Repsol y CaixaBank niegan irregularidades en las contrataciones del ‘caso Villarejo’

El juez y la Fiscalía interrogan a los representantes de ambas empresas, imputadas como personas jurídicas por hacerse con los servicios del grupo encabezado por el comisario

Imagen de la sede de Repsol, en Madrid.
Imagen de la sede de Repsol, en Madrid.EL PAÍS

Los representantes legales designados por Repsol y CaixaBank, imputadas ambas compañías como personas jurídicas en el caso Villarejo, han declarado este lunes ante el magistrado Manuel García-Castellón, instructor de la Audiencia Nacional. Según fuentes jurídicas presentes en los interrogatorios, las dos empresas han negado cualquier irregularidad por su parte en la contratación de Cenyt, el grupo empresarial encabezado por el comisario jubilado José Manuel Villarejo, pese a las sospechas de los investigadores de que las dos sociedades se hicieron con los servicios del policía para urdir una operación de espionaje en 2011 contra Luis del Rivero, entonces presidente de Sacyr y que pretendía hacerse con el control de la petrolera tras un pacto con la mexicana Pemex.

Más información
El juez imputa a una filial de Iberdrola por los encargos al comisario Villarejo
El juez del ‘caso Villarejo’ amplía la investigación contra el expresidente del BBVA

La cita ha comenzado pasadas las 10.00 con las preguntas a la representante de Repsol, que ha respondido al juez, Fiscalía y su defensa, pero no al resto de partes. Según las mismas fuentes, esta ha insistido en que la compañía solo contactó con Cenyt para obtener de forma legal cualquier información sobre el acuerdo entre Pemex y Sacyr, pero nunca datos personales que pudieran suponer una vulneración de derechos —en los registros a Villarejo se encontró un registro de llamadas telefónicas de las presuntas víctimas—. Además, ha remachado que la contratación fue transparente y rigurosa, y se cumplió siempre con los estándares internos y de control de la compañía.

En esa línea, Repsol ha hecho especial hincapié en que no se hicieron con los servicios de Villarejo, sino con los de Cenyt. Y que este grupo empresarial tenía una buena reputación: no solo trabajaba para la Administración, sino también para varias compañías del Ibex. Según fuentes jurídicas, la representante de la petrolera también ha asegurado que uno de los motivos para contratarlos era evitar que trabajara para la parte contraria.

Por su parte, el interrogatorio del representante de Caixabank ha comenzado a poco de las 13.00, pero se ha suspendido tras una hora y continuará este martes a partir de las 16.00. El banco ha mantenido una línea similar a Repsol, defendiendo la regularidad de la contratación y los sistemas de control. Aunque, eso sí, ha especificado que la iniciativa de hacerse con los servicios de Cenyt fue de la petrolera y que ellos, simplemente, se sumaron.

El magistrado García-Castellón también mantiene imputados por estos hechos a varios directivos de ambas compañías. Entre ellos, a Antonio Brufau, actual presidente de Repsol; y a Isidro Fainé, expresidente de CaixaBank y exvicepresidente de la petrolera española. Ambos ya negaron también al juez cualquier ilegalidad e insistieron en que desconocían quién era Villarejo. El comisario jubilado bautizó esta supuesta operación de espionaje contra Del Rivero como Proyecto Wine y, según el sumario, cobró al menos 400.000 euros de ambas compañías.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS