_
_
_
_
_

Lorenzo Amor: “Los autónomos tienen más problemas de lo que parece para deducirse gastos”

El presidente de ATA rechaza el nuevo sistema de cotización por ingresos reales que propone el Gobierno porque considera que reduce la “libertad” del trabajador por cuenta propia

Lorenzo Amor, el pasado jueves en su despacho de la sede de ATA, en Madrid.
Lorenzo Amor, el pasado jueves en su despacho de la sede de ATA, en Madrid.Luis Sevillano

Lorenzo Amor (Córdoba, 57 años), presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) desde 2004 y vicepresidente de la patronal CEOE a partir de 2019, silencia el móvil 45 minutos, tras la última llamada, y cuando lo conecta suena enseguida otra. En ese espacio aprovecha para explicar por qué su organización rechaza el sistema de cotización por ingresos reales en el que trabaja el Gobierno. “Se corre el peligro de que pase como con el ingreso mínimo y no llegue a tanta gente como dicen”, asegura en su despacho en Madrid.

Pregunta. ¿Están en contra de un sistema de cotización por ingresos reales, o solo del modelo que plantea el ministerio?

Respuesta. Todo depende de lo que se entienda por ingresos reales. Si se trata de la capacidad que tiene un autónomo para deducirse gastos y que estos sean admitidos por Hacienda, estamos en contra, porque actualmente muchos no están contemplados. También nos oponemos a que sea un sistema obligatorio en el que el autónomo pierda su libertad.

P. La propuesta permite hasta seis cambios de cotización al año, dos más que actualmente.

R. Con cuatro ya es suficiente. El Gobierno tenía en su mano una medida que podría haber tomado este año: la mitad de los autónomos en España tiene más de 47 años y no puede cotizar por sus ingresos reales [la base máxima para este colectivo tiene el tope en 2.113,20 euros al mes].

P. Cotizar por los ingresos reales es una recomendación del Pacto de Toledo.

R. Así es, pero en ningún sitio pone que esa cotización tenga que ser obligatoria. Aquí lo que se está diciendo es que hay que acercar la cotización de los autónomos a los ingresos reales, pero la Agencia Tributaria desconoce cuáles son los ingresos reales de los autónomos.

Lorenzo Amor, el pasado jueves en su despacho de la sede de ATA, en Madrid.
Lorenzo Amor, el pasado jueves en su despacho de la sede de ATA, en Madrid.Luis Sevillano

P. ¿Qué se lo impide?

R. Que los autónomos son un colectivo muy heterogéneo, y no se puede meter a todos en el mismo saco. Los datos que nos han presentado por separado Seguridad Social y Hacienda nos generan desconcierto.

P. ¿El fraude es otro obstáculo para obtener esa información?

R. No, no, no. Los autónomos tienen más problemas de lo que parece para deducirse gastos que no les corresponden.

P. Según sus propios datos, el 87% de los autónomos cotiza por la base mínima y paga la cuota mensual más baja [294 euros]. De ahí que su pensión de jubilación media sea un 60% inferior a la de un asalariado ¿A qué lo achaca?

R. En primer lugar, a que una gran mayoría no puede. El autónomo no solo paga su cotización, paga la de sus trabajadores y su nómina. También tiene que pagar IRPF, gastos, facturas... Ser autónomo es una profesión de riesgo. Además, muchos no saben que pueden cotizar más.

P. Pero el sistema contributivo es relativamente simple de entender: tanto cotizas, tanto recibes.

R. En 2007 se acordó llevar a cabo distintas campañas para averiguar por qué la mayoría de los autónomos cotiza por la base mínima, cuando muchos podrían hacerlo por más. No se ha hecho nada al respecto. Es una deuda que tenemos desde entonces. Como contarles, por ejemplo, que si cotizan 50 euros más al mes recibirán 150 euros más de prestación por cese de actividad [el paro de los autónomos].

P. Denuncian también un “afán recaudatorio” detrás de este sistema de cotización.

R. Cuando te ponen encima de la mesa una tabla donde se dice que el que esté por encima del salario mínimo va a cotizar un 16% más en 2023, otro 16% más en 2024; y al que está por debajo solo se le va a bajar un 5% en 2023 y otro 5% en 2024, parece evidente qué es lo que se busca.

P. El ministerio dice que quiere “mejorar el sistema de protección de los autónomos”, y asemejarlo al de los asalariados.

R. Ese es el error de base: un autónomo y un asalariado ni son, ni pueden ser lo mismo. Un autónomo sufre morosidad, el 40% no llega al cuarto año de vida profesional y puede quedarse arruinado. Hay que ver la capacidad económica de la que dispone. A un guía turístico que facture 2.000 euros al mes, si se le pide que pague una cuota de 600 euros y no se le permite deducirse gastos no se le mejora su situación, sino todo lo contrario.

P. ¿Cuál es su propuesta?

R. Se pueden mejorar dos cosas del sistema actual, como destopar las bases máximas y permitir que los autónomos societarios puedan deducirse sus cuotas.

P. Aseguran que la subida del salario mínimo les daña.

R. En España hay 5.000 convenios colectivos y, salvo 187, todos los demás están por encima de los 14.000 euros de salario mínimo. Los que están por debajo se concentran en la contratación pública, y es ahí donde están la pequeña empresa y el autónomo.

P. La reforma laboral, sin embargo, fue muy criticada por la CEOE al principio y terminaron dándole el visto bueno.

R. Es un gran acuerdo del diálogo social, principalmente porque permite mantener la flexibilidad interna a las pequeñas empresas y los autónomos. Creemos, eso sí, que se queda coja en materia de la contratación temporal para el campo. Aun así, es un gran acuerdo que no deroga en nada la reforma laboral de 2012, porque mantiene intacto el 95% del texto. Nosotros no estamos para defender ninguna bandera política, ni para salvarle la papeleta a ningún partido.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Gorka R. Pérez
Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_