Glovo

Glovo vende a Delivery Hero sus operaciones en Latinoamérica por 230 millones

La empresa de reparto a domicilio también obtiene un préstamo de 120 millones, que destinará a fortalecer los países en Europa y a la tecnología

Trabajador de la empresa de reparto de comida Glovo
Trabajador de la empresa de reparto de comida GlovoCarlos Rosillo

La empresa de reparto a domicilio Glovo venderá a Delivery Hero sus operaciones en Latinoamérica por 230 millones de euros, 60 de los cuales son variables. Glovo, fundada en Barcelona en 2015, tiene a Delivery Hero como accionista de referencia y al principal candidato para comprar en el futuro la startup barcelonesa, pero también es su competidor en algunas regiones. Con esta operación, pretende centrarse en los países europeos, asiáticos y africanos en los que está presente. La compañía también ha anunciado este miércoles que ha obtenido un préstamo convertible de 120 millones de euros. Así, con esta entrada de dinero en caja, la empresa seguirá invirtiendo en tecnología y en expandirse por Europa, y aplaza el reto de ser una compañía rentable en 2021.

La transacción, que se cerrará en las próximas semanas, es un nuevo movimiento en la competición global por el pastel del reparto a domicilio. Glovo, una compañía con mucho peso en España y en algunos países europeos, es un activo que supera los 1.000 millones de euros en valoración, y que los grandes del sector a nivel mundial codician. El mejor situado es Delivery Hero, una multinacional alemana que ya está en el accionariado de Glovo de forma relevante, rozando el 30% según fuentes del sector, aunque la compañía barcelonesa no confirma esta cifra.

Pese a esta competición, el consejero delegado y cofundador de Glovo, Oscar Pierre, ha descartado en un encuentro virtual con periodistas que el objetivo sea vender la compañía: “Tenemos la ambición de liderar este proyecto de forma autónoma e independiente, y el camino para ello es tener un portfolio de países más acotado”. La venta de las operaciones de Latinoamérica da a Glovo, según ha afirmado Pierre, “mucha más solidez al proyecto, a la vez que quita mucho riesgo, ya que en estos países había competidores muy grandes”.

El acuerdo de venta prevé traspasar a Delivery Hero en las próximas semanas la actividad, socios y clientes de Argentina, Panamá y Republica Dominicana, países en los que el comprador ya estaba presente e integrará las operaciones de Glovo. Para los demás países en los que Glovo operaba (Perú, Ecuador, Costa Rica, Honduras y Guatemala), donde no está presente Delivery Hero, se ha diseñado un plan de transición en el que Glovo continuará operando hasta marzo de 2021, para dar tiempo a la transición. Del cumplimiento de una serie de objetivos en este periodo dependen los 60 millones del acuerdo que son variables.

En la región de Latinoamérica el equipo de Glovo está formado por 290 trabajadores, que en su mayoría serán integrados en Delivery Hero. Aproximadamente hay unos 15.000 repartidores en activo en estos países.

“Esta operación representa un muy buen retorno de la inversión que hemos ido llevando a cabo en estos territorios”, ha afirmado Pierre, que ha desvinculado los efectos de la pandemia de esta decisión de venta. “De hecho, fuimos de las empresas que mejor salimos del confinamiento”, ha expresado, en referencia al aumento de la demanda de reparto a domicilio en los últimos meses.

Contando los variables y el préstamo, la inyección de capital en la compañía barcelonesa será de 350 millones de euros. “Con esta caja, tenemos la oportunidad de invertir más, y es muy probable que se retrase nuestro objetivo de ser rentables en 2021. Pero no nos preocupa, porque los márgenes son muy sanos”, ha explicado el consejero delegado. De hecho, ninguna de las empresas de reparto a domicilio es rentable, y sobreviven a base de rondas de inversión, préstamos y un coste laboral muy bajo, ya que trabajan con repartidores autónomos. Sobre la regulación que reclaman los trabajadores de este modelo laboral, que en España la Inspección de Trabajo y varios juzgados han considerado que se trata de un modelo de “falsos autónomos”, el cofundador de Glovo, Sacha Michaud, ha explicado que la compañía está preparada para adaptarse a una regulación, y que en cualquier caso no afectará a los márgenes.

Lo más visto en...

Top 50