El reparto de las inversiones: cómo PSOE y PP han usado el Presupuesto para gobernar

Madrid es la comunidad en la que más ha invertido el Estado en los últimos seis años, ya que se beneficia de que se ejecute casi el 100% de los proyectos presupuestados

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, llega al Congreso con el proyecto de Presupuestos.
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, llega al Congreso con el proyecto de Presupuestos.Eduardo Parra - Europa Press (Europa Press)

El reparto de la inversión territorial ha reabierto un debate público que tradicionalmente levanta pasiones en la España de las autonomías: quién recibe más y dónde gasta más el Estado. La discusión llega, además, cuando los Gobiernos regionales empiezan a forjar alianzas para pelear por un nuevo sistema de financiación autonómica. La subida de la inversión en Cataluña recogida en los Presupuestos del año que viene ha soliviantado a Isabel Díaz Ayuso (PP), presidenta de la Comunidad de Madrid, donde el Gobierno prevé invertir un 8% menos que en 2022. Sin embargo, los datos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) para el periodo de entre 2015 y 2020 indican que Madrid fue la región que captó más inversiones por el elevado nivel de ejecución de las partidas previstas en las cuentas públicas, en contraste con la mayoría de autonomías. Los datos también permiten ver dónde gastó más cada Gobierno: Mariano Rajoy presupuestó más dinero para Andalucía, Castilla y León, y Galicia, mientras que Sánchez prevé más para Andalucía, Cataluña y Madrid.

Las reacciones de los Ejecutivos autonómicos a los Presupuestos no se han apartado del guion esperado: satisfacción allí donde la inversión más sube y críticas en las regiones donde baja. El torpedo llegó de Madrid: “Hemos pasado del lema de los independentistas, del ‘España nos roba’, a realmente robar a Madrid”, dijo airada Díaz Ayuso en clara referencia a Cataluña, que recibirá prácticamente el doble que su región. Cataluña prevé recibir 2.231 millones de euros tras una subida del 11,5% respecto a la cuantía del año pasado, que ERC ya calificó de “inédita”. Aunque sigue el silencio en la plaza de Sant Jaume, el portavoz de la formación independentista en el Congreso, Gabriel Rufián, ha afirmado este año que entra dentro de la “normalidad” que el Gobierno invierta más en unas comunidades que en otras.

Una gran obra ejecutada en un año determinado puede disparar la inversión de una comunidad en un ejercicio o hundirla el siguiente. Además, no es lo mismo la inversión prevista que la finalmente ejecutada. Por ello, EL PAÍS ha calculado cuál ha sido el dinero contante y sonante que el Gobierno central ha desembolsado entre las comunidades en el periodo entre 2015 y 2020 a partir de los datos de los Presupuestos (que incluyen las inversiones efectuadas por la Seguridad Social) y de la IGAE.

Murcia y Madrid, donde más inversión se ejecuta

En esos años, la comunidad en la que más se ha presupuestado para inversiones es Andalucía, con 9.402 millones de euros (el 15,2% del total). Le siguen Cataluña (7.456 millones, el 12,1%), Castilla y León (7.289 millones, el 11,8%), Madrid (6.772 millones, el 11%) y Galicia (6.497, el 10,5%). Pero otra cosa es la obra que se acaba ejecutando. En general, el Gobierno suele quedarse corto y deja sin ejecutar buena parte de la inversión que ha previsto en sus cuentas anuales. En concreto, en el conjunto del Estado se llevó a cabo el 71% de lo que contenían las cuentas. Con dos excepciones, al menos en el periodo analizado: Murcia y Madrid vieron cómo se desarrollaban prácticamente todas las obras recogidas en las cuentas.

Los datos de la IGAE señalan que en el periodo entre 2015 y 2020 se ejecutó el 99,9% de la inversión prevista en Murcia y el 97% de la presupuestada para Madrid. De hecho, la comunidad presidida por Díaz Ayuso algunos años ha visto cómo la cuantía era bastante más elevada (el 111% en 2015 y el 103% en 2017). El Ministerio de Hacienda, además, defiende que Madrid acaba beneficiándose del efecto capitalidad, que acaba siendo clave para llevarse buena parte de los fondos que no pueden ser repartidos por comunidades. En inversión ejecutada, a Murcia y Madrid le siguen Aragón (81%) y Castilla-La Mancha (79%).

Las patronales catalanas han venido quejándose históricamente del bajo nivel de realización de las inversiones en su comunidad. Si la media de ejecución de los proyectos en el conjunto de España está en el 71%, en Cataluña, de media, se efectuó el 64% de las obras en ese periodo. Aun así, hay ocho comunidades en las que todavía se gastó menos de lo que se había anunciado que en Cataluña, por lo que tampoco es cierto que sea la autonomía más perjudicada porque dejen obras sin hacerse. Por detrás, están Andalucía (64%), Extremadura (62%), La Rioja (61%), Comunidad Valenciana (60%), Canarias (56%), Navarra (55%), Cantabria (48%) el País Vasco (41%).

Si se tiene en cuenta lo que el Gobierno ha acabado haciendo en ese periodo, la clasificación anterior da un vuelco: Madrid es la región en la que más se invirtió entre 2015 y 2020. En total, recibió, 6.596 millones de euros, el 10,7% del total. Le siguen Andalucía (6.013 millones, el 9,8%), Castilla y León (5.502 millones, el 8,9%), Galicia (4.885 millones, el 7,9%) y Cataluña (4.806 millones, el 7,8%).

La disposición adicional tercera del Estatut

El monto debe ponerse en relación con algún indicador. Pero ahí es donde no hay acuerdo entre comunidades: unas creen que debe primarse la población, mientras que otras añaden factores como el territorio, la dispersión o la despoblación. Especialmente polémico ha venido siendo el caso de Cataluña, en el que su Estatuto contempla que las inversiones del Estado en la región deben ser equivalentes a su peso económico en el conjunto de España. Es decir, alrededor de entre el 18,5% y el 19%. Ese precepto, que el Constitucional dejó sin validez jurídica, se cumple en los Presupuestos de este año. Aunque las cuentas indican que la inversión en Cataluña es del 17,2%, el Gobierno le añade una partida derivada de una sentencia para elevarlo al 18,6% del total.

¿Dónde invierte más cada Gobierno?

Los datos indican, de hecho, que la inversión presupuestada para Cataluña ha sido superior en el Gobierno de Pedro Sánchez que en el de Mariano Rajoy. En el periodo entre 2012 y 2018 (este último ejercicio se ha imputado a ambos porque las cuentas fueron elaboradas por el Gobierno del PP pero asumidas por los socialistas), Cataluña se llevó el 11,2% de todo el monto, por detrás de Andalucía (15,6%) o Galicia. (12,1%) En la etapa de Pedro Sánchez (2018-2022), la proporción catalana se eleva al 14,9%, aproximándose más a su peso en población (16,2%) y a lo fijado en el Estatuto. Los datos desmienten que el Gobierno de Sánchez haya castigado más a la Comunidad de Madrid: mientras que Rajoy planeó destinarle el 10% de toda la inversión, Sánchez la subió al 11%.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS