_
_
_
_

Las mayores eléctricas de España, Francia e Italia piden limitar el precio del gas a escala europea

Iberdrola, EDF y Enel llaman a “promover las interconexiones para aportar flexibilidad y fiabilidad al sistema” en vísperas de la cumbre de la UE en la que se tratará de abaratar la factura energética

 La Torre Iberdrola, en Bilbao, en una imagen de archivo.
La Torre Iberdrola, en Bilbao, en una imagen de archivo.

Los máximos responsables de las eléctricas más importantes de España, Francia e Italia —Iberdrola, Électricité de France (EDF) y Enel (principal accionista de Endesa)— han llamado este miércoles, víspera de la fundamental cumbre de líderes europeos para tratar de rebajar el precio de la energía, a imponer un límite sobre el precio del gas natural que frene la escalada de la luz. “Creemos que necesitamos un tope en toda la Unión Europea para que los precios del gas vuelvan al menos a los niveles de precios anteriores a la crisis”, afirman Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Jean-Bernard Lévy (EDF) y Francesco Starace (Enel) en un texto conjunto publicado en la versión europea de Politico.

En el artículo, los tres ejecutivos critican que, en la actual crisis de precios, se hayan producido diversas intervenciones en los mercados eléctricos pero no en los gasistas, que son el principal motor de los precios de los primeros. Así, Sánchez Galán, Lévy y Starace consideran que los “cambios mal concebidos” en el diseño del mercado de la electricidad o la “captación de beneficios adicionales inexistentes” no serán una verdadera solución a la crisis energética. “Hay que desarrollar mercados a plazo líquidos y señales de precios a largo plazo que desempeñen un papel mayor, ayudando a cubrir riesgos y facilitando las inversiones”.

La limitación de los precios del gas es una de las alternativas que prevé la Comisión Europea en su última propuesta antes de la cumbre y es vista con buenos ojos por los Gobiernos de España, Francia e Italia. Esta posibilidad, no obstante, tendría que ir acompañada por otras medidas concretas y tendría que recabar el visto bueno del resto de Ejecutivos de la UE, en un debate que no se antoja fácil.

En todo caso, los jefes de Iberdrola, EDF y Enel avisan de que cualquier solución que se proponga se debe aplicar por igual al conjunto de los Veintisiete, ya que las intervenciones descoordinadas entre países “distorsionan y acaban destruyendo” el mercado eléctrico integrado. Un mensaje teledirigido a cualquier movimiento unilateral, que no cuente con el beneplácito de la UE.

Interconexiones

Sánchez Galán, Lévy y Starace también urgen a los jefes de Estado y de Gobierno a “promover las interconexiones y las infraestructuras eléctricas para aportar flexibilidad y fiabilidad al sistema y optimizar el uso de los recursos actuales”. Una llamada que cobra especial importancia en un momento en el que desde muchos sectores se empuja para resucitar el proyecto de interconexión del Midcat entre España y Francia, que permitiría convertir a la península Ibérica en un centro de distribución de gas hacia el resto del continente.

“Una Europa que construya rápidamente tecnologías neutras en carbono, que electrifique la calefacción de los hogares y el transporte y que diversifique los combustibles para la industria pesada es una Europa más sostenible, más ciudadana y más independiente”, zanja el texto.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_