Yolanda Díaz anuncia un algoritmo que fiscalizará los 2,9 millones de horas extra que no se pagan cada semana

La vicepresidenta segunda del Gobierno aboga por reducir la jornada laboral para ganar productividad e igualdad

Yolanda Díaz, este viernes, a su llegada al centro de La Petxina de Valencia, donde se celebra el foro sobre el trabajo.
Yolanda Díaz, este viernes, a su llegada al centro de La Petxina de Valencia, donde se celebra el foro sobre el trabajo.Manuel Bruque (EFE)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado este viernes en Valencia que “en breves días” su departamento creará “un nuevo algoritmo desde Inspección de Trabajo para fiscalizar las horas extra” y, sobre todo, perseguir las que no se remuneren. Díaz ha sido especialmente crítica con el número de estas horas extraordinarias en España, que suman 27 millones al mes, o 6,6 a la semana, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). El 44% de esas horas extra no son remuneradas de ninguna manera, ha incidido la también ministra de Trabajo en un foro sobre la semana laboral de cuatro días. “Esta realidad es inaceptable”, ha afirmado Díaz, que ha dicho que se trata de la cifra “más baja desde 2011″.

Reducir ese “excesivo” número de horas extra es un paso “imprescindible”, si no el primero, para una “necesaria reordenación del tiempo de trabajo”, ha sostenido Díaz en la intervención con la que se ha clausurado la primera jornada del foro, en compañía de la vicepresidenta de la Generalitat valenciana, Mónica Oltra. En este sentido, la vicepresidenta ha hecho hincapié en poner “la inteligencia artificial” al servicio de la Inspección de Trabajo y ha lanzado un guiño a Héctor Illueca, de Podemos, que estaba entre el público y fue director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con ella hasta que fue nombrado en 2021 número tres del Gobierno de la Generalitat valenciana.

La ministra de Trabajo se ha referido también a la “brecha de género” en este asunto, porque si bien la mayor parte de las horas extra las hacen los hombres, “las mujeres registran una mayor porción de horas no remuneradas”.

Su intervención ha abordado la necesidad de reordenar el tiempo y combatir la baja productividad en España, de las más bajas de la Unión Europea. Ha abogado por no centrar el debate en la posibilidad de implantar una jornada laboral de 32 horas o cuatro días laborables a la semana, que considera una fórmula “muy rígida”, sino por promover la flexibilidad con bolsas de horas acordadas entre trabajador y empresa o excedencias formativas como en los “modelos nórdicos”. “No se trata tanto de la jornada de cuatro días”, sino de contemplar aspectos relacionados con la reducción del tiempo de trabajo, “por supuesto en cómputo semanal y sin reducción salarial”. Díaz ha querido marcar una distancia con la propuesta de cuatro días laborables que da título al foro, si bien esta fórmula “va en la dirección” de buscar soluciones para reducir el horario laboral.

Díaz ha defendido que se debe “abrir el debate” de cómo se distribuye la productividad y ha sostenido que reducir la jornada supone incrementarla mientras que hay estudios que apuntan a un descenso de la eficiencia a medida que se trabajan más horas. La responsable de Trabajo ha rechazado que “quieran hacer ver que hay que separar” el trabajo de la vida y ha destacado que “una de las leyes más importantes” que impulsa el Gobierno es la de usos del tiempo para hablar de “vida, cuidados y trabajo”, la futura ley de usos del tiempo.

Por su parte, Mónica Oltra ha definido la reducción de la jornada a cuatro días con el mismo salario como una medida “profundamente feminista” para corregir desigualdades “forjadas por la división sexual del trabajo, base de la sociedad patriarcal”. Eso sí, ha remarcado que su implantación requiere de un debate serio, “honesto” y sin apriorismos, en base a los datos y a “la empatía y los vínculos sociales” porque “no hay economía sin econovida”.

Oltra ha defendido que la jornada de 32 horas permite afrontar la situación actual del trabajo, superar desigualdades laborales “históricas” entre hombres y mujeres combatir tanto el cambio climático como la desafección política y el aislamiento social en una sociedad hiperconectada.

Postura “retrógrada” de la patronal

Por la mañana, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, habían apostado también por reducir el tiempo de trabajo y habían calificado de “retrógrada” la postura de la patronal española de considerar “electoralista” la semana de cuatro días laborales, en alusión a unas declaraciones del presidente de los empresarios, Antonio Garamendi.

En las primeras sesiones del foro, organizado por Labora, el Servicio de Empleo de la Generalitat que dirige Enric Nomdedéu, de Compromís, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, de la misma coalición, había propuesto desarrollar en la ciudad un proyecto piloto de jornada laboral de cuatro días semanales o 32 horas durante un mes, y para ello anunció que abrirá un diálogo junto con la Generalitat, sindicatos, empresas, entidades vecinales e instituciones.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, adelantó por su parte que “muy pronto” habrá “buenas noticias” sobre el proyecto piloto de reducción de la jornada laboral en España para fomentar la innovación tecnológica y los cambios en la organización de los trabajadores, y que movilizará 50 millones de euros para las empresas interesadas en participar.

En el foro, que concluye este sábado, participan también políticos de izquierdas de varios países europeos como el diputado del parlamento británico y ex portavoz de Economía del Partido Laborista, John McDonnell, o la diputada del parlamento de Irlanda Neasa Hourigan, además de diversos expertos.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS