La cúpula de Glovo se asegura un bonus multimillonario con la venta a Delivery Hero

El acuerdo contempla el pago de hasta 700 millones en primas en un periodo de cuatro años

Un repartidor de Glovo, en una imagen tomada el pasado verano.
Un repartidor de Glovo, en una imagen tomada el pasado verano.EFE/Juan Carlos Hidalgo (EFE)

Oscar Pierre y Sacha Michaud, cofundadores de la plataforma de reparto a domicilio Glovo, obtendrán una enorme recompensa una vez Delivery Hero haya tomado el control de la emergente española, que se convertirá en su mayor accionista con más del 83% del capital. El grupo alemán anunció este viernes por la noche la compra de un 39,4% de capital adicional al 43,8% que ya controlaba. Y en el contrato de la operación, que valora el negocio de Glovo en 2.300 millones de euros, se incluye para “la dirección y los empleados” de la compañía un plan de retribución con acciones de hasta 7,2 millones de títulos de la compañía germana en un periodo de cuatro años. Ese reparto tendría un valor de alrededor de 705 millones de euros, asumiendo la cotización a 31 de diciembre (98 euros).

El bonus comprometido por Delivery Hero subsumiría al menos parte del programa de incentivos que Glovo tiene vigente para “consejeros, empleados y asesores”, pero ahora con cuantías muy superiores. Los planes de opciones sobre acciones (conocidas como stock options) que tiene Glovo en vigor dan derecho a la entrega de acciones o al pago de una cantidad en metálico en ciertos supuestos, entre los cuales están la venta de la compañía, su fusión o consolidación con otra empresa o la salida a Bolsa.

Como Glovo ya trabajaba con un horizonte de salida a Bolsa, había ido provisionando esos incentivos. Al cierre de 2020, según sus cuentas anuales consolidadas remitidas al Registro Mercantil, el grupo tenía provisionados o reservados 59,4 millones y se esperaba que los beneficiarios exigiesen el cobro en efectivo. Esa cifra se habrá incrementado al cierre de 2021. La empresa no clarifica cuántos beneficiarios tiene el programa de incentivos y Delivery Hero tampoco especifica bajo qué condiciones la cúpula y algunos empleados de Glovo podrán recibir esos más de 705 millones de euros en acciones.

En las cuentas del año pasado consta una plantilla de Glovoapp23, la sociedad de la que pende Glovo, de 1.221 personas y en una presentación utilizada por el nuevo propietario para anunciar la operación ese número se eleva hasta los 3.500. El incremento se explica porque en julio la compañía anunció la contratación de 2.000 de sus repartidores para adaptarse a la ley rider aprobada por el Gobierno para obligar a las plataformas tecnológicas a convertir a los responsables de los repartos en asalariados para que dejaran de operar como trabajadores autónomos, después de múltiples actas de la Inspección del Trabajo y de fallos judiciales que consideraban que operadores como la propia Glovo o Deliveroo, que ha decidido abandonar el negocio en España, cometían fraude al recurrir a la figura del falso autónomo.

Pese a esa nueva situación legal pactada por el Gobierno con patronales y sindicatos, Glovo ha orillado en parte la nueva norma y ha optado por mantener como autónomos a un 80% de sus repartidores en España. Es esa mayor parte de repartidores quienes se encargan del grueso de la actividad de la compañía, las comandas realizadas a restaurantes. La minoría contratada es la que sirve a los supermercados del grupo, que de hecho ya eran trabajadores con contrato aunque antes se canalizaban a través de empresas de trabajo temporal. Los autónomos que trabajan para la compañía lo hacen bajo un nuevo modelo con el que tratan de evitar la relación de laboralidad a través de una nueva fórmula en la que tiene más protagonismo la flexibilidad del rider.

Una ampliación de capital para pagar la operación

Delivery Hero, que cotiza en la Bolsa alemana con una capitalización superior a los 25.000 millones de euros, ejecutará la compra de Glovo a través de nuevas acciones, por lo que se verá obligada a efectuar una ampliación de capital por un importe de 7,9 millones de acciones (valoradas en unos 780 millones de euros), el equivalente al 2,8% de la valoración de la compañía alemana. Es decir, la cifra de acciones reservadas para primas e incentivos a la cúpula y empleados casi iguala al importe de la operación de compra del 39,4% del capital.

Los demás accionistas de Glovo están invitados a sumarse a la venta, lo que implicaría el pago de otros 3,8 millones de acciones o de otros 380 millones de euros por el 16,8% restante de Glovo para alcanzar el 100%.

Delivery Hero considera que la operación complementa a ambas empresas, tanto por el conocimiento del modelo de negocio como por una presencia geográfica sin solapamientos. Entre las dos compañías se reparten negocios en todos los continentes excepto Oceanía, con una población cubierta de en torno a 2.200 millones de personas. Glovo es líder en 16 de los 25 mercados en los que está presente, uno de los elementos más valorados por Niklas Östberg, consejero delegado de la empresa alemana:, en un comunicado “Lo han hecho pese a haber entrado varios años más tarde que sus competidores”.

Según los datos facilitados este sábado, Glovo cerrará el ejercicio 2021 con una facturación de 800 millones de euros y todavía no ha alcanzado el punto de equilibrio financiero. El que será su nuevo propietario cerró 2020 con unos ingresos de 2.471,9 millones de euros y perdió 1.402 millones, si bien un año antes había ganado 230 millones. La toma de control de Glovo supondrá un apoyo financiero extra para Glovo de 250 millones de euros. “Creo que nuestro potencial está desaprovechado y estoy feliz de haber encontrado un socio que coincide con nuestra ambición y cultura y que seguirá apoyando esta aventura”, valoró Oscar Pierre en un comunicado.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS