Automoción

Las ayudas para impulsar el vehículo eléctrico movilizarán 12.000 millones

El presidente del Gobierno anuncia la presentación de 13 grandes agrupaciones empresariales y la construcción de dos fábricas de baterías

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el Congreso de los Diputados este miércoles.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el Congreso de los Diputados este miércoles.Eduardo Parra (Europa Press)

El paquete de ayudas para impulsar la conversión de la industria del automóvil hacia el vehículo eléctrico movilizará en torno a 12.000 millones de euros. Lo ha anunciado este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el pleno del Congreso, en el que ha subrayado que habrá una presencia mayoritaria de pymes en lo que respecta a número de empresas y que se ha asegurado la construcción de dos fábricas de baterías, una en Sagunto (Comunidad Valenciana) impulsada por Grupo Volkswagen y otra en Navalmoral de la Mata (Extremadura), liderada por la china Envision.

Las ayudas a la automoción forman parte del principal Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) planteado por el Gobierno, con unas ayudas públicas de 2.975 millones de euros, entre recursos a fondo perdido y créditos blandos. Sánchez ha destacado en su comparecencia que las inversiones son esenciales para que la automoción española ancle sus proyectos en España y sea capaz de afrontar la conversión para asumir la fabricación de la nueva generación de vehículos eléctricos.

Según los datos aportados en el Congreso, 311 compañías están implicadas en las inversiones a través de 13 grandes agrupaciones que se han comprometido a sacar adelante un total de 487 proyectos en un gran número de comunidades autónomas.

De los proyectos existentes, el de Grupo Volkswagen será el que mayor volumen de ayudas se llevará. El consorcio liderado por Herbert Diess ha logrado una alianza de 62 empresas entre las que se encuentran Iberdrola y Bosch, pero que nace de la voluntad del grupo de fabricar en las plantas de Martorell (Barcelona) y Landaben (Pamplona) un vehículo eléctrico de pequeñas dimensiones. Entre todos los implicados prevén una inversión conjunta de 10.000 millones de euros. Para ello, transformará esas dos plantas, pero además añadirá a su presencia en España unas nuevas instalaciones en Sagunto, una planta de celdas de baterías, y desarrollará junto a sus socios todo el ecosistema necesario para tener en la península ibérica componentes esenciales para el coche eléctrico.

Una inversión relevante vinculada a su macroproyecto es la llegada a España de la multinacional surcoreana Iljin, que construirá en Tarragona una planta de elecfoil, un componente básico para la fabricación de las celdas de baterías. El coste de esa inversión ascenderá a 600 millones de euros.

Stellantis, que controla las fábricas de Vigo, Zaragoza y Madrid de producción de vehículos, ha presentado otros dos proyectos, por un montante que supera los 223 millones de euros. Con uno de ellos prevé competir para la asignación de nuevos vehículos eléctricos en su planta de Figueruelas, mientras que otra de las propuestas en liza se basa en desarrollar tecnología big data y 5G en sus otros dos centros de producción. El otro fabricante con fuerte implantación en España, Renault, también ha presentado proyectos en torno a la descarbonización.

El fabricante chino Envision y el grupo Acciona son, sin embargo, el segundo grupo que ofrece más inversión apoyado en el PERTE del vehículo eléctrico. El último día para optar a los recursos públicos, ambas empresas presentaron una propuesta para crear una fábrica de baterías en Extremadura bajo la denominación de Venergy+. Tendrá una capacidad inicial de 10 gigavatios hora (GWh), aunque el objetivo final es alcanzar los 30 GWh. La inversión estimada es de 1.000 millones de euros en su primera etapa.

La intención del Ministerio de Industria, que ahora tendrá que analizar cada una de las propuestas y dar su visto bueno, es poder empezar a dotar de subvenciones a finales de este año. Es previsible que, además de los recursos públicos ofrecidos por el Gobierno a través del PERTE del vehículo eléctrico, las empresas se puedan beneficiar de otras ayudas de comunidades autónomas. Las ayudas máximas probables que pueda recibir un proyecto como el de la gigafactoría de Sagunto, con una inversión estimada de 3.000 millones de euros, serán de unos 900 millones de euros.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS