El PSOE vetará la rebaja del IVA a las peluquerías del 21% al 10% aprobada por el Senado

El Gobierno bloqueará en el Congreso la enmienda aprobada el miércoles por la Cámara alta al proyecto de ley antifraude, pero se mantendrá congelada la subida del impuesto de matriculación

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, este jueves.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, este jueves.EUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL (Europa Press)

El Senado dio el miércoles luz verde a una rebaja del IVA para los servicios de peluquería, barbería y estética del tipo general del 21% al reducido del 10% a partir del 1 de enero de 2022. Esta modificación ha sido aprobada por la Cámara alta gracias a una enmienda impulsada por el PP a la ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, pero el PSOE ya ha asegurado que la vetará en cuanto el texto vuelva al Congreso para ser ratificado. “El Gobierno ejercerá su derecho a veto”, ha asegurado este jueves la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero. El Senado también ha congelado hasta finales de año la subida del impuesto de matriculación.

Más información
El PSOE registra una enmienda en el Senado para recuperar el alza en el impuesto de matriculación
El Congreso congela la subida del impuesto de matriculación

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este jueves, Montero ha sido tajante: “Cuando vaya al Congreso de los Diputados, el Gobierno ejercerá su derecho a veto”. La ministra ha justificado esta decisión alegando “que es imposible y produce un desgobierno absoluto” que “vía leyes que nada tienen que ver con las enmiendas que se incorporan” se modifiquen materias “que afectan a la política de ingresos, y por tanto que van a la raíz de lo que es competencia exclusiva del Gobierno” sin ni siquiera “analizar qué impacto tienen en las arcas públicas”.

La enmienda transaccional que reduce el IVA a las peluquerías, al presentarse en el último momento y sobre la base de otra con la que no guardaba la “obligada congruencia”, fue inicialmente inadmitida por los servicios jurídicos de la Cámara alta. Finalmente, a instancias del PP, que pidió reconsiderar la decisión, la mesa del Senado aceptó su votación por el pleno.

La justificación de la enmienda señala que, “en el marco de una reforma fiscal justa y progresiva, es prudente que uno de los sectores más castigados por la pandemia como ha sido el colectivo de profesionales que prestan servicios de peluquería, barbería y estética, constituido fundamentalmente por empleo femenino, y cuyos servicios han sido ampliamente demandados por la ciudadanía hasta el punto de ser declarados esenciales durante el confinamiento, cuenten con una fiscalidad que contribuya a dos objetivos. Por un lado, a hacer económicamente viable su negocio, y por otro, a que sirva para eliminar bolsas de fraude”. Añade que la crisis provocada por la pandemia ha causado el cierre de 10.464 salones de peluquería y estética, dejando a más de 52.000 personas sin trabajo: “Se trata de la desaparición del 21,8% del sector de la imagen personal y del 48,1% de los empleados”.

Montero ha añadido este jueves que lo ocurrido “abre un precedente” que se quiere evitar. “Insisto: el Gobierno tiene que garantizar que puede ejercer sus competencias y el ministerio de Hacienda tiene que garantizar que puede ejercerlas teniendo en cuenta que las previsiones que maneja son ciertas. No se pueden cambiar de hoy para mañana en un momento en el que, evidentemente, se pone en cuestión toda la política de gasto y toda la política de ingresos. De ahí que tengamos capacidad de veto sobre esas iniciativas que pueden afectar esas políticas y sin duda así lo ejerceremos”.

Congelación del impuesto de matriculación

El Senado también ha congelado la subida del impuesto de matriculación hasta el 31 de diciembre después de que el pleno incorporara una enmienda transaccional impulsada por el PSOE. El incremento de este tributo ya había sido tumbado por el Congreso a través de una enmienda del PDeCAT a la ley antifraude. Pero el PSOE había registrado una nueva enmienda en la Cámara alta para que se mantuviera la subida fiscal, que ahora ha vuelto a ser anulada.

El alza del impuesto de matriculación empezó a aplicarse el pasado 1 de enero como efecto de la puesta en marcha de la nueva normativa europea WLTP para medir las emisiones de los vehículos. Este protocolo es más estricto, ya que se basa en las condiciones de conducción real y no en pruebas de laboratorio, y su aplicación implica de facto un aumento del valor de emisiones oficiales. Al calcularse el impuesto según baremos en función de las emisiones del coche, este sistema europeo supone un incremento de la carga fiscal para los vehículos que ahora están exentos o se encuentran en las franjas más bajas.

La enmienda del PDeCAT proponía modificar los tramos de aplicación del tributo y anular el impacto fiscal causado por la puesta en marcha del sistema WLTP. Finalmente, el PSOE ha renunciado a la subida: hasta el 31 de diciembre los tipos correspondientes a cada volumen de emisiones serán los vigentes hasta 2020; a partir de 2022 se reinstaurarán los nuevos tramos para cumplir con la normativa de la UE.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS