Se busca millonario para alquilar piso por 180.000 euros al mes

Mónaco y Londres son las ciudades más caras para arrendar casas de lujo. El mercado español está controlado por particulares y los precios son más bajos

Interior de uno de los apartamentos que se alquilan en el residencial One Monte-Carlo.
Interior de uno de los apartamentos que se alquilan en el residencial One Monte-Carlo.Jacques Pepion (Société Des Bains de Mer)

El alquiler de un piso en la promoción residencial One Monte-Carlo, en el corazón de la ciudad monegasca, cuesta la escandalosa cifra de 120.000 euros cada mes. Los hay por 180.000, esto es, el inquilino ha de desembolsar 45.000 euros a la semana. Más de 2,1 millones de euros al año. Los pisos son dúplex, de unos 600 metros cuadrados, cuatro dormitorios, terraza de 117 metros y sus inquilinos pueden disfrutar de los servicios exclusivos del Hotel de Paris Monte-Carlo, de cinco estrellas, que está conectado a la promoción por un túnel.

El residencial One Monte-Carlo, proyectado por el arquitecto británico Richard Rogers, premio Pritzker, incluye viviendas que están disponibles exclusivamente para el alquiler a largo plazo. Es uno de los escasísimos ejemplos que existen en el continente europeo de promociones completas de alquiler de superlujo, un mercado muy pequeño en el que hay más demanda que oferta y donde el límite de precios no existe. Quizá sea porque el número de millonarios está en aumento: en 2020, en plena pandemia, creció en 5,2 millones de personas, elevando el total mundial a más de 56,1 millones, según un informe de Credit Suisse.

Más información
Los ricos latinoamericanos se pelean por los pisos más exclusivos de la Milla de Oro de Madrid

Londres es una de esas ciudades donde hay más demanda que oferta, sobre todo la de expatriados que buscan un piso exclusivo en el centro de la ciudad. “Se calcula que en la ciudad hay 83.000 propiedades en régimen de alquiler y solo el 1% está dedicado al súper prime”, señala John Nery, director ejecutivo y jefe de inversiones de Squircle Capital, firma europea de private equity y gestión de inversiones inmobiliarias. El precio oscila entre 5.000 y 40.000 libras semanales por propiedades de gran lujo (de 20.000 a 160.000 libras mensuales).

En España el mercado es aún más reducido y está muy lejos de las rentas que se manejan en Mónaco o en Londres. Una promoción en la calle de Serrano, 53, en Madrid, es uno de los pocos proyectos destinados al alquiler de lujo. Este edificio, propiedad de Twin Peaks Capital, está totalmente alquilado en este momento y la renta media es de 7.200 euros al mes. La firma cuenta con otro proyecto en San Marcos, 21, situado en Chueca (Madrid), pero por un precio muy inferior.

La oferta se ensancha —no demasiado— cuando se trata de viviendas sueltas. Son pisos que han adquirido particulares adinerados como inversión, es decir, para su puesta en alquiler. “Más que buscar la máxima rentabilidad, compran con una visión patrimonialista”, explica Belén Egusquiza, directora de Alquileres de Engel & Völkers Madrid. La rentabilidad está entre el 3% y el 4% neto anual.

Más información
Los pisos más caros, refugio para los más ricos

Quienes compran estos pisos buscan lo que en el argot inmobiliario se llama activos trofeo, únicos, que siempre se revalorizan. Quienes los alquilan son empresarios, grandes ejecutivos y deportistas de élite. En Barcelona, por ejemplo, “el 80% suelen ser clientes internacionales que quieren propiedades muy exclusivas para ubicar a sus familias mientras siguen trabajando desde sus países de origen”, explica Albert González, director de alquileres de Engel & Völkers Barcelona.

Estos son algunos de los pisazos que cuelgan el cartel de “se alquila”.

En el complejo Canalejas de Madrid, junto a la Puerta del Sol, se arrienda en este momento, al menos, uno de los 22 pisos que fueron vendidos a un precio medio de 14.500 euros por metro cuadrado. El inquilino contará con los servicios del hotel de cinco estrellas Four Seasons: gimnasio-spa, restauración con chefs de reputado prestigio, tiendas con las firmas más exclusivas… El apartamento tiene 228 metros cuadrados, dos dormitorios, dos plazas de garaje y está en la quinta planta. El dueño pide 10.900 euros al mes y amueblará la vivienda a gusto del futuro inquilino. Es lo que reza el anuncio de la agencia de lujo Barnes, que gestiona el arrendamiento. Esta misma agencia confirma que acaba de alquilar, la semana pasada, otro piso en el edificio Canalejas por 10.500 euros al mes. Cuenta con 148 metros, dos habitaciones y está en la planta sexta.

Piso de lujo en Centro Canalejas (Madrid), que alquila la agencia Barnes por 10.900 euros al mes.
Piso de lujo en Centro Canalejas (Madrid), que alquila la agencia Barnes por 10.900 euros al mes.

La promoción de Lagasca, 99, es otra de las más exclusivas de Madrid, por precio y características. El complejo desarrollado por la socimi Lar y Pimco, en el distrito de Salamanca y firmado por el arquitecto Rafael de la Hoz, ha vendido las viviendas a un precio medio de 11.300 euros por metro cuadrado. Una de ellas ha sido comprada por un inversor particular que la ha puesto en alquiler a 16.000 euros al mes. Tiene 344 metros construidos, cinco dormitorios, seis baños y está en la quinta planta. El inquilino tendrá derecho a multitud de servicios, como terraza ajardinada con piscina exterior, gimnasio, wellness center, piscina cubierta con sauna, baño turco y spa, british club

Piscina exterior de Lagasca, 99, en Madrid.
Piscina exterior de Lagasca, 99, en Madrid.

En Barcelona, la promoción Francesc Macià, 10, desarrollada por Squircle Capital, alberga siete pisos de 600 metros cuadrados y un ático que no ha salido a la venta. Es una de las promociones más caras de España: el precio medio es de 16.500 euros por metro (10 millones de euros), habiéndose alcanzado los 20.000 por un apartamento decorado. Uno de esos pisos fue comprado el pasado año por un inversor. Bastaron unas pocas semanas para que encontrara un inquilino, de origen europeo, que actualmente sigue pagando 29.000 euros al mes. Como manda el gran lujo, el arrendatario se beneficia de servicios propios de un hotel de cinco estrellas las 24 horas, además de piscina, sauna, gimnasio, cava privada y seis plazas de garaje. Recientemente un inversor suizo se ha mostrado interesado en dos apartamentos de esta promoción con fines de inversión.

En la promoción Francesc Macià, 10, en Barcelona, hay arrendado un piso por 29.000 euros al mes.
En la promoción Francesc Macià, 10, en Barcelona, hay arrendado un piso por 29.000 euros al mes.

Valor refugio

La compra de pisos de lujo como valor refugio tiene un futuro prometedor. “El sector inmobiliario será un destino clave para la inversión de las personas con una riqueza en activos netos equivalente o superior a los 50 millones de dólares durante los próximos meses”, según el informe The Wealth Report, de Knight Frank. Un 26% planea comprar una nueva vivienda este año.

Esta consultora y Colliers acaban de sacar a la venta una nueva promoción de lujo en Madrid, Teatro Gran Vía 30, propiedad de Thor Equities, en la que han notado “mucho interés en comprar para alquilar”, constata Carlos Zamora, director de residencial de Knight Frank. La rentabilidad rondará el 3,5% neto anual. El edificio, que fue el teatro Fontalba, albergará 28 viviendas de dos y tres dormitorios desde 780.000 euros y hasta casi dos millones de euros. El grueso de las reservas procede de compradores nacionales y europeos, según las consultoras.

Recreación de la promoción Teatro Gran Vía, 30, en Madrid.
Recreación de la promoción Teatro Gran Vía, 30, en Madrid.

¿Qué se esconde tras el escaso interés de promotores y fondos en construir pisos de gran lujo en alquiler? “Los números no salen porque las rentabilidades son muy bajas y por debajo del 3% ningún inversor institucional se va a meter; tienen otras alternativas de inversión”, apunta Zamora. John Nery, de Squircle Capital, coincide en que “en el mercado prime es muy difícil encontrar buenos proyectos y buenas oportunidades de inversión”. Aun así, la firma no descarta adentrarse en este mercado. “Tenemos la ventaja de ser un fondo con un foco muy generalista, pero tenemos que hallar la oportunidad: una buena localización a un buen precio”, dice Nery.

Albert González, de Engel & Völkers Barcelona, confía en el desarrollo del mercado. Hasta ahora, el construir para alquilar “se está enfocando más en activos no prime, pero es de esperar que el lujo vaya entrando en esta modalidad que busca no solo una buena ubicación, sino sobre todo una combinación de servicios de alto standing”.

Sobre la firma

Sandra López Letón

Redactora especializada en el sector inmobiliario, del que informa desde hace más de dos décadas. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en EL PAÍS. Actualmente, escribe en el suplemento de información económica 'Negocios'. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS