Repsol invertirá 657 millones en la ampliación de su complejo industrial en Portugal

António Costa pide una mayor integración económica entre los dos países de la península Ibérica

El primer ministro luso, António Costa durante la presentación de las dos nuevas fábricas de polímeros que construirá Repsol en el complejo industrial de Sines. EFE/ MANUEL DE ALMEIDA/LUSA
El primer ministro luso, António Costa durante la presentación de las dos nuevas fábricas de polímeros que construirá Repsol en el complejo industrial de Sines. EFE/ MANUEL DE ALMEIDA/LUSAMANUEL DE ALMEIDA (LUSA)

Repsol y el Gobierno portugués han firmado este miércoles en Sines (Portugal) el contrato para construir dos nuevas plantas para la producción de materiales reciclables destinados a las industrias farmacéutica, automotriz y alimentaria, con una inversión de 657 millones de euros. El Gobierno luso ha declarado el proyecto de “potencial interés nacional” por su contribución a la economía y ha aportado incentivos fiscales por valor de 63 millones, según ha informado la empresa energética en un comunicado.

La presencia del primer ministro de Portugal, António Costa, en la firma del contrato muestra el valor estratégico que le concede el Ejecutivo portugués a esta inversión, la más elevada de la última década en el país, según la empresa. “La buena respuesta es invertir en aquello que permite descarbonizar y continuar sirviendo a la comunidad con productos de más valor añadido y reciclables. Repsol no se coloca en el lado equivocado de la historia, es un excelente ejemplo para todas las empresas que como ella tienen su raíz en el sector petroquímico y tienen que saber reinventarse para el futuro”, ha elogiado Costa.

El primer ministro portugués ha aprovechado el acto para animar a España a realizar un esfuerzo para la integración de las economías de los dos países ibéricos. “Tenemos que mirar cada vez más a la Península como un conjunto. Podemos decir que no tenemos miedo para unirnos en ese esfuerzo común para integrar más nuestras economías”, ha agregado. Esta integración ayudará, en opinión del primer ministro luso, a fortalecer la posición de ambos países en Europa y el resto del mundo.

El complejo industrial de Sines, ubicado unos 150 kilómetros al sur de Lisboa, fue adquirido en 2004 por la petrolera española, que ese año hizo un fuerte desembarco en Portugal al hacerse también con una extensa red de estaciones de servicio. Las plantas que ahora se construirán tienen una capacidad de producción anual conjunta de 600.000 toneladas de materiales poliméricos (polietileno lineal y polipropileno) 100% reciclables y que se adaptan a las exigencias de transición energética de las industrias a las que van destinadas. “La iniciativa privada y las políticas públicas deben combinarse de la mejor forma posible para afrontar una transición energética exitosa, que permita generar actividad económica y, al mismo tiempo, reducir las emisiones”, ha señalado en el acto el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Las plantas serán las primeras de este tipo que operarán en la península Ibérica a partir de 2025. “Se van a convertir en un referente europeo, y los materiales avanzados que producirá tendrán un papel importante en la descarbonización de la sociedad”, indicó Josu Jon Imaz, consejero delegado de la firma energética. Está previsto que la construcción de ambas instalaciones industriales genere unos 550 empleos. La inversión se enmarca dentro de los objetivos de la empresa de tener cero emisiones netas en 2050. Una de sus apuestas para ello es la producción de productos petroquímicos como las poliolefinas reciclables que se generarán en Sines.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción