_
_
_
_
_

La justicia europea falla contra Ryanair y avala el fondo español para ayudar a empresas en crisis

El Tribunal General de la UE otorga una victoria mínima a la aerolínea frente a los Países Bajos y Portugal

Lluís Pellicer
Un avión de Ryanair, despegando de Palma de Mallorca.
Un avión de Ryanair, despegando de Palma de Mallorca.Paul Hanna (Reuters)

El Tribunal General de la Unión Europea (TJUE) ha avalado el fondo creado por el Gobierno español para apoyar a empresas estratégicas frente a la emergencia de la covid-19, que había sido recurrido por la aerolínea Ryanair. La justicia europea considera que el diseño de ese instrumento, gestionado por la SEPI y dotado con 10.000 millones de euros, es “adecuado” y “necesario” para “alcanzar el objetivo de poner remedio a la grave perturbación económica causada a la economía española”. La compañía irlandesa, que emprendió una cruzada contra las ayudas concedidas a las grandes aerolíneas europeas por parte de los gobiernos, se ha llevado dos victorias de Luxemburgo, aunque mínimas. Los jueces han anulado las decisiones de la Comisión Europea que respaldaron las ayudas a la holandesa KLM y la portuguesa TAP por “insuficiencia de motivación”, para acto seguido dejar sin efecto esa medida y esperar a que Bruselas adopte un nuevo dictamen.

Más información
Nuevo revés de la Justicia europea a la batalla de Ryanair contra las ayudas a las aerolíneas
Las aerolíneas vuelven a ser nacionales con el dinero del contribuyente

España ha salvado su fondo de ayuda a empresas estratégicas, que Ryanair había denunciado ante la justicia europea al considerar que vulneraba el derecho de la UE. La empresa con sede en Irlanda argumentó que el fondo creado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez era discriminatorio porque solo podían acudir a él firmas con domicilio social en España. Los jueces lo rechazan. El tribunal razona que el fondo está orientado a paliar los efectos de la recesión provocada por la pandemia, y que prueba de ello es el “criterio de la importancia estratégica y sistémica de los beneficiarios de la ayuda”.

El Tribunal señala que los “criterios de elegibilidad de los beneficiarios” de ese régimen de ayudas, sus “modalidades de concesión” –consistentes en la entrada temporal del Estado en el capital de las empresas— y las restricciones posteriores reflejan “la voluntad de España de apoyar a las empresas que estén verdadera y permanentemente implementadas en la economía española”. “Esta solución es coherente con el objetivo del régimen, dirigido a poner remedio a la grave perturbación de la economía española desde una perspectiva de desarrollo económico a medio y largo plazo”, añade la sentencia.

La justicia europea también rechaza el resto de los argumentos esgrimidos por la aerolínea. La sentencia señala que el fondo español no viola el derecho de no discriminación y que, en cualquier caso, Ryanair no ha demostrado de qué modo la exclusión a esas ayudas puede disuadirla de operar en España. Los jueces también desestiman “por infundada” la acusación de que la decisión de la Comisión Europea de respaldar ese paquete de ayudas no estuviera motivada.

Ayudas de KLM y TAP

La aerolínea irlandesa ha batallado para frenar todas las ayudas estatales que se han concedido a las aerolíneas nacionales para paliar los efectos de la pandemia. Hasta ahora, Ryanair había perdido todos los casos. La justicia europea había respaldado las ayudas concedidas por Suecia y Dinamarca a SAS, por Finlandia a Finnair, así como una moratoria de impuestos aprobada por Francia a empresas del sector.

Ryanair ha conseguido este miércoles sus primeras victorias. El tribunal ha suspendido la decisión de la Comisión que avalaba las ayudas de 1.200 millones de euros de Portugal a TAP y de 3.400 millones por parte de los Países Bajos a KLM. En ambos casos, la justicia europea cree que el aval de Bruselas no estaba suficientemente motivado. Ese triunfo, sin embargo, ha sido en balde, puesto que los jueces han decidido dejar en suspenso la anulación hasta que haya una nueva decisión de la Comisión dado el delicado contexto en el que se halla la economía y la posibilidad de que los dos países pudieran ver afectadas sus comunicaciones aéreas en el contexto actual de pandemia.

Un portavoz de la Comisión Europea ha afirmado que el Ejecutivo comunitario toma nota de la sentencia, que será estudiada para decidir los próximos pasos que deben darse. El Gobierno holandés también afirmó que estudiará el texto legal, si bien recordó que la anulación no tendrá consecuencias prácticas.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lluís Pellicer
Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_