comercial en Europa, donde se concentra la mitad de su cartera actual de 470 millones de euros, y participar en los despliegues de fibra en Alemania y Brasil, como primer proveedor de Telefónica.

La historia de Ezentis es la de una crisis permanente casi desde su nacimiento. Su germen está en la antigua Radiotrónica, luego reconvertida en Avanzit y finalmente renombrada como Ezentis en 2010, con cambio de sede a Sevilla. La dependencia de los pedidos de Telefónica —su principal cliente con más del 50% de su cartera actualmente— y su errática gestión con la entrada en negocios como la producción audiovisual o la construcción que nada tenían que ver con su actividad principal de tendido de redes de telecomunicaciones, han deteriorado sus finanzas, con escándalos de corrupción que han llevado a varios de sus antiguos gestores a los tribunales.

José Elías Navarro, presidente de Audax Renovables y dueño de La Sirena, tomó la mayoría del capital de la compañía a comienzos de 2021 e intentó sin éxito fusionarla con la filial de renovables Rocío Servicios Fotovoltaicos, al obligarle la CNMV a lanzar una opa por el total del capital. Ahora, prepara una demanda contra el anterior equipo gestor, al que acusa de la mala situación financiera por la que atraviesa la empresa, según publica El Confidencial.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS