Los fabricantes esperan vender 925.000 coches este año, un 26% menos que antes de la pandemia

La patronal Anfac pide más incentivos a la compra de vehículos electrificados, que este año supondrán el 8,1% de las ventas

Punto de carga de coches eléctricos, en una foto de archivo.
Punto de carga de coches eléctricos, en una foto de archivo.IDONEO Y WENEA (Europa Press)

La recuperación de las ventas de coches nuevos no llegará este año. La asociación española de fabricantes de automóviles y camiones (Anfac) calcula que en 2021 se venderán alrededor de 925.000 vehículos, un dato positivo frente al año pasado, dominado por la pandemia, pero un 26% inferior a 2019. “Estamos lejos del umbral mínimo del mercado de 1,2 millones en ventas”, ha señalado este miércoles José Vicente de los Mozos, presidente de la patronal, que no pone fecha a la reavivación de las ventas: “Nuestra visión es que 2022 será algo mejor, pero no tendremos la recuperación total por la escasez de microchips y la huella que deje la crisis”.

Más información

Lo que sí mejorará en 2021 es la venta de coches electrificados, que casi duplicarán su cuota de mercado, según las estimaciones de Anfac. Si en 2020 se vendieron 30.000 entre 100% eléctricos e híbridos enchufables ―el 4,8% del total de vehículos―, este año serán unos 75.000 ―el 8,1% sobre el total―. A largo plazo, y para cumplir con los objetivos climáticos, España deberá haber vendido 3,1 millones de vehículos completamente eléctricos en 2030, el 20% del total de coches que se comercializarán en la próxima década.

Pese a la aceleración de las ventas de los vehículos con pila eléctrica en los últimos dos años, España se sitúa muy por debajo de la media de la Unión Europea y de las potencias del entorno: la cuota de mercado de los coches electrificados alcanzó el 11,3% en Francia en 2020 y del 13,5% en Alemania. “La brecha con los países que van más rápido se intensifica año a año. Si no aceleramos el ritmo con medidas, no recuperaremos terreno”, ha dicho José López-Tafall, director general de Anfac.

La razón principal de esa brecha, según los representantes de Anfac, es la falta de incentivos para los consumidores españoles. Si bien el plan Moves III ―que ayudará con hasta 7.000 euros la compra de un eléctrico― cuenta con el visto bueno de la patronal, esta pide al Gobierno ayudas fiscales adicionales (bonificar el 100% del impuesto de matriculación para coches eléctricos y un IVA al 0% o reducido para estos vehículos, entre otras propuestas).

Por encima de estas ideas proponen un acuerdo público-privado para aumentar los puntos de recarga de vehículos eléctricos: “Si no aceleramos las infraestructuras, el mercado no se acelerará. Tenemos que evitar que el comprador se pregunte dónde cargar el coche”, ha explicado De los Mozos. En este sentido, el Ejecutivo prepara un plan para aumentar el número de puntos de recarga que estará incluido en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) destinado al vehículo eléctrico, aunque los detalles de la inversión aún no se conocen.

La patronal insiste en que para alcanzar los objetivos climáticos hay que abordar también el vehículo de combustión, que representará este año a la gran mayoría de las ventas. “En vez de debatir sobre el coche híbrido o no híbrido, ataquemos ese 92% del mercado”, ha propuesto De los Mozos, quien ha recordado que la crisis económica derivada de la pandemia ha aumentado la venta de coches usados: “La perdida de poder adquisitivo hace que el mercado de ocasión suba de manera importante”.

En este sentido, el presidente de la patronal ha pedido un plan para incentivar el achatarramiento de coches, ya que de aquí a 2030 deberán salir de la carretera 19 millones de vehículos de gasoil y gasolina para cumplir con lo acordado en el Plan de Energía y Clima del Ejecutivo. Igualmente, ha señalado la necesidad de rebajar la vida útil de los vehículos para que los más contaminantes dejen de circular.

“Rectificar es de sabios”

“La rectificación en el impuesto de matriculaciones es una buena noticia”, ha reconocido De los Mozos. La patronal ha dado así el visto bueno al acuerdo alcanzado en el Congreso para posponer a enero de 2022 la subida del impuesto de matriculación, que actualizaba esta tasa a la nueva normativa de emisiones WLTP que entró en vigor en enero, lo que suponía un encarecimiento de la adquisición de vehículos nuevos.

Esta medida, clave para el Gobierno y que empezó a aplicarse el pasado 1 de enero, había sido tumbada a finales de mayo por el Congreso gracias a una enmienda presentada por el PDeCAT al proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal con el respaldo de PP, ERC, Ciudadanos, Vox y Grupo Mixto, que pretendían poner fin a la subida impositiva. En junio, el PSOE paralizó la enmienda en el Senado, pero finalmente y tras negociar con el PDeCAT accedieron a posponer su entrada en vigor hasta 2022. “Rectificar es de sabios”, ha comentado el presidente de Anfac.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción