Las claves de los cambios en la cúpula de Inditex: ¿por qué ahora?

La compañía adelanta el relevo ante la buena situación que atraviesa una vez que parece haber dado carpetazo a la crisis del coronavirus

Marta Ortega, el 26 de noviembre en la Madrid Horse Week, en Ifema.
Marta Ortega, el 26 de noviembre en la Madrid Horse Week, en Ifema.José Oliva (Europa Press)

Inditex, la mayor empresa del Ibex con una valoración de unos 87.000 millones de euros, ha anunciado este martes cambios de calado en su cúpula. Una revolución tan importante que implica incluso la sustitución del presidente. A petición de Pablo Isla y con el visto bueno de Amancio Ortega, el madrileño dejará la presidencia a final de marzo, cuando cogerá las riendas de la empresa Marta Ortega Pérez, de 37 años, hija del fundador del grupo. Un relevo de la persona que ha dirigido la firma en la última década y que ha sido el artífice de elevar a Inditex hasta convertirla en la mayor compañía textil del mundo. Además, ha sido clave la decisión de Isla para la transformación digital de la compañía, lo que le ha permitido sortear con cierta soltura los estragos de la pandemia. Estas son las claves principales de un movimiento en el que se han centrado las miradas en todo el mundo empresarial:

Cambios principales del grupo

El gran movimiento es el nombramiento de Marta Ortega como nueva presidenta de Inditex, cargo que asumirá el 1 de abril. En su caso, será presidenta dominical (en representación de la participación accionarial), no ejecutiva. Es decir, será la máxima responsable y lo supervisará todo, pero no estará tanto en la gestión del día a día de los números de la empresa. Con esta fórmula, además, se evita que tenga una excesiva exposición pública. Por ello, emerge otra figura: Óscar García Maceiras, que ocupaba el cargo de secretario general y del consejo. Él será el nuevo consejero delegado y se convertirá en el primer ejecutivo de Inditex. De hecho, su fichaje el pasado marzo se realizó pensando en él, si encajaba bien en la compañía, como un candidato ideal para convertirse en el próximo consejero delegado a medio plazo, algo que ha ocurrido antes de lo esperado. Con este cambio en la cúpula, la firma propietaria de enseñas como Zara o Massimo Dutti volverá a tener una dupla con un reparto similar al que protagonizaron durante seis años Amancio Ortega y Pablo Isla.

Pablo Isla, presidente de Inditex. Vídeo: FOTO: INDITEX | EFE

“Estos cambios son relevantes para la empresa y muy meditados. Forman parte de un proceso dentro de la compañía. Ahora es el momento de afrontar la nueva etapa”, ha reconocido Isla en la rueda de prensa posterior al anuncio, en la que ha estado acompañado por García Maceiras. Además, sobre la nueva estructura que se creará con su salida —Marta Ortega como presidenta y García Maceiras como primer ejecutivo—, el todavía presidente de Inditex ha explicado que aunque no es una estructura de gobierno corporativo muy común en España, sí que lo es en otras grandes empresas en varios países de Europa y de fuera de la UE.

¿Por qué ahora?

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Con estos cambios, el consejo “culmina el proceso de relevo generacional iniciado en 2011 con la sustitución de Amancio Ortega en la presidencia de Inditex”. De hecho, estos movimientos eran los esperados internamente, aunque es cierto que llegan antes de lo previsto. “Llevamos tiempo preparando esta transición, de manera discreta”, ha repetido en varias ocasiones Isla a preguntas de la prensa.

Entonces, ¿por qué ahora? Entre los motivos para el adelanto hay uno principal: la buena situación que atraviesa Inditex una vez que parece haber dado carpetazo a la crisis del coronavirus. “Creemos que es un momento óptimo. La compañía tiene muchísima solidez, una estrategia bien definida y unos equipos fantásticos”, ha incidido el todavía presidente de la firma. Cerró el ejercicio 2020, el más difícil de su historia, con un beneficio de 1.106 millones de euros —un 70% menos que el año anterior—. Y en 2021 supera los niveles prepandemia en su primer semestre fiscal: entre febrero y julio obtuvo unos ingresos de 11.936 millones, muy por encima de las ventas de ese periodo de 2020, y también mejor que los guarismos de 2019, antes de la covid.

Otro factor que ha podido influir es que en este momento el relevo llega con Amancio Ortega, fundador del gigante textil, a sus 85 años, todavía algo presente en la vida de la empresa, lo que también facilita la transición. De hecho, la operación se acelera a iniciativa tanto de Pablo Isla como de Amancio Ortega, lo que muestra el carácter estratégico que tiene para Inditex.

Otros cambios anunciados

Hay otras modificaciones dentro de esta gran operación que llevaba meses fraguándose de forma discreta, como ha asegurado Isla. Destacan los siguientes: Javier Monteoliva, director jurídico y vicesecretario del consejo de administración hasta la fecha, ha sido nombrado secretario general y del consejo. José Arnau se mantiene como vicepresidente del consejo de administración. Carlos Crespo, hasta ahora consejero delegado, pasa a ser director general de operaciones, transformación sostenible y digital. Y se incorpora a Inditex un comité de dirección que estará compuesto por directivos de diferentes áreas de la compañía y del negocio.

¿Supone un giro o busca la continuidad?

Estos cambios, a pesar de la envergadura de los mismos, no suponen un giro de timón porque el barco mantiene el mismo rumbo, según ha asegurado el propio Isla: “Evidentemente, el modelo de la compañía va a seguir como hasta ahora”.

Retos de Marta Ortega

Entre los retos principales que tendrá la hija del fundador de Inditex está la consolidación de la transformación digital del grupo. Esta es una de las grandes patas sobre las que se sustenta el crecimiento de la compañía a pesar de la crisis del coronavirus. Con una inversión multimillonaria, Inditex ha creado un complejo sistema digital basado en una plataforma propia que permite, entre otras cosas, unificar los inventarios de las tiendas físicas y electrónicas, además de permitir que se preparen los pedidos online directamente desde las tiendas. Esto ha sido clave para ser capaces de aumentar las ventas a pesar de tener tiendas físicas cerradas al público o con restricciones por la pandemia.

Además, para Marta Ortega supone un gran reto personal: “Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro pero aprendiendo del pasado y al servicio de la compañía, nuestros accionistas y nuestros clientes, en el lugar donde se considere que soy más necesaria”, afirma en un comunicado enviado por la compañía este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En esta nota añade la ilusión con la que lo afronta: “Me siento profundamente honrada y comprometida por la confianza que se ha depositado en mí y enormemente ilusionada por el futuro que entre todos vamos a acometer”. La que será nueva presidenta desde abril ha desarrollado su actividad en distintas áreas del grupo en los últimos 15 años, especialmente en la dirección del reforzamiento de la imagen de marca y propuesta de moda de Zara, área que seguirá supervisando.

Otra parte importante de la estrategia que tendrá que marcar será la evolución de los establecimientos. Desde hace años, el grupo apuesta por la reducción del número de tiendas para centrarse en las más grandes, lo que les permite atender tanto a la demanda física como digital. Este proceso valora asimismo que estén en ubicaciones de mayor calidad. Una estrategia que, en principio, se mantendrá. De hecho, Óscar García Maceiras, nuevo consejero delegado, ha incidido en este punto: “El modelo de negocio es muy sólido y estable. La compañía ha demostrado que sabe adaptarse a las nuevas circunstancias y nuestra tarea es continuarlo y desarrollarlo”.

Futuro de Pablo Isla

Pablo Isla ha preferido dejar a un lado lo que le deparará su futuro laboral tras su salida de Inditex. Al ser preguntado en varias ocasiones, ha dejado claro que no era el momento de pensar en lo que ocurrirá después de abril. “En estos cuatro meses voy a estar plenamente enfocado en culminar esta transición, que es algo determinante e importantísimo para mí. Después, ya veremos qué pasa”, ha repetido durante la rueda de prensa.

Su carrera profesional comenzó como abogado del Estado, una oposición que sacó como número uno de su promoción. De ahí pasó a dirigir los servicios jurídicos del Banco Popular. Luego volvió al sector público, como director general de Patrimonio, en 1996, con solo 32 años. En 1998 regresó al Popular y en 2000 fue nombrado copresidente de Altadis, la empresa de distribución de tabaco, en sustitución de César Alierta, uno de sus mentores. Ese fue el trampolín que le permitió dar el salto a Inditex. Su bagaje es indiscutible, de ahí los reconocimientos internacionales recibidos —galardonado en dos ocasiones como el mejor directivo del mundo por la Harvard Business Review—, ya que ha convertido en estos años a la compañía gallega en líder de su sector, por delante de la sueca H&M, la japonesa Fast Retailing (Uniqlo) y la estadounidense GAP.

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS